FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

X-Segundo Nivel

14/01/2014

La economía argentina, de las más “reprimidas” del mundo

El Índice de Libertad Económica 2014 de la Heritage Foundation ubicó al país en el puesto 166 de los 178 analizados.
1121_Kicillof

1121_Kicillof

La conservadora Heritage Foundation, con sede en Washington, difundió la edición 2014 de su Índice de Libertad Económica. Según este ranking, la Argentina se encuentra entre las economías más “reprimidas” del mundo, ubicándose en el puesto 166 entre los 178 países analizados. Descendió seis lugares respecto del año pasado.

A nivel regional, el país ocupó el lugar 27 de los 29 incluidos en el listado. Sólo quedó por encima de Venezuela (175) y Cuba (177). En tanto, Chile (7), Santa Lucía (33) y Colombia (34) son los mejores ubicados, dentro de la categoría “mayormente libre”.

Según el documento, la Argentina alcanzó los 44.6 puntos, quince por debajo del promedio mundial. Las mejores posiciones las ocuparon Hong Kong (90.1), Singapur (89.4), Australia (82.0), Suiza (81.6), Nueva Zelanda (81.2) y Canadá (80.2). Sólo ellos fueron calificados como plenamente “libres” a nivel económico.

La de la Argentina es, según el documento, la “segunda caída más severa en la libertad económica” desde la creación del índice, hace más de 20 años.

El ranking analiza el estado de derecho, el tamaño del Estado, la eficacia de las regulaciones y la apertura de los mercados, y así califica a cada nación.

“La intervención del Estado argentino en la economía creció de manera sustancial desde 2003, acelerando la erosión de la libertad económica“, reza en uno de los párrafos dedicados al país, al tiempo que agrega: “Las deficiencias institucionales siguen socavando las bases de un desarrollo económico duradero. El sistema judicial ahora es más vulnerable a la interferencia política, y la corrupción prevalece. La presión regulatoria sobre el sector privado sigue creciendo, con medidas de gasto populistas y controles de precios que distorsionan los mercados”.

El informe también critica la política exterior del oficialismo. “Bajo el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, la Argentina ha fortalecido sus vínculos con los gobiernos de la región que son hostiles a la libertad y ha amenazado el derecho de autodeterminación de las islas Falkland (Malvinas)”, señala.

Con respecto a las inversiones, asegura que el perfil nacional se vio seriamente dañado porque “el poder judicial se ha politizado y el Banco Central ya no es independiente”. Además, tilda de “fracasos” las negociaciones con los fondos buitre y la “expropiación” de YPF en 2012, al tiempo que carga contra la estatización del dinero de las ex AFJP hace cinco años.

También la fundación es muy dura en cada una de las categorías de análisis. En la de “Estado de Derecho”, que mide el derecho a la propiedad y la libertad frente a la corrupción, destaca que “en 2013, frente al deterior de la balanza de pagos, el Gobierno impuso prohibiciones draconianas sobre las transacciones en divisas para proteger las reservas de dólares que están en caída”, al tiempo que agrega: “Además, aprobó una ley que busca debilitar el poder judicial, ya de por sí vulnerable a la corrupción. La protección de derechos de autor y patentes es problemática. El Gobierno ha confiscado la propiedad privada y manipula las estadísticas oficiales de inflación para reducir los intereses para los tenedores de bonos“.

En tanto, el rubro “Tamaño del Gobierno” sufrió una caída de 2.2 puntos respecto del índice de 2013, mientras que el de “Apertura de Mercados” es el único que evidenció una leve mejoría, con una suba de 1.3 puntos en “libertad de comercio” (se ubicó 134). No obstante, en “libertad de inversión” cayó 10 puntos, colocándose 152. Mantuvo puntuación en “libertad financiera”.

Fue en la categoría “Eficacia de la Regulación” en la que peor le fue a la Argentina: en “libertad monetaria” se ubicó 176; en “libertad de empresa” cayó seis puntos respecto del anterior envío y se quedó con el puesto 143; y en “libertad de trabajo” obtuvo 2.5 puntos menos que el año pasado, ocupando ahora el 156° lugar. Según indican los técnicos encargados del informe, “lleva 14 procesos y 26 días abrir un negocio”. “La invasión reguladora sobre las empresas privadas continúa aumentando, con la interferencia del Gobierno desalentando la iniciativa empresarial y aumentando la incertidumbre regulatoria. El mercado laboral carece de flexibilidad y el salario mínimo ha crecido”, señala el informe, y asegura: “El Gobierno manipula las estadísticas de inflación oficiales. (…) Regula los precios de la electricidad, el agua y la nafta y presiona a las compañías a acordar precios y salarios”.

Finalmente, el índice concluye: “Aunque la economía se ha beneficiado por el boom de los precios de los commodities, las políticas fiscal y monetaria expansivas han alimentado la ya de por sí alta inflación, que no es reportada por las estadísticas oficiales. Controles de divisas han creado un mercado negro de dólares”.

FUENTE: http://www.heritage.org/index/country/argentina

14-01-2014

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Expertos