FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

22/08/2013

Galuccio adora a Chevron: “El shale es lo que Dios nos dio para comer”

El CEO de YPF habló de la "tarea faraónica" de la compañía reestatizada y dijo que "necesitamos muchos Chevrones".
Galuccio defendió a Chevron en el Consejo de las Américas. Foto: Silvina Von Lapcevic.
Galuccio defendió a Chevron en el Consejo de las Américas. Foto: Silvina Von Lapcevic.
Galuccio defendió a Chevron en el Consejo de las Américas.
Galuccio defendió a Chevron en el Consejo de las Américas.

El presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, aseguró hoy que el gas y el petróleo no convencional (shale) “es lo que Dios nos dio para comer” en la Argentina, por lo que consideró que se necesitan “muchos” acuerdos como el firmado con la empresa estadounidense Chevron para la explotación de ese recurso.

Al disertar en la reunión anual del Consejo de las Américas, Galuccio sostuvo que “el shale es lo que Dios nos dio para comer” y “necesitamos muchos Chevrones en la Argentina si queremos acelerar el desarrollo de (el área petrolera) Vaca Muerta”.

En una crítica dirigida a los medios, el CEO de YPF sostuvo: “Hemos hablado que durante un año no hemos encontramos inversiones. Encontramos una inversión para desarrollar 200.000 kilómetros cuadrados en Vaca Muerta y de pronto Chevron es el nombre de la soberanía energética. Eso es un insulto a la inteligencia de los argentinos y a mí inteligencia. Seamos serios”.

Tras señalar que “la Argentina es un país diferente con (el gas y petróleo) no convencional”, Galuccio destacó que en un año, YPF “más que duplicó su capacidad, con un incremento del 94 por ciento de la inversión y aumentando un tres y un 4,2 por ciento las producciones de petróleo y gas, respectivamente”.

Galuccio destacó que en el último año YPF aumentó en un 140 por ciento los equipos de perforación, de 25 a 66, y que elevó la inversión de 5.500 millones de pesos a más de 10 mil millones de pesos.

“Que una empresa haya más que duplicado su capacidad en un año es una tarea faraónica”, afirmó el titular de la petrolera con mayoría estatal, quien destacó que “tomamos una empresa con 460 millones de pesos de caja y hoy tenemos más de cinco mil millones” y “extendimos los vencimientos (de deuda que tenía la compañía) de 1,9 a 3,7 años”.

En ese sentido, comentó que cuando el Estado se hizo cargo del 51 por ciento de YPF, “teníamos el 85 por ciento de nuestra deuda en dólares y hoy tenemos el 53 por ciento de ella en pesos”.

El Ceo de YPF aseguró que “el shale tiene una importancia estratégica para el país”, aunque aclaró que actualmente “el 70 u 80 por ciento de las perforaciones son en (petróleo y gas) convencionales”. De todos modos, aseguró que “el shale es lo que Dios nos dio para comer” y que “la Argentina es un país diferente con el no convencional” a diferencia de si no tuviera esas reservas.

Tras asegurar que “YPF tiene como prioridad proteger el agua dulce”, en referencia a las críticas por la contaminación que podría traer la explotación de shale gas y el shale oil, Galuccio explicó que el acuerdo con Chevron “apunta a desarrollar 250 kilómetros cuadrados”.

El funcionario expresó que en la primera etapa del acuerdo con Chevron se explorarán 20 kilómetros cuadrados y eso aportará 1.650 empleo directos y alrededor de dos mil indirectos.

“Necesitamos de muchos chevrones en la Argentina si queremos acelerar el desarrollo de Vaca Muerta”, puntualizó el funcionario, quien recordó que de los 1.240 millones de dólares que invertirá Chevron, 300 los desembolsará en un primer tramo y los 940 millones restantes y que el operador para el emprendiemiento conjunto será YPF.

22-08-2013

 

 

Expertos