FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

11/04/2013

Preocupa a los productores vitivinícolas la baja competitividad del sector

La suba de precios no es suficiente para hacer frente a los aumentos de costos de los insumos. Cuánto terreno perdió el vino frente a otros sectores como el combustible.
MENDOZA. Comerciantes regalan vinos de alta gama para aumentar ventas.
MENDOZA. Comerciantes regalan vinos de alta gama para aumentar ventas.
MENDOZA. Comerciantes regalan vinos de alta gama para aumentar ventas.
MENDOZA. Comerciantes regalan vinos de alta gama para aumentar ventas.vino

La industria vitivinícola atraviesa un importante problema de competitividad que afecta, principalmente, a los productores: el aumento del precio del vino no es suficiente para hacer frente a la aún mayor suba de los insumos, señalan cooperativistas nucleados en la  Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas, ACOVI.

Destacaron que el precio del vino blanco se mantuvo relativamente estable entre 2004 y 2008 en torno a 56 centavos por litro y que -a partir de 2009- se advirtió un cambio marcado con tendencia creciente que continúa hasta hoy y que supera en la actualidad los dos pesos por litro.

En cuanto al vino tinto se observa un comportamiento similar, aunque con una variación sustancialmente mayor durante el 2009 y esta situación derivó en una ampliación de la brecha entre el precio de ambos vinos a partir de ese año.

No obstante, en el último año la brecha ha comenzado a cerrarse y en marzo de 2013 se redujo a 75 centavos, lo que evidencia un aumento del poder adquisitivo del vino blanco respecto del vino tinto.

El poder adquisitivo del productor del vino blanco aumentó  entre 1997 y 2013 con respecto al productor de leche y de carne según el novillo kilo vivo en el Mercado de Liniers. En 1997 se necesitaban 2,5 litros de vino blanco a cambio de 1 litro de leche (mayorista sin IVA), en 2005 1,9 litros y en 2013 1,1 litros. Si se compara con un día de salario viña (sin antigüedad), el poder adquisitivo se ha mantenido relativamente estable entre 2005 y 2013, en torno a los 58 litros por día.

En contraposición, el vino blanco ha perdido terreno respecto al combustible: en 1997 eran necesarios 2,2 litros de vino para obtener un litro de combustible y actualmente son 3,2 litros de vino.

El estudio indica que a pesar del importante incremento en términos nominales del precio del vino blanco pagado por FeCoVitA (Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas), entre 2005 y 2013 del 300% y el transado en los contratos registrados en la Bolsa de Comercio del 290%, no alcanza a cubrir el aumento de varios costos experimentados por el sector.

Con Agencias

11-4-2013

Archivado en: ,

 

 

Expertos