FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

23/05/2013

Advertencia del FMI por el fallo de EE.UU. sobre fondos buitres

"Probablemente desalentará a los acreedores de participar en una reestructuración voluntaria", dijo el organismo.
griesa
El juez neoyorquino Thomas Griesa amenaza con embargar todo bien del Estado argentino en EE.UU.
 THOMAS GRIESA. Juez neoyorquino.

Una sentencia de la Justicia estadounidense contraria a Argentina en el caso de los bonos en default desde 2001 tendría graves consecuencias para las renegociaciones de deuda en el futuro, alertó este jueves un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Las decisiones (judiciales) sobre Argentina, de ser confirmadas, podrían exacerbar los problemas de acción colectiva” de tenedores de deuda pública, explicó el FMI en un análisis sobre reestructuración de deuda soberana.

El Tribunal de Apelaciones de Nueva York debe dirimir en breve si acepta una propuesta argentina para solventar las demandas de dos fondos especulativos de inversión, que rechazaron la reestructuración de la deuda propuesta por Buenos Aires, y que exigen que se les pague en su totalidad el capital e intereses de los bonos que compraron.

Los expertos del FMI consideran que si los fondos demandantes obtienen una sentencia favorable, eso “probablemente desalentará a los acreedores de participar en una reestructuración voluntaria” si se diera el caso en el futuro.

Al dictar pagos retroactivos, la Justicia estadounidense pondría en peligro todo el equilibrio entre los acreedores de un país, que cuando entran en una renegociación de deuda lo hacen en pie de igualdad, aduce el Fondo.

El caso “puede poner en riesgo los procesos de reestructuración de la deuda” que enfrentan crecientes problemas en la escena internacional, tras los casos de Grecia en 2012 o Belice y Jamaica este año.

El juez federal Thomas Griesa dictaminó el año pasado que Argentina debía abonarle a los fondos NML y Aurelius, que Buenos Aires tilda de “buitres” porque compraron los bonos ya en default, 1.470 millones de dólares de capital e intereses.

Buenos Aires replicó ofreciendo una rebaja sustancial de esa suma, para equipararla a lo que cobraron los tenedores que aceptaron una quita.

Hasta ahora el FMI no se había pronunciado sobre el complejo caso argentino, país con el que tiene su propio contencioso porque considera que Buenos Aires no ofrece estadísticas fiables sobre su nivel de inflación.

El gobierno argentino acusa de su lado al Fondo de ser uno de los responsables de políticas erróneas que le llevaron a su crisis financiera y default de 2001.

Fuente: AFP

Archivado en: , ,

 

 

Expertos