FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

06/11/2013

Apple crece: nueva fábrica y una sede de U$S 5 mil millones

La compañía comandada por Tim Cook recibió la autorización oficial para construir su nueva sede. Cómo será el Campus 2 en Cupertino y la nueva fábrica en Phoenix.
El Campus 2. "La Nave Espacial", según Steve Jobs.
El Campus 2. "La Nave Espacial", según Steve Jobs.
1106_Apple
El Campus 2 de Cupertino. “La Nave Espacial” según Steve Jobs.

 

Más de 260 kilómetros cuadrados cubiertos en cuatro plantas capaces de albergar a 12.000 empleados, 76 hectáreas arboladas y 6.500 metros cuadrados de paneles solares que generarán ocho megavatios, los suficientes para alimentar a 4.000 hogares. Si los números impresionan, más lo hace el monto de la obra: 5 mil millones de dólares.

Estas son las cifras del conflicto dentro del directorio de Apple, la compañía estrella del mundo tecnológico del siglo XXI. Y es que el monto sideral de la obra -que supera holgadamente a los 3.9 mil millones el presupuesto del World Trade Center- no cae simpático en todos los accionistas.

Sin embargo, parece que la palabra de Steve Jobs es respetada aún después de muerto: el edificio a construir fue presentado por el genio de la invención en su última aparición con vida, en junio de 2011. Si bien Jobs tenía planeada la mudanza a la nueva sede para 2015, el permiso de las autoridades de Cupertino -donde también se encuentra la sede “Infite Loop” de la compañía- llegó recién a fines de octubre del corriente año.

La compañía, que tiene presencia en Cupertino desde un año después de su fundación en 1976- construirá su nueva sede sobre un predio actualmente ocupado por diferentes edificaciones abandonadas. Para llevar a cabo el proyecto (que Steve Jobs definía como “Nave Espacial”) se encargó el diseño al estudio británico de Norman Foster, autores de los emprendimientos de reconstrucción del Reichstag, en Berlín, y del Hearst Tower, en Nueva York.

Por su parte, para la construcción del megaedificio, se contrató a la firma DPR Construction y a la filial norteamericana de la sueca Skanska.

La adquisición de los inmuebles a demoler se hizo ocultando el nombre de Apple como comprador, a fin de que no se dispararan los precios de las propiedades. De forma paradójica, Apple compró también tres edificios abandonados pertenecientes a Hewlett-Packard aunque, claro, el vendedor no sabía a quién le estaba cediendo sus propiedades.

La expansión de la compañía dentro del territorio norteamericano no se limita sólo a la excéntrica nueva sede central, sino que también abarca a la producción. Apple abrirá una fábrica de lentes, cámaras y lectores de huellas digitales sólo para su producto iPhone, en la localidad de Phoenix, en el estado de Arizona. La fábrica dará empleo directo a 700 personas y generará trabajo para otras 1.300 en lo que dure el proceso de construcción de la misma.

 

11-06-2013

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos