FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

04/06/2013

El Gobierno quitó la concesión de trenes de carga al grupo brasileño ALL

Antes de la decisión, el mayor operador ferroviario de Latinoamérica ya había lanzado advertencias de "malos resultados" en Argentina. Qué dijo la empresa.

0604_trenes_all_990

América Latina Logística (ALL) es el nombre de la empresa que explotaba las concesiones de las líneas que el Estado reestatizó hoy, según anunció el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

Se trata del mayor operador de logística ferroviaria de Latinoamérica que, en manos de la megacompañía GP Investments conducida por el magnate brasileño Jorge Paulo Lehmann, tiene una flota de 706 locomotoras y más de 19.000 vagones de carga en 16.000 km de rieles.

ALL está establecida en Brasil desde 1997 con sede en la ciudad de Curitiba y según su presentación institucional, “es la mayor empresa independiente de servicios de logística de América del Sur”, al punto que en su área de cobertura se genera “75 por ciento del PBI del Mercosur” y transporta “78 por ciento de las exportaciones de granos de la región”.

En agosto de 1999 a sus concesiones en Sao Paulo, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, le sumó 8 mil kilómetros de vía férrea de Argentina. En ese momento pasó a explotar la línea ALL Central, que parte desde la región de Cuyo (Mendoza y San Juan), pasa por las provincias de San Luis y Córdoba, luego por la zona de Rosario, en Santa Fe, y finaliza en Buenos Aires. También el ramal ALL Mesopotamia, que atraviesa las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Con ese recorrido, además, une al país con Paraguay, Uruguay y la red ferroviaria de ALL en Brasil.

Las advertencias. Días atrás, según informó la bolsa paulista, la empresa con sede en Curitiba realizó una recompra de obligaciones negociables y alertó de sus “débiles resultados obtenidos en Argentina”. En el medio hubo rumores de negociación entre ALL y Techint, la empresa de Paolo Rocca.

Por su parte, la Auditoría General de la Nación ya había advertido a la empresa en distintas ocasiones por “anomalías” en la prestación del servicio. Hoy, Randazzo aseguró que la rescisión del contrato se debe a “una decisión política vinculada al incumplimiento de los contratos”.

La auditoría detalló “multas aplicadas que superaban 30 por ciento de la garantía del contrato; incumplimiento del pago del canon por más de seis meses; incumplimiento al programa anual de inversiones; abandono de ramales; levantamiento de vías y traslados de activos sin autorización, entre otras”.

Al respecto, en horas de la tarde, la empresa sostuvo mendiante un comunicado que “desconoce los fundamentos concretos de la decisión informada por el Ministerio del Interior y Transporte”.

“Una vez conocidos y analizados esos fundamentos ALL adoptará las acciones legales que correspondan“, continúa el comunicado.

En dos párrafos, la empresa sostuvo que “ALL efectuó sucesivas presentaciones ante el Estado nacional con el objeto de lograr la readecuación de los contratos de concesión debido al desequilibrio económico-financiero de las concesiones y la prolongada indefinición de su situación regulatoria, entre otras causas”.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos