FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/08/2013

¿Grecia cuelga el cartel de venta de la Acrópolis?

Surge como una alternativa, ante la posibilidad de un nuevo rescate. Quién fue el ideólogo de vender patrimonios nacionales como empresas de energía, aeropuertos y hasta monumentos.
ACRÓPOLIS. Podría ser uno de los monumentos a venderse para saldar la deuda griega.
ACRÓPOLIS. Podría ser uno de los monumentos a venderse para saldar la deuda griega.
ACRÓPOLIS. Podría ser uno de los monumentos a venderse para saldar la deuda griega.
ACRÓPOLIS. Podría ser uno de los monumentos a venderse para saldar la deuda griega.

Desde que el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, reconociese la semana pasada que será necesario otro nuevo paquete de rescate a Grecia, los contribuyentes alemanes hacen cuentas para estimar cuánto les costará esta vez.

El presidente de la Federación de la Industria Alemana (BDI), Ulrich Grillo, propuso como alternativa a una eventual quita de la deuda griega que Atenas transfiera parte de su rico patrimonio nacional al fondo de rescate europeo, que podría a su vez venderlo y ayudar de esta forma a Grecia a saldar su millonaria deuda.

En una entrevista publicada por el diario WestdeutschAllgemeine Zeitung, Grillo no concreta si entre ese patrimonio nacional se encontraría la Acrópolis, pero sí critica pormenorizadamente las reservas de Atenas a desprenderse de bienes propiedad del Estado para sanear sus cuentas públicas.

Según opinó, las privatizaciones deberían ser un instrumento de aplicación general para solventar la deuda no solo en Grecia, sino también en el resto de los países del euro. “Cada Estado miembro de la unión monetaria que atraviese dificultades financieras debería tener la posibilidad de transferir patrimonio estatal, como empresas públicas, al Mecanismo de Estabilidad europeo (ESM)” y solicitar así justificadamente una condonación parcial de su deuda, afirmó.

En el caso griego dijo “hay patrimonio nacional por valor de varios cientos de miles de millones de euros y estoy pensando, por ejemplo, en empresas del sector de la energía, puertos, aeropuertos o inmobiliarias”. Su propuesta es aplicar a la economía pública las mismas reglas que rigen en la economía privada: “si una empresa se declara insolvente, los administradores no renuncian a cobrar antes de que el administrador haya analizado sus bienes patrimoniales”.

27-8-2013

Archivado en: , , , , ,

 

 

Expertos