FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

01/10/2013

Twitter intenta salir a la Bolsa: ¿éxito o fracaso?

La red social anuncia su próxima salida con la lección aprendida de Facebook. Sus ingresos crecen con porcentajes de tres dígitos. Expertos dicen que está dando el paso con más "seriedad".
TWITTER. La red de microbbloging saldrá a la Bolsa.
TWITTER. La red de microbbloging saldrá a la Bolsa.
TWITTER. La red de microbbloging saldrá a la Bolsa.
TWITTER. La red de microbbloging saldrá a la Bolsa.

Por Daniel Schnettler y Andrei Sokolov (*) Twitter destapó el secreto mediante un mensaje corto, faltaba más. Uno de los últimos pesos pesados de Internet que siguen en manos privadas quiere salir a bolsa. “Y ahora, a volver al trabajo”, decía el siguiente tweet de la cuenta oficial de la empresa. El mensaje estaba acompañado por una foto de personas trabajando en sus oficinas.

La firma no tiene mucha prisa. Tras las fallidas salidas a bolsa del portal para ofertas Groupon o de la mayor red online del mundo, Facebook, hay mucho miedo a un nuevo fracaso en Silicon Valley. Esto explica también por qué Twitter mantuvo inicialmente en secreto su propuesta de admisión a bolsa. Esto le permite a la empresa hacer correcciones posteriores sin pérdida de prestigio y sin asustar a los inversores.

Respecto a una salida a bolsa, el servicio de mensajes cortos siempre había mostrado una mayor prudencia que muchas otras empresas de Internet. Twitter prefería poder presentar primero buenos ingresos antes de exponerse al riguroso clima bursátil. Otras empresas, en cambio, corrían al parquet sin haber ganado nunca un céntimo y después se mostraban sorprendidas por el desplome de su cotización.

Twitter se financia sobre todo con tweets pagados, que las empresas pueden colocar en el flujo de mensajes de los usuarios. Sin embargo, se desconocen las cifras exactas de su actividad empresarial. La agencia de investigación del mercado eMarketer estima que la facturación de Twitter asciende este año a unos US$ 583 millones y prevé para el próximo año un aumento de la cifra de negocios hasta casi US$ 1.000 millones.

Cuando Twitter surgió en 2006, sus fundadores, Evan Williams, Biz Stone y Jack Dorsey, no ocultaban su aversión hacia el mundo de los negocios: no querían asustar a los usuarios con anuncios de publicidad. Sin embargo, Twitter fue creciendo hasta que se hizo necesario ganar también dinero. Y es que tan sólo la operación de la red de computación para el manejo del flujo de tweets costaba una pequeña fortuna. Por esto, Twitter fue desarrollando a duras penas un modelo de negocio.

Según afirmó en el pasado el director ejecutivo, Dick Costolo, una gran parte de los ingresos por publicidad viene de los smartphones. En este sentido, Twitter ha llegado más lejos que Facebook durante su salida a bolsa en mayo del año pasado. “En ese entonces, prácticamente no ganábamos nada en el negocio de los dispositivos móviles”, recuerda el creador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg. La consecuencia fue un desplome de la cotización de más de un 50 por ciento, después de que los inversores comenzaran a tener miedo por las dudosas perspectivas comerciales de la mayor red online del mundo.

Sin embargo, Facebook no es únicamente un ejemplo disuasorio, sino también un modelo, porque actualmente su cotización ha alcanzado un récord histórico. Zuckerberg y su equipo entendieron los errores cometidos y lanzaron al mercado nuevas apps para celulares. Hoy, casi uno de cada dos dólares que la empresa ingresa por publicidad viene de smartphones y tabletas.

Aun así, Zuckerberg no quiere hacer recomendaciones a Twitter para su salida a bolsa largamente esperada. “Soy la última persona a quien debería preguntarse cómo se puede lograr una salida a bolsa sin dificultades”, afirmó recientemente con una sonrisa en una conferencia sobre tecnología. Sin embargo, Zuckerberg reconoció que el miedo que tenía a la bolsa era exagerado.

Menos motivo para sonreír tienen empresas de Internet como Groupon o Zynga, cuyas cotizaciones cayeron después de los golpes recibidos en sus negocios y las esperanzas frustradas. Según la agencia de análisis FactSet, las acciones de Groupon han perdido alrededor del 40% de su precio de salida y los títulos de Zynga hasta un 70 por ciento. En el caso de Groupon, muchos inversores dudaban de que este modelo de ofertas diarias pudiera funcionar a largo plazo, mientras que Zynga perdió a un gran número de jugadores online.

En cambio, también hay historias de éxito, como la de la red para profesionales Linkedln, cuya cotización en bolsa casi se ha sextuplicado, o el portal para la evaluación de restaurantes Yelp, cuya cotización se ha cuadruplicado holgadamente. Después de un año turbulento en la bolsa, actualmente incluso los primeros accionistas de Facebook pueden estar contentos, porque la cotización ha aumentado en un 18%. Esta mejoría podría beneficiar a Twitter.

(*) dpa.

1-10-2013

Archivado en: ,

 

 

Expertos