FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

15/10/2013

Nuevas tecnologías contra los accidentes nocturnos

Todo vale para hacer más seguro el andar de automovilistas en la ruta. Las nuevas tecnologías de BMW, Audi y Berlitz.
ACCIDENTES NOCTURNOS. Las marcas trabajan para evitarlos.
ACCIDENTES NOCTURNOS. Las marcas trabajan para evitarlos.

 

ACCIDENTES NOCTURNOS. Las marcas trabajan para evitarlos.
ACCIDENTES NOCTURNOS. Las marcas trabajan para evitarlos.

Por Thomas Geiger (*) Cuanto peor es la visibilidad, mayor es el riesgo de accidente. Con sistemas de iluminación cada vez más inteligentes y variados sistemas de asistencia, los fabricantes de vehículos están convirtiendo la noche en día, pero los conductores deben colaborar.

Stephan Berlitz trabaja junto a 100 personas más en un oscuro sótano de la fábrica de Audi, dedicado a desarrollar nuevos sistemas de iluminación. Pero no todo se puede probar en el laboratorio, por lo que los expertos trabajan con los prototipos en la oscuridad de la noche, hasta el amanecer cuando que sale el sol. “Los faros son cada vez más importantes, no sólo como objeto de diseño, sino como elemento central de seguridad”, afirma Berlitz.  “Cuanto mejor se ve, menos situaciones peligrosas hay”, dice el ingeniero. La estadística de accidentes es clara, el peligro aumenta de noche. “Y eso que el tráfico a esas horas es mucho menor”, acota. Para rebajar el riesgo por la noche, los fabricantes están dispuestos a invertir, ya que el prototipo de un nuevo faro puede costar un cuarto de millón de euros, según Berlitz.

Hace unos meses, Berlitz y su equipo probaron los llamados faros matrix para el Audi A8-Facelift: sus 25 módulos LED se pueden dirigir de forma individual. “Así se consiguen casi 1.000 formas diferentes de distribuir la luz, por lo que se puede conseguir la iluminación perfecta para cada situación”.

Audi usa esa tecnología para lograr una luz de larga distancia continua que no encandile a los otros coches. Una cámara permite que determinados segmentos se atenúen en caso de tráfico en sentido opuesto o delantero para no deslumbrarles. El faro además está conectado con el sistema de navegación, por lo que ya ilumina antes de tomar una curva o se ajusta antes de un cruce. Audi es el primer fabricante con la luz matrix, pero la competencia anda cerca. Mercedes anunció ya para el próximo año el uso de esa tecnología y la incluirá en la Clase S.

También Opel presentó hace más de un año un prototipo con una tecnología que pretende equipar de serie a partir de 2015 y no sólo en la gama más  alta.

BMW va incluso un paso más allá con el i8. El deportivo eléctrico será el primer vehículo en el mundo con luz láser, completamente blanca y que permite una claridad mil veces más intensa que los anteriores faros LED y un control mucho más preciso con una reducción de más de la mitad en el consumo de energía. No sólo los faros frontales son cada vez más importantes. También los traseros y los intermitentes están en la mira. Audi ha creado nuevos intermitentes en el superdeportivo R8 y en el A8. También usan tecnología LED y no parpadean, sino que hacen un barrido en la dirección deseada. “Incluso cuando parte del coche no se puede ver por estar escondido, el que está detrás puede intuir hacia dónde quiere girar”, dice Berlitz. “Además, su aspecto es mucho más atractivo”.

Un paso más adelante va Audi con las luces traseras inteligentes, que aún están a prueba: un proyector LED hace aparecer una raya roja para que el conductor que va detrás mantenga también visualmente la distancia de seguridad. En caso de niebla y de mala visibilidad se activa una especie de triángulo de alerta que es mucho más efectivo que las luces de niebla convencionales y que es invisible cuando la luz mejora.

En la Clase S de Mercedes ya hay de serie una nueva tecnología de aviso: el radar de distancia y las luces traseras intermitentes avisan al conductor de atrás de que mantenga la distancia en caso de que se acerque demasiado.

Un vehículo de investigación de la firma Edag demuestra que con  la iluminación de un vehículo todo es posible: con la tecnología LED y de proyección es capaz incluso de escribir mensajes en la carretera.

Los faros, por muy modernos que sean, no sustituyen en ningún modo al ojo humano. Por eso los fabricantes ayudan a los conductores cada vez con más cámaras y con asistentes nocturnos que pueden incluso  reconocer peatones y señalarlos con un punto. Esa tecnología ya se ve en la Serie 7 de BMW, en la Clase S de Mercedes y en el Audi A8. En la nueva Clase S el sistema avisa incluso de animales en los arcenes para evitar posibles colisiones.

Faros inteligentes, luces más claras y cámaras más agudas que el ojo humano. Nunca conducir de noche fue tan seguro, sobre todo en los vehículos de gama superior. Pero de poco sirven si el conductor no atiende a los avisos y no tiene el coche preparado con los parabrisas en buen estado y los demás elementos decisivos para que la luna esté limpia.

(*) DPA

15-10-2013

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Expertos