FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

07/11/2013

David Martínez: comprador de Telecom, socio del Grupo Clarín y afín al Gobierno

Cultor del bajo perfil y comprador de deudas imposibles. El inicio de su fortuna, su relación con Clarín y sus primeros negocios en la Argentina menemista.
1107_Martínez_Nestor

1107_Martínez_Nestor

La venta del control accionario de Telecom Argentina puso la mirada sobre David Martínez Guzmán, el titular de Fintech Advisory, un fondo que se dedica principalmente a la compra y venta de deuda soberana y que es accionista de Cablevisión, la principal fuente de ingresos del Grupo Clarín.
 
Fintech entraría en la clasificación de fondo buitre, pero la relación amistosa con el Gobierno nacional y, principalmente, con el ministro de Planificación Julio De Vido lo ha puesto en un lugar distinto. 
 
Ingeniero, con un MBA de la Universidad de Harvard, Martínez fue seminarista de los Legionarios de Cristo en Roma, aunque la vocación sacerdotal le duró sólo seis meses. Cultor de un perfil bajísimo, pocos han sabido de él incluso dentro de Wall Street. Este anonimato le permite mantener su costumbre de viajar en transporte público, prescindir de custodia personal y desplazarse en vuelos comerciales, lejos de los jets privados que su nivel económico le permite. 
 
En 1987 fundó Fintech con 300 dólares que le prestó su abuela. Desde entonces, su olfato y habilidad para los negocios lo llevó a crecer de un modo extraordinario y prácticamente anónimo, incluso para la prensa de México. La empresa saltó a las primeras planas en 2004, cuando compró la deuda del conglomerado textil y químico mexicano CYDSA, y con ella, el control del 60% de la firma. En aquel entonces, desembolsó 40 millones de dólares por un pasivo que ascendía a 400 millones.
 
Su técnica no reviste ningún secreto: consiste en comprar deuda de empresas privadas o estatales al borde de la quiebra, generalmente entre 20% y el 30% de su valor nominal, apostando a la posibilidad de los deudores de regularizar sus finanzas y salvar de una cesación de pagos.
 
Actualmente, reside en Londres, Inglaterra, aunque ha gastado 45 millones de dólares por un departamento en Nueva York. La unidad queda en el exclusivo Time Warner Center, un gigante de 55 pisos que alberga un centro comercial, oficinas para 1.700 empleados, un hotel cinco estrellas, un auditorio para conciertos y los estudios de televisión de la cadena de noticias CNN. En la gran ciudad norteamericana, Martínez se ha manifestado reiteradamente a favor del Gobierno argentino en el conflicto judicial por la deuda argentina y hasta tildó de terrorista al juez Thomas Griesa.

Al sur. Su relación con Argentina se inicia en 1994, cuando compró directamente del gobierno argentino bonos de deuda con vencimientos a 8 y 37 años por un valor de 834 millones de dólares. Cuando en 2005 el gobierno de Kirchner propuso reanudarlos pagos de deuda, se pactó cobrar 28 centavos por cada dólar prestado. Martínez intercambió el resto de sus bonos cinco años más tarde. Al final, la deuda nominal de sus bonos pasó de 834 a 247 millones de dólares.
A su vez, es el guardavidas al que acude Julio De Vido: fue convocado cuando los capitales franceses se retiraron de Aguas Argentinas y cuando Ashmore se retiró de Emgasud. En aquel momento, Martínez desembolsó, a través de Fintech Energy, 50 millones de dólares para comprar el 42% de la empresa energética, de la cual conserva el 27,46%, luego de vender el resto al banquero Jorge Brito.
Diversificado, Martínez posee una suma no declarada en Autopistas del Sol, la cual se encuentra en proceso de reestructuración de deuda, como así también tiene activos en Dinero Mail, la firma de transacciones electrónicas. A través de Genneia (ex Emgasud), es uno de los principales inversores en energías renovables del país, con una inversión de más de tres millones de dólares y una emisión de obligaciones negociables para 2017 por un valor nominal de 50 millones de dólares. Entre las obras financiadas por la empresa se encuentra la construcción de los parques eólicos Rawson I y II, y Madryn I y II, en la provincia de Chubut, además de la central térmica con biodiesel Paraná, en Entre Ríos. Cabe aclarar que Genneia también ha construído las centrales térmicas de gas en Pinamar, Las Armas, Bragado, Olavarría y Matheu, todas adjudicadas por Enargas.
Medios. En 2006, ingresó a Cablevisión al comprar el 40% de la empresa. La ambigüedad de ser socio de Cablevisión y aliado del gobierno, quedó plasmada en los últimos meses, cuando el Grupo Clarín salió a despegarse de Martínez luego de que Sabbatella afirmara que Fintech quería que Cablevisión se adecuara a la ley de medios. En aquel entonces, Clarín declaró que Fintech es dueño del 40% de Cablevisión, pero que el 60% restante -y las decisiones- pertenecen al Grupo.
07-11-2013
Archivado en: , , ,

 

 

Expertos