FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

18/10/2013

Consejos para comprar proyectores

Todo lo que usted debe tener en cuenta para poder disfrutar de maravillosas películas y grandes partidos de fútbol.
PROYECTORES.
PROYECTORES.
PROYECTORES.
PROYECTORES.  Consejos para crear un cine en casa.

Por Jan Ungruhe (*) Durante el próximo Mundial de fútbol, una enorme multitud de gente se agolpará frente a las pantallas gigantes. Si usted puede invitar a sus amigos al cine privado en casa, vivirá el espectáculo de forma mucho más relajada. Sin embargo, para que realmente se pueda disfrutar de las películas y de los partidos de fútbol, los consumidores deberían pensar en algunas cosas antes de comprar.

Un proyector de alta gama merece la pena sobre todo por la calidad de las imágenes. “Los televisores LCD crean la imagen electrónicamente, por lo que muchas veces tiene un aspecto artificial”, explica Jan-Keno Janssen, redactor de la revista alemana de computación “c’t”. Sin embargo, lo que el proyector muestra sobre la pared de la casa se parece mucho más al cine.

La búsqueda de un aparato de este tipo comienza leyendo la descripción técnica. Lo importante es sobre todo la resolución, que debe ser al menos de 1.920×1.080 píxeles, también llamada Full HD o 1080p. “Es la resolución de los discos Blu-ray”, dice Janssen.

Antes de comprar un proyector, el operador del cine en casa también debe cerciorarse de que haya suficiente espacio en el salón. Para ver imágenes televisivas con una resolución normal, la distancia mínima entre los asientos del público debe ser aproximadamente cinco o seis veces la altura de la imagen, explica Jörn Ostermann, del Instituto de Procesamiento de la Información de la Universidad Leibniz de Hannover.

Lo mismo vale para las películas en DVD. Si la distancia es menor, se hacen visibles los diferentes píxeles”. Las imágenes en HD, de blu-rays por ejemplo, todavía son buenas cuando la distancia es menor.

Una vez comprado el proyector, hay que conectarlo a una fuente de imagen, como un reproductor DVD o Blu-ray. Generalmente, en los aparatos modernos la imagen se transmite a través de un cable HDMI, que no es caro. Sin embargo, para tener un buen sonido, el consumidor tiene que hacer un inversión adicional. “Los altavoces incorporados en algunos proyectores sólo deberían usarse en casos de emergencia”, recomienda Janssen. En cambio, un buen sistema de audio garantiza una calidad de sonido como en el cine.

Además, no hay que olvidar que también puede ser necesario comprar una pantalla. El papel de fibra gruesa absorbe la luz y, además, causa una pérdida de nitidez, explica Janssen. Como tercera opción se pueden aprovechar las paredes, si son blancas, “cuyo resultado es comparable al de una pantalla”, dice Jörn Ostermann. La ventaja es que el color blanco es bastante más barato que la compra de una pantalla.

Lo que no resulta muy barato es la compra del propio proyector. “Los proyectores Full HD cuestan al menos 750 euros (poco más de 1.000 dólares), pero los modelos realmente buenos tienen un precio de unos 1.500 euros (más de 2.000 dólares)”, dice Andy Hess, del portal técnico “Hcinema.de”.

La gran mayoría de los proyectores ya tienen capacidad 3D. Invertir aún más dinero en la compra de un proyector sólo vale la pena si se dispone de una sala de cine doméstico especial con paredes y un techo oscuros, opina Janssen. Si el proyector sólo se usa de vez en cuando, quizás sea mejor alquilarlo: el coste generalmente es de unos 20 euros (27 dólares) al día.

(*) dpa.

Archivado en: ,

 

 

Expertos