FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

04/01/2013

Sorpresivos aumentos en las patentes de los autos usados

Los porteños recibieron incrementos inesperados en autos que superan la cantidad de años de antigüedad. Inflación, subte y cambios legislativos, entre las explicaciones.
Porqué y cómo se producen los aumentos en las patentes

Porqué y cómo se producen los aumentos en las patentes

Por Emiliano G. Arnáez (*)

Los propietarios de vehículos registrados en la Ciudad de Buenos Aires recibieron una inesperada sorpresa este fin de año respecto del pago de la patente. Hubo quienes recibieron una nueva facturación a pesar de poseer un auto cuyo valor no supera el límite de exención, y hubo otros que  fueron notificados de un nuevo pago a pesar de la antigüedad del vehículo.

Para entender cómo funciona la valuación de un automóvil, cómo se calcula la alícuota de la patente a pagar, y porqué se produjeron estas situaciones, hay que atravesar una compleja maraña de leyes y códigos tributarios, actualizados en diciembre.

En principio, una de las tantas novedades que surgieron fue el aumento del límite de años en la exención para pagar patentes, establecido en el Código Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires. Para muchos sigue siendo de 10 años. Sin embargo, el 27 de diciembre pasado se publicó en el Boletín Oficial porteño la ley 4469, según la cual aumenta la cantidad a 13: “Quedan exentos del pago de patentes los vehículos cuyos modelos superen los trece años de antigüedad al 31 de diciembre del año inmediato anterior (…)”, señala la norma.

Además, la exención se basa en que la valuación del modelo no supere el monto que fije la Ley Tarifaria. Este límite es en la actualidad de 25.000 pesos. El problema reside en que para librarse de pagar la patente se debe coincidir en ambas variables: años de antigüedad y valor. Pero esta exención se calcula por sobre el valor actual del automóvil, el cual se ve modificado por la inflación.

Es decir, si un vecino es el feliz dueño de un automóvil modelo 99 o anterior, y cree que quedó exento por la antigüedad de su vehículo, es muy probable que tenga que pagar patente porque el cálculo inflacionario que se hace de la valuación fiscal original.

Incremento en las patentes. Respecto de los aumentos, en la Ley Tarifaria 2013 Nº 4470 recientemente aprobada en la Legislatura porteña, se designa en el apartado “contribución de patentes sobre vehículos en general” el valor de la alícuota sobre la cual se calcula el monto a pagar. Para el presente año, la alícuota “es el 3,2 por ciento respecto del valor imponible del automotor”. Esto quiere decir que por cada 10.000 pesos, se deben abonar 320 pesos anuales. En esta línea, si un coche se valúa en 30.000 pesos, se deberá abonar 960 pesos en concepto de patentes.

Sin embargo, un día después de la publicación de la nueva Ley Tarifaria, la norma ya sufrió una modificación: se publicó la ley 4472 que rectificó la anterior. En ésta se incrementan los valores de patentes para automotores superiores a 150.000 pesos, parte de lo cual es destinado al denominado “Fondo Subte“.

Cómo se calcula el valor actual de un auto usado. Otra de las preguntas de los usuarios de automóviles en la Ciudad de Buenos Aires es cómo hace el Fisco para calcular el valor actual de un vehículo. La duda surge porque la propia valuación anual de bienes personales del Estado no registra cifras en los últimos años.

La AFIP fija anualmente los valores, basado en compañías aseguradoras, concesionarias y hasta en “publicaciones especializadas” y en un cálculo basado en los valores de otras marcas. Los especialistas explican que si la mayoría de las marcas que tienen valores actuales aumentaron un 25%, ése será el valor promedio a aplicar a la patente del auto usado sin valuación oficial.

(*) de la redacción de Perfil.com.

Archivado en: , , , , ,

 

 

Expertos