FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

16/12/2013

Antes del nuevo impuesto, ya suben los precios de los autos

Concesionarias actualizan valores al público para cubrirse de la ley que se sancionaría el miércoles. Boom de ofertas "compre ya".
FUROR. La compra de autos importados explotó desde el cepo cambiario y el Gobierno la limitará. | Foto: Cedoc
FUROR. La compra de autos importados explotó desde el cepo cambiario y el Gobierno la limitará. | Foto: Cedoc
FUROR. La compra de autos importados explotó desde el cepo cambiario y el Gobierno la limitará. | Foto: Cedoc
FUROR. La compra de autos importados explotó desde el cepo cambiario y el Gobierno la limitará. | Foto: Cedoc

En un clima que contrasta con la fiesta de ventas que vivieron durante todo el año, los principales actores del mercado automotor viven un cierre de año en virtual estado de convulsión, mientras calculan el impacto que tendrá en su negocio la suba de los impuestos internos que el miércoles próximo convertiría en ley el Senado.

Así, varios importadores ya aumentaron los precios de aquellos modelos que quedarían alcanzados por alguna de las dos escalas que prevé el impuesto: 30% para los que tienen un valor de fábrica de hasta $ 170.000, y 50% para los que valen más de $ 210.000. 

La mayoría de las marcas consultadas negaron aumentos “preventivos” en sus listas oficiales de precios, pero reconocieron que “puede darse el caso” de concesionarios que ya remarcaron los precios, tanto para ganar margen sobre el stock que tienen disponible, como para crear un “colchón” que les permita absorber parte de los futuros aumentos  que tendrán que aplicar en su line up. Las situaciones son bien distintas para cada firma, según sean importadores netos (afectará casi al 100% de su oferta de modelos) o terminales con fabricación local, a los que la suba del impuesto impactará sólo parcialmente, en su oferta de alta gama.

La inminente suba de precios motivó en algunos casos a lanzar ofertas inmediatas sobre el actual stock, como la marca Alfa Romeo, cuyo importador Centro Milano invita a aprovechar las unidades con entrega inmediata “sin el impuesto”; o algunos concesionarios Volkswagen, que ofrecen el modelo de gama alta Passat “antes que lo agarre el impuestazo”. En otros casos, como el de la japonesa Mitsubishi, su importador Alfacar directamente remarcó en unos u$s 2.000 el precio de los modelos Outlander que serán alcanzados por las nuevas alícuotas.

Para los fabricantes el panorama es menos grave, aunque el presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, calculó que las subas efectivas llegarían hasta el 95% del precio final. Las mayores críticas provienen de la Cámara de Importadores de Autos (CIDOA), quienes aseguran que el impacto en los precios finales será de más de 80% y afectará a toda una gama intermedia de vehículos que no tienen sustitutos de producción local. Como si el ruido fuera poco, el Gobierno les exigió esta semana a todas las automotrices que recorten un promedio de 20% sus volúmenes de importación de modelos terminados, sean autos o vehículos comerciales de hasta 5 toneladas.

Publicado en la edición impresa de Diario PERFIL

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos