FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

X-Segundo Nivel

15/01/2014

La UE logra acuerdo clave contra la especulación financiera

El Parlamento Europeo y los países miembros del bloque alcanzaron anoche un acuerdo para desbloquear la ley sobre los mercados de instrumentos financieros.
PARLAMENTO EUROPEO. Propone
PARLAMENTO EUROPEO. Propone

parlamento europeo

En lo que significa un paso más para la regulación de los mercados financieros, el Parlamento Europeo y los países miembros de la Unión Europea (UE) acordaron anoche en Estrasburgo, Francia, poner fin al bloqueo de dos años de la MIFID, directiva que tiene como objetivo limitar la especulación y restablecer la confianza de los inversores, abatida por la crisis, informó la agencia de noticias AFP.

El Parlamento emitió un comunicado en el que asegura que la nueva ley permitirá “que los mercados financieros sean más seguros y eficaces, así como proteger a los inversores, limitar la especulación en los mercados de materias primas y regular el ‘trading’ de alta frecuencia”.

Michel Barnier, comisionado europeo de Servicios Financieros, opinó que se trata de “un avance decisivo hacia la instauración de un sistema financiero más seguro, más abierto y más responsable, y el restablecimiento de la confianza de los inversores tras la crisis financiera”.

Es de público conocimiento que este funcionario lucha desde 2011 por la medida, con el fin de reinstaurar “las reglas de la transparencia, de la responsabilidad, de la moral allí en donde habían desaparecido: al servicio de la economía real”.

Gracias a esta ley, las autoridades podrán poner límites a las posiciones de los corredores de bolsa en los mercados derivados de materias primas. La intención es poner un coto a la especulación desbocada de los productos agrícolas y a las distorsiones en los mercados de commodities, incluso en el de la energía.

Este punto es una enmienda del Parlamento -no se encontraba en el texto inicial-. La organización no gubernamental Oxfam felicitó a los legisladores por haber introducido a la ley “mejoras significativas”. Un portavoz de esta ONG agregó que “esta decisión es un buen comienzo en la lucha contra la especulación de los precios de productos alimenticios, que son un asunto de vida o muerte para millones de personas en el mundo en desarrollo”.

En tanto, la eurodiputada laborista británica Arlene McCarthy destacó que “pese a los intentos del gobierno británico y de algunos eurodiputados conservadores para debilitarla y vaciarla de su contenido”, esta última medida pudo ser incluida en la ley con éxito.

Lo que lamenta Oxfam es que la determinación de los límites que se impondrán recaiga en las autoridades nacionales. Estima que esto es un riesgo, especialmente en Gran Bretaña, ya que podrían imponerse “límites ineficaces” y relajarse los tiempos de las regulaciones.

Asimismo, la nueva ley prevé un marco regulatorio para las plataformas de negociación alternativas (Organised Trading Facilities, OTF), surgidas con la liberalización del sector bursátil. Hasta el momento, éstas no eran controladas; a partir de ahora estarán reservadas a la deuda, los productos derivados y los financieros estructurados. Pero las acciones no podrán intercambiarse más que en Bolsa o en los Sistemas Multilaterales de Negociación (SMN).

Otro de los ítems destacados de la nueva legislación es el que regula la protección de los inversores. Éstos estarán mejor informados, en especial sobre los riesgos asociados a los productos financieros que se les proponen.

También se introdujeron reglas para el ‘trading’ de alta frecuencia. Las firmas que lo utilicen deberán apelar a sistemas especiales para evitar que las transacciones se embalen. En tanto, los algoritmos utilizados deberán ser sometidos a ensayos y recibir autorización de las autoridades reguladoras: todas las órdenes y sus anulaciones tendrán que ser registradas para que las autoridades puedan analizarlas de ser necesario.

Finalmente, la ley prevé sanciones administrativas armonizadas en el caso de infracción, y además un régimen de equivalencia que será instaurado progresivamente para las empresas de los terceros países que apliquen las mismas reglas.

Los bancos, decepcionados

Las entidades bancarias esperaban cambios de última hora en la ley, pero se vieron decepcionados cuando conocieron que el acuerdo se había alcanzado.

La Asociación de Banqueros Británicos emitió un comunicado en el que se mostró preocupada por el impacto que las nuevas normas tendrán en la economía, debido a que limitan la liquidez del mercado y reducen la competitividad de las empresas europeas, informó la agencia de noticias Reuters.

Resta que el acuerdo sea ratificado formalmente por el Parlamento y los países miembro, lo que sucederá en las próximas semanas. Las medidas entrarán en vigor a finales de 2016, y buscarán cerrar brechas surgidas de la crisis financiera de 2007-2009.

15-01-2014

 

 

Expertos