FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

24/05/2013

De Vido: “Son mediocres quienes hablan de una década perdida en energía”

La misiva del ministro de Planificación Federal fue para ocho ex secretario de Energía. Qué criticó de las gestiones anteriores. La falta de autocrítica.
JULIO DE VIDO. Ministro de Planificación.
JULIO DE VIDO. Ministro de Planificación.
JULIO DE VIDO. Ministro de Planificación.
JULIO DE VIDO. Ministro de Planificación.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido calificó de “mediocres” al grupo de ocho ex secretarios de Energía que calificaron de “década perdida” la gestión kirchnerista en materia energética.

El funcionario ratificó además que el gobierno nacional “tiene la firme decisión de mantener un esquema de tarifas y precios de la energía competitivos, siendo en muchos casos menos de un tercio de lo que pagan las industrias en la región”. De esta manera, De Vido respondió a los cuestionamientos que formularon en la víspera los ocho ex secretarios del área durante las gestiones de Raúl Alfonsin, Carlos Menem, Fernando De la Rúa y Eduardo Duhalde, quienes señalaron que “la década perdida en este rubro abarcó del año 1993 a 2003”. El ministro sostuvo que “ese corifeo de mediocres durante 10 años entregaron a las empresas la iniciativa en materia de recursos energéticos del país, no sólo de la energía eléctrica y el gas sino la del petróleo”.

Con relación a su gestión, refirió a través de un comunicado algunos indicadores de ese período, señalando que “el Norte y la Patagonia se encontraban desconectadas del sistema eléctrico y el suministro eléctrico del norte argentino dependía en 50% de la energía de Paraguay“. También puntualizó que “las obras estratégicas como Atucha II y Yacyretá estaban paralizadas” y que “la potencia eléctrica de 17.900 megavatios no permitía un aire acondicionado más”.

De Vido agregó que “la única infraestructura que se hacía era la que permitía exportar gas a precio vil a Chile, mientras que 50% de los argentinos no tenía gas y la industria nacional no podía tomar ni un metro cúbico más por falta de gasoductos internos”.

También puntualizó que tarifas y combustibles estaban dolarizados y eran los más caros del mundo y que las industrias “estaban fundidas por falta de competitividad” y dijo que “todos los días se perdían miles de puestos de trabajo”.

Con Agencias

24-5-2013

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos