FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/01/2014

Kicillof negocia el pago de la deuda con el Club de París

La reunión "fue positiva". Se intenta pagar en cuotas. Una historia que ya lleva 6 años.
1117_kicillof_g

1117_kicillof_g

En busca de créditos que permitan nutrir a las arcas del Central de dólares frescos, Axel Kicillof está en París, donde fue a renegociar -una vez más- el pago de la deuda con el Club de París, paso fundamental para que Argentina pueda volver al mercado.

El encuentro realizado este lunes en París entre el titular de Economía argentino, y el presidente de la entidad europea, Ramón Fernández, fue “muy positivo”, según afirmó Jessica Rey, portavoz de Kicillof, quien aseguró que “las condiciones están dadas para avanzar en las negociaciones” en el futuro cercano.

Por su parte, la secretaria general del Club de París, Clotilde L’Angevin, dijo a la agencia AFP que la delegación argentina, integrada también por el secretario de Finanzas, Pablo López, entre otros, presentó “principios que podrían servir de base de la negociación” para el pago de la deuda a los acreedores.

En este encuentro, que duró en torno a una hora y 40 minutos, no se preveía alcanzar un acuerdo. Las negociaciones se encuentran en una fase anterior “a la presentación de una oferta formal”, dijo L’Angevin.

Kicillof tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa este martes en Buenos Aires para informar de la reunión.

Lejos quedó la intención de pagar al contado toda la deuda. Cristina Fernández de Kirchner, de hecho, llegó a tener el Decreto preparado y hasta lo anunció por cadena nacional. Un año después del amague, el todavía ministro de Economía, Amado Boudou, afirmaba que pagar los cerca de 6 mil millones de dólares en efectivo, era un error. Pero tampoco se pagó.

Ahora, la idea es saldar la deuda de a poco, a través de un cronograma de hasta diez años con el grupo de acreedores que reclama un monto que, casi seis años después, llega a los 9.500 millones de dólares, la mayoría de Japón.

Sin embargo, los acreedores reclaman que el Fondo Monetario Internacional (FMI) monitorée los desembolsos si se estipula un plazo mayor a 18 meses, dijeron las fuentes.

El gobierno rehúsa ser sometido a los controles de rutina del FMI desde que cancelara en enero de 2006 toda la deuda con el organismo en un solo pago de 9.500 millones de dólares.

Sin embargo, tal como publicara diario PERFIL en su edición del 19 de enero, la Presidenta instó a cuidar los dólares y acelerar la salida a los mercados, es decir, tomar deuda en dólares del exterior. El plan de la vuelta al sistema financiero internacional no es nuevo, pero Economía acumula ahora varias ofertas para emitir deuda a tasa de un dígito si cumple ciertas condiciones.

En dos operaciones realizadas en 2005 y mediados de 2010, Argentina logró canjear un 93% de la deuda en “default”.

A mediados de septiembre, el Congreso argentino aprobó una ley para reabrir el canje de deuda para el 7% de bonistas que rechazaron otras reestructuraciones y los que litigan contra el país en tribunales de Estados Unidos.

 

 

Expertos