FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

19/04/2013

Mientras continúa el escándalo de la ruta del dinero K, AFIP desbarató otra red de lavado

Se trata de una entidad financiera que habría facilitado la fuga de más de 30 millones de dólares.
0419_epsilon_fw_afip

0419_epsilon_fw_afip

 

A medida que crecen las repercusiones por el supuesto entramado financiero de lavado de dinero denunciado por Jorge Lanata en Periodismo para Todos, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció que diez clientes de la Sociedad de Bolsa Epsilon fugaron del país más de 30 millones de dólares sólo a lo largo del año 2011, lo que representa una evasión impositiva de, al menos, 200 millones de pesos. A partir de esos datos, la Justicia Federal ordenó 53 allanamientos en diferentes domicilios para recabar información y documentación que permita identificar a los responsables de la defraudación.

Los procedimientos se realizaron por orden del Juzgado Federal Criminal y Correccional Nº 5. Los allanamientos se llevaron a cabo en las firmas involucradas y los domicilios de los responsables, representantes, contadores y personas autorizadas a operar.

La fuga se realizó a través del contado con liqui, una operación bursátil lícita, que consiste en la compra con pesos en el mercado local de activos que cotizan en el exterior, para luego venderlos en esas plazas y depositar el dinero en cuentas bancarias del exterior, que quedan fuera del alcance del fisco nacional.

De acuerdo con lo explicado por la AFIP, los reales beneficiarios económicos entregaban cheques a Epsilon, que luego eran sellados por el agente de bolsa bajo la denominación de las firmas pantalla. Los cheques eran depositados en las cuentas de Epsilon para la compra de títulos públicos. Esos activos se vendían a los pocos días a través de un agente en el exterior que deposita los dólares obtenidos en una cuenta bancaria fuera del país.

Entre los clientes de la Sociedad de Bolsa Epsilon se detectaron cooperativas que no poseen autorización para funcionar, sociedades comerciales que no realizan ningún tipo de de actividad, que no poseen capacidad económica o patrimonio como así tampoco pagan impuestos y declaran empleados a su cargo, pero que al mismo tiempo realizaron transferencias millonarias de divisas. Se tratade flujos marginales de dinero no declarados al fisco nacional.

Unas de los principales clientes de Epsilon es una empresa dedicada a la venta de facturas apócrifas en el mercado local con el objetivo de facilitar la evasión de otros contribuyentes. En otros casos, los comitentes de la Sociedad de Bolsa, son sociedades a modo de prestanombres para facilitar la fuga de divisas ocultando a los verdaderos dueños del dinero.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos