FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/02/2013

Cristina envía a Boudou a la audiencia por la deuda

El vicepresidente Amado Boudou viajó a Nueva York junto a otros funcionarios. El plan de los abogados argentinos. Lo que está en juego.
THOMAS GRIESA. Juez estadounidense.
THOMAS GRIESA. Juez estadounidense.
Esta tarde, el gobierno nacional y los fondos buitre se cruzarán en la tan esperada audiencia en la Cámara de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York.  A las 14.00 horas tres jueces decidirán cómo y cuándo Argentina debe pagar a los fondos buitres.Los tres jueces que presidirán la audiencia -los republicanos Daniels Barrington Parker, Reena Raggi y la demócrata Rosemary Pooler- ratificaron el fallo del juez Thomas Griesa el 26 de octubre pasado pero pidieron aclaraciones sobre cómo se abonará y cuál será el efecto sobre los agentes de pago, como el Banco de Nueva York (BoNY), si la Argentina se niega a pagar.El vicepresidente Amado Boudou y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, viajaron para seguir de cerca la audiencia por expresa orden de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.Lo que está en juego son dos puntos concretos del fallo en que el juez Griesa ordenó a la Argentina pagar a los fondos buitre U$S 1.330 millones al mismo tiempo que paga a los tenedores de bonos reestructurados. Analistas en Wall Street creen que durante la audiencia los jueces harán más preguntas sobre el segundo punto. Sin embargo, el abogado defensor de Argentina intentará que sea al revés. El fallo de Griesa dice que si Argentina no paga a los fondos buitre, los agentes de pago, como el BoNY, no pueden pagar a los tenedores de bonos reestructurados y si lo hacen serán sancionados por desacato.

Los abogados del país, en tanto, pondrán el acento en revertir el fallo de Griesa porque atenta contra el tratamiento igualitario entre acreedores ya que exige un pago del 100% a los holdouts mientras que los bonistas cobraron menos del 30%. Argumentarán que la Argentina está dispuesta a levantar la ley cerrojo y a reabrir el canje en las mismas condiciones de 2010. También dirán que el dictamen viola el Acta Internacional de Inmunidad Soberana y desalienta nuevas reestructuraciones de deudas soberanas.

Si el fallo finalmente llegara a avalar a los fondos buitre, los reclamos de bonistas ascenderían a  US$ 43.000 millones. Esta suma es mayor a las reservas del Banco Central que hoy se ubican en US$ 41.811 millones.

27-2-2013

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos