FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

11/03/2013

La tarjeta de crédito del Gobierno busca controlar algo más que precios

El secretario de Comercio Guillermo Moreno quiere disciplinar bancos y profundizar el control de precios. El temor de las cadenas chinas.
changuito

changuito

Luego del acuerdo de precios que impuso a supermercados la secretaría de Comercio Interior que conduce Guillermo Moreno, el Gobierno ahora planea lanzar una tarjeta única para los supermercados. La idea surgió el pasado viernes durante una reunión entre empresarios privados y el secretario.

En esa reunión, supermercadistas solicitaron a Moreno que intercediera para que los bancos bajen las comisiones que cobran por el uso de tarjetas en los supermercados, que actualmente rondan el 3%. Según los empresarios, si se baja ese canon al 1%, los súper podrían sostener el acuerdo de precios al menos hasta junio.

En contrapartida, Moreno propuso implementar una tarjeta exclusiva del Banco Nación para implementar en los supermercados, una modalidad que para muchos sería difícil de implementar. El objetivo final es que el resto de los bancos bajen las comisiones hasta valores estándares a nivel mundial, que van desde el 0,7% hasta el 1%. Así, el congelamiento de precios, al menos en las grandes cadenas, estaría garantizado.

El anuncio provocó fuertes críticas en el sector.  “El margen que cobran las tarjetas en la Argentina es el más alto de la región, es decir, el margen que tienen que pagar los comercios en Argentina por trabajar con tarjetas es el más alto. Y eso afecta al comercio, especialmente al mediano y al pequeño”, dijo a favor,  Fernando Aguirre, vocero de la Cámara de la Federación Argentina de Supermercados.

EL DATO. Según trascendió, la tarjeta de crédito sería monitoreada por el gobierno nacional y serviría como una inmensa base de datos en tiempo real para el monitorear el cumplimiento del congelamiento de precios. La intención es que su uso se extienda también a las principales cadenas de electrodomésticos, e inclusive a las estaciones de servicio de YPF.

Para el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, Miguel Ángel Calvete, en cambio, “si se generan menos costos que puedan trasladarse al consumidor el proyecto es bienvenido” pero rápidamente aclaró que “es imperioso que este nuevo medio de pago conviva con las tarjetas ya existentes porque no se puede obligar a los consumidores a abandonar las tarjetas que ya están en el mercado”.

Por su parte, el presidente del Banco Ciudad, Federico Sturzenegger, calificó como “una locura” la iniciativa de tarjeta única, y dijo que “el Gobierno ya está avanzando en áreas y situaciones que no tiene explicación”. Para el economista, el proyecto de Moreno “se perjudicará al consumidor, que no podrá acceder a los descuentos de las tarjetas que los bancos ofrecen”.

Para el ex ministro de Economía Roberto Lavagna la medida es “absurda”. “El caso de los supermercados que han dejado de publicar en los diarios sus precios y sus ofertas simplemente porque se los pidió el Gobierno. Es un absurdo”, reprochó.

La iniciativa también implica un golpe al sector financiero ya que los propietarios de las principales tarjetas de crédito del sistema son los bancos. Según El Cronista, todavía está en discusión si esta tarjeta -en principio destinada a sectores de ingresos medios y medios/bajos- saldría del Banco Nación o estaría administrada directamente por los supermercados. Según adelanta El Cronista, el Banco Nación ya tiene know how al respecto porque lanzó la Nativa.

11-3-2013

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Expertos