FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Cepo Cambiario

21/01/2014

Las políticas de la AFIP nos ponen “a contramano del mundo”

Especialistas sostienen que la iniciativa atenta contra el "e-commerce", un mercado en expansión. La opinión de los expertos.
La AFIP aumenta la presión impositiva a niveles cada vez más altos. | Foto: CeDoc
La AFIP aumenta la presión impositiva a niveles cada vez más altos. | Foto: CeDoc

0121_formulario_compra_exterior_990

La nueva disposición de la AFIP, que obliga a los compradores de productos por internet a llenar un formulario y pagar un recargo del 50% al valor del producto, no cayó nada bien en el espectro digital que tildó de “cepo” a la medida. Pero mucho menos al arco político y económico del país que entendió la resolución como una norma “burocrática que pone a la Argentina a contramano del mundo“.

Es que la iniciativa del ente recaudador atenta contra uno de los principios básicos de internet: la facilidad de acción. Y no es un tema menor: durante el año pasado se hicieron 1,5 millones de compras minoristas, más del doble que las 700 mil compras electrónicas que se efectuaron en 2012, según números de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). De esta forma, el “e-commerce” se convierte en un mercado en franca expansión.

Por eso, el presidente de la Unión de Consumidores de Argentina, Fernando Blanco Muiño, se despachó con duras críticas al sostener que la resolución de la AFIP “va a contramano del comercio mundial, nos encierra más de lo que ya estamos”. En un comunicado, el titular de la entidad explicó que “el comercio electrónico mundial impulsa las economías de muchos países, sobre todo los emergentes, y genera un flujo de divisas importante”.

“Nuestro país, conducido por funcionarios con mirada corta, vuelve a separarse del mundo donde lo que está en debate, por ejemplo en las nuevas Directrices de las Naciones Unidas (ONU) para el consumo, son las mejores formas de receptar al e-commerce”, criticó.

Blanco Muiño concluyó fustigando a la conducción de la AFIP, dirigida por Ricardo Echegaray:  sostuvo que le “gustaría que el organismo recaudador, alguna vez, piense en simplificarle la vida a los consumidores y no seguir burocratizándosela”.

En el ámbito local, la normativa tampoco causó buenas impresiones. Desde el aspecto económico, el analista macro económico José Luis Espert sostuvo que se trata de una política “sin reelevancia fiscal cuyo único objetivo es atemorizar, amedrentar, de meterle miedo a la gente para que no haga nada que tenga que ver con los dólares”.

En diálogo con Fortunaweb, Espert explicó que la resolución de la AFIP “es un intento del gobierno para no perder dólares, pero es algo absurdo porque el gobierno pierde dólares por su política misma”. Para eso, continuó, “tienen que bajar el déficit y congelar el gasto público. Pero es difícil que lo hagan, porque ahí tienen su clientela, en lugar de ajustar ellos, los que se ajustan son los del sector privado, que afrontan altos costos impositivos y laborales”.

Otro que se despachó con dureza ante la iniciativa de la AFIP fue el diputado nacional del Frente Renovador, Adrián Pérez. El exCoalición Cívica sentenció que “a fuerza de burocracia y restricciones no se resuelven los problemas económicos de fondo, que son la inflación y la falta de inversiones”.

Según el diputado massista, “el Gobierno persiste en recetas que vienen fracasando desde hace años. En lugar de atacar la enfermedad, trata de reprimir los síntomas de un desmanejo económico que erosiona el bolsillo de los argentinos”. En ese sentido, Pérez señaló que “lo que realmente queda confirmado con este tipo de gestos es lo que la mayoría de la gente intuye, que el gobierno no tiene ningún plan integral en materia económica, todo lo cual genera mayores niveles de incertidumbre y dudas sobre las posibilidades de revertir la situación actual”.

 

Archivado en: , , , ,

 

 

Expertos