FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

22/11/2013

Herramientas para mejorar la concentración frente a la computadora

Consejos y programas para cuando el trabajo se ve invadido por las distracciones.
1122_DPA

1122_DPA

Por Tobias Hanraths (dpa)

 

Internet es un invento grandioso, pero al mismo tiempo es el peor enemigo de cualquier productividad. Basta con hacer un solo clic motivado por la curiosidad para que el internauta, en vez de acceder a la página que en realidad quería consultar, se encuentre con foros, noticias sobre famosos o videos de gatos.

E incluso quien deja de navegar momentáneamente por la red puede verse distraído fácilmente por importantes e-mails, llamadas u otros mensajes que le impiden dedicarse a lo que quería hacer.

¿Es sólo cuestión de disciplina? “No”, dice el experto alemán Ivan Blatter, quien enseña métodos para aumentar la productividad. Hasta cierto punto, el “multitasking”, es decir, la realización de tareas múltiples, simplemente forma parte del mundo laboral actual, explica Blatter. “Ese no es un modo de trabajar productivo, como han demostrado numerosos estudios”, señala, aunque admite que “aun así, es algo inevitable”.

En su opinión, es importante reservar para uno mismo “momentos de silencio” durante los cuales uno no esté localizable, para que pueda trabajar en algo de forma concentrada, al menos entre 30 y 90 minutos diarios.

Para lograrlo, puede ser útil un programa como Freedom, que está disponible en la red y que cuesta diez dólares. Este programa permite que el software desactive completamente el acceso a Internet durante un determinado espacio de tiempo, entre 30 y 90 minutos, por ejemplo. Si el usuario tiene que entrar en la red durante ese tiempo, no tiene otra opción que reiniciar la computadora.

“El programa simplemente cierra la conexión a la red y la vuelve a abrir después de una cuenta atrás”, dice Axel Vahldiek, redactor de la revista alemana de computación “c’t”, al explicar el funcionamiento de Freedom. “Si el controlador de red coopera, no pasa nada”, dice Vahldiek. Sin embargo, si es así, el programa es casi innecesario, matiza, puesto que cualquier usuario puede desactivar por sí mismo el acceso a Internet. Es fácil conectar un cable de red y la mayoría de los notebooks tienen un interruptor físico que desactiva la red WLAN. En caso de duda, simplemente hay que desconectar el router.

De esta manera, si usted no necesita la red para trabajar, puede concentrarse totalmente en su trabajo. Sin embargo, si de vez en cuando necesita comprobar algo o enviar email profesionales, se queda sin la base de trabajo. En tales casos resulta ser más práctico el programa gratuito Cold Turkey para Windows o SelfControl para los usuarios de Mac. Con ambos programas sólo se bloquean determinadas páginas o servicios que roban mucho tiempo, tales como Facebook, Twitter y Youtube. El usuario también puede crear sus propias listas de sites bloqueadas y el resto de Internet se mantiene abierto.

A diferencia de Freedom, una vez activado Cold Turkey, no se deja engañar fácilmente: el programa no se puede desactivar a través del Administrador de Tareas, y el bloqueo tampoco queda desactivado reiniciando la computadora. Ni siquiera la desinstalación funciona automáticamente, porque para ello se necesita una pequeña herramienta que tiene que ser descargada adicionalmente de la página web del desarrollador. Por tanto, el usuario está blindado con bastante seguridad ante todas las distracciones.

A veces, sin embargo, el programa parece trabajar demasiado bien. En los foros de Internet hay muchos usuarios quejándose de que Cold Turkey y programas similares hayan bloqueado de forma permanente partes de Internet después de una actualización incorrecta, por ejemplo. En tales casos, la herramienta sólo se puede eliminar a través de la recuperación del sistema o el registro de Windows, algo que no se recomienda hacer a los legos.

Otros programas diseñados contra las distracciones no bloquean funciones, sino que pretenden ayudar al usuario a gestionar mejor el tiempo. Muchos de esos programas apuestan por el popular método Pomodoro para la gestión del tiempo: aseguran 25 minutos libres de interrupciones para cada tarea. Algunos de los programas gratuitos que utilizan el método son Focus Booster y Pomodairo. Sólo son temporizadores, que no bloquean ninguna función, por lo que la disciplina es responsabilidad del usuario.

 

22-11-2013

Archivado en: , ,

 

 

Expertos