FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

23/10/2013

Cómo pagar con seguridad en Internet

Aprenda a proteger compras vía Internet. Ventajas y desventajas.
tan

tan

Por Sebastian Knoppik (*) Elegantes zapatos de tacón alto, la última película policial o un notebook a buen precio: cada vez más productos se compran a través de Internet. ¿Pero son seguras esas compras? Todo depende de la forma de pago, dicen los expertos. Sobre todo es importante que los consumidores envíen datos sensibles sólo por una conexión segura y a comerciantes serios. Y en caso de duda, conviene renunciar a hacer una compra online.

Todos las formas de pago tienen sus ventajas y desventajas“, dice Patricia Baumann, de la Oficina Federal Alemana para Seguridad de Técnica de la Información. “Los usuarios deberían comparar en cada caso la comodidad con la seguridad antes de que se decidan por determinada forma de pago”. Para los clientes lo mejor es pagar mediante una cuenta: “Es la manera ideal de pagar”, asegura Markus Feck, jurista de una asociación de consumidores alemana, “porque de esta forma el cliente recibe lo que ha comprado y puede verificar su calidad”. Si todo está en orden, puede pagar el importe de la factura. Sin embargo, hay un problema: “No todas las empresas ofrecen esta forma de pago, porque implica cierto riesgo”.

Con bastante frecuencia se ofrece al cliente la posibilidad de pagar con tarjeta de crédito. Según la empresa consultora alemana E-Commerce-Leitfaden, el 79% de las grandes tiendas permite esta forma de pago pero sólo el 51% de los pequeños vendedores. Según Markus Fleck, esta forma de pago es relativamente segura: el cliente tiene la posibilidad de exigir la devolución de importes indebidamente cobrados.

Sin embargo, el procedimiento es un poco más complicado que en el caso de un adeudo, porque no existe la posibilidad de cancelar el adeudo online y sin que se explique el motivo, dice el experto. “Cuando se paga con tarjeta de crédito, el coste es mayor”. Una plataforma de pago como PayPal, filial de eBay, quiere facilitar los pagos online ofreciéndoles a los usuarios la posibilidad de saldar su cuenta con el servicio mediante una tarjeta de crédito o un adeudo. “También existe la posibilidad de ingresar mediante una transferencia un activo en la cuenta que después se puede utilizar para transacciones”, explica Baumann. Para pagar algo, sólo tienen que meter los datos de acceso a su cuenta de PayPal en vez de datos bancarios sensibles. Sin embargo, siempre se pueden presentar problemas, cuando el importe fue pagado erróneamente, por ejemplo, y cuando el cliente reivindica su derecho de revocación. “Siempre hay problemas”, dice Markus Feck. Es importante que el cliente, para anular una compra, acuda al servicio de pago. “De ninguna manera uno mismo debe anular el cargo”, advierte el defensor de los derechos de los consumidores.

Una modalidad especial de servicio de pago es aquella en la que el consumidor autoriza el pago ingresando el Pin y el Tan. La transferencia real la realiza el prestador de servicios. La ventaja consiste en que la tienda online recibe inmediatamente una confirmación de la transferencia del dinero. Además, los vendedores se comprometen a que el cliente no tenga que pagar un eventual perjuicio por abuso de datos. Sin embargo, Markus Feck advierte que quien utiliza tales servicios posiblemente viole las condiciones de contrato de su banco, porque los institutos crediticios prohíben explícitamente el traspaso a terceros de datos sensibles como el PIN y el TAN. “Hay que saberlo”, dice el defensor de los consumidores. Esta situación sólo podría cambiar con nuevas leyes o directrices de la Unión Europea para el servicio de pagos en Internet, que actualmente se están discutiendo.

Los comerciantes por regla general prefieren el pago anticipado. Los expertos desaconsejan esta forma de pago. “Un comerciante online serio siempre ofrece al menos una forma de pago alternativa”, dice Baumann. “Si el usuario, a pesar de todo, quiere efectuar un pago anticipado, debería informarse antes muy bien de quién es el comerciante en cuestión”. Sin embargo, esto no sólo vale para los pagos anticipados: antes de hacer clic en el botón de pagar, el usuario debería siempre averiguar a quién está dando el dinero. Esto vale sobre todo para las tiendas pequeñas y desconocidas, dice Feck: “Si a uno le parece dudosa la página, mejor no entrar”, recomienda el experto. “Si hay alguna duda, no compres nada”.

(*) dpa

23-10-2013

 

Archivado en: ,

 

 

Expertos