FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/11/2013

El Consejo de Repsol aprobó el acuerdo con Argentina por YPF

En España dieron el visto bueno al arreglo para dar fin al conflicto por la expropiación de la petrolera.
Otros tiempos. Cristina Fernández de Kirchner y Antonio Brufau, presidente de Repsol
Otros tiempos. Cristina Fernández de Kirchner y Antonio Brufau, presidente de Repsol

 

Otros tiempos. Cristina Fernández de Kirchner y Antonio Brufau, presidente de Repsol
Otros tiempos. Cristina Fernández de Kirchner y Antonio Brufau, presidente de Repsol

 

 

Tras una reunión de más de cuatro horas en Madrid, el Consejo de Administración de la petrolera Repsol aprobó el preacuerdo firmado el lunes pasado en Buenos Aires, con el objeto de cerrar definitivamente el conflicto por la expropiación de YPF.

Ayer, el ministro de Economía, Axel Kicillof, sostuvo que “el acuerdo está sometido a cierta confidencialidad porque se puede afectar a los tenedores de bonos y generar cimbronazos”.

Sin embargo, según medios españoles, el preacuerdo contempla un pago del gobierno argentino a Repsol en forma de bonos del Estado a diez años, por una suma total de unos 5.000 millones de dólares.

El principio de acuerdo reciéntemente aprobado, podría poner fin a la disputa iniciada con la expropiación del 51% del paquete accionario de YPF en abril de 2012, y que derivó en una serie de juicios entablados por Repsol contra Argentina en Nueva York, Madrid, Buenos Aires y en los tribunales del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), el órgano de arbitraje del Banco Mundial.

Desde que es controlada por el Estado. YPF firmó un acuerdo con el gigante estadounidense Chevron para una inversión inicial de 1.240 millones de dólares en un sector de Vaca Muerta, y otra global a 35 años por 16.000 millones si la explotación resulta exitosa.

Vaca Muerta es una de las más ricas del mundo en petróleo no convencional. Otros que también se encuentran interesados en la explotación son la rusa Gazprom y la alemana Wintershall, controlada por el grupo BASF, que invertirá 3.350 millones de dólares y que se reunió ayer con la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

La demanda de reparación de Repsol, que además denunciaba el acuerdo YPF-Chevron, era un obstáculo para la concreción de cualquiera de esas inversiones.

 

27-11-2013

Archivado en: , , ,

 

 

Expertos