FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Última Palabra

04/12/2013

Protección perimetral de un predio y los seguros

El factor prevención y su influencia a la hora de contratar una póliza para grandes propiedades.
1204_Country

1204_Country

Por Eric Natusch (*)

La inseguridad sigue creciendo, y con ella, también los robos e intrusiones en countries y barrios privados. Aunque cada propiedad se proteja con distintos sistemas de alarmas, una vez que un delincuente cruzó el perímetro del predio, el riesgo se potencia: los tiempos de respuesta ante un aviso de alarma se reducen y se corre el riesgo de que se produzcan situaciones de gravedad entre el delincuente y los propietarios. Por ende, se debería poner un acento especial en que no cruce este límite.

Y al emitir una póliza, las compañías de seguros tendrían que tener en cuenta si quien contrata este servicio cuenta con seguridad perimetral o no, como un  aspecto que puede ser decisivo respecto de la protección de la vida y los bienes de los asegurados.

Sin embargo, cuando se trata de asegurar un bien inmueble, la seguridad perimetral no es un requisito. En general, las compañías de seguros no contemplan si sus clientes cuentan o no con un sistema de alarma perimetral, lo cual como ya señalamos es mas que importante, pues permitiría reducir eventuales robos y/o hurtos.

Lo cierto es que un cerco perimetral es la primera barrera contra el intruso en un predio. Si el inmueble posee otros sistemas de alarma estará protegiendo bienes internos, pero no su perímetro. Resguardar el contorno de la propiedad disminuye los intentos de intrusión, y por lo tanto tenerla o no tendría que influir directamente sobre la prima del seguro.

Por otro lado y en los tiempos que corren, lo ideal para proteger un perímetro es una combinatoria de sistemas: la seguridad física – lograda mediante casillas de vigilancia, guardias, perros, etc. – y la seguridad electrónica establecida con alarmas, cercos, sensores, cámaras, etc.

Si las compañías de seguros se detuvieran a analizar todas estas variables, podrían manejar mejor su oferta adecuándola a la protección efectiva con que cuenta cada cliente, o podrían ofrecer tipologías diferentes de seguros a quienes aplican esas soluciones integrales.

De esta manera los predios grandes, que resultan difíciles de proteger – como barrios privados, countries o empresas – estarían expuestos a menos riesgos sabiendo que, además, este sistema les reportaría un alivio en la carga de la prima.

 

(*) Gerente de Aliara

Archivado en: , ,

 

 

Expertos