FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

16/09/2013

Competencia desleal de transportistas argentinos en Uruguay

Pugnan más barato en Uruguay cobrando menos pero luego cambian billetes en el mercado paralelo y ganan con el dólar "blue".
MARCHA ATRAS. Argentina autorizó el ingreso al país de seis camiones brasileños.
MARCHA AMARCHA ATRAS. Argentina autorizó el ingreso al país de seis camiones brasileños.
MARCHA ATRAS. Argentina autorizó el ingreso al país de seis camiones brasileños.
FURIA ORIENTAL. Transportistas uruguayos realizan una seria maniobra de pares argentinos que ocasiona competencia desleal.

Los transportistas argentinos agudizan su ingenio y aventajan a pares en el vecino país de Uruguay. En efecto, según denuncia esta mañana el diario oriental El País, algunos trabajadores argentinos ofrecen fletes internacionales más baratos que las empresas uruguayas a cambio de cobrarlos en Uruguay y en efectivo. Con los dólares en mano, luego cruzan hacia la Argentina y los venden en el mercado paralelo del “blue”.

El directivo de la Intergremial de Transporte Profesional de Carga (ITPC), Humberto Perrone, denunció al diario El País que a partir de determinadas modalidades que aplican las compañías argentinas actualmente es imposible competir con ellas.

En contrapartida, cuando los transportistas uruguayos realizan fletes hacia la Argentina los cobran en un banco, con la cotización oficial y no a través de dólares en efectivo para después cambiarlos en el mercado paralelo.

“Tienen más de tres pesos de diferencia por dólar, es muy importante. Ellos bajan el precio del flete 20% e igual le ganan un 40%”, dijo Perrone. El transportista explicó que esta nueva modalidad de los argentinos hacen que prácticamente las empresas de transporte internacional de carga uruguaya no consigan viajes hacia Argentina, por esa diferencia de casi 60% que obtienen en el cambio sus colegas en el mercado paralelo al cobrar sus viajes en efectivo en Uruguay y cruzar con los dólares en mano. “Así es imposible competir con ellos”, agregó Perrone.

“Hoy estamos en un momento de llano al punto que hay varios camiones parados“, apunta Perrone. Uno de los inconvenientes que sufren los transportistas es la zafralidad de las cargas. “La actividad se incrementó con la soja; ahí se requieren muchos camiones. Pero dura dos meses. El resto del año no pasa eso”, afirmó el directivo.

16-9-2013

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos