FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Cepo Cambiario

27/01/2014

Las repercusiones del primer día de “flexibilización” del cepo

Economistas y dirigentes políticos criticaron las políticas económicas del gobierno.
0127_Capitanich

0127_Capitanich

En el primer día de la “flexibilización” al cepo cambiario, las reacciones entre economistas y referentes de la economía han virado entre la tibieza y la crítica rotunda.

Para el expresidente del Banco Central, Mario Blejer, la flexibilización del cepo cambiario va “en la dirección correcta”. Sin embargo, afirmó que la medida, en forma aislada, no logrará “el objetivo de calmar la ansiedad”. En declaraciones a radio El Mundo, Blejer remarcó la necesidad de adoptar “medidas” complementarias como “una corrección importante de la tasa de interés, un ajuste en el déficit fiscal para que no sea necesario el financiamiento monetario”. El economista remarcó que “si no creamos un ambiente en el cual haya confianza en la moneda local no va a haber forma de tranquilizar los niveles en la tasa de cambio”.

Por su parte, el extitular de la AFIP, Alberto Abad, minimizó hoy el impacto de la liberación parcial del cepo cambiario sobre el valor del dólar paralelo, y afirmó que “inexorablemente” la escalada de la divisa norteamericana “va a afectar a los precios”.

“Por los números que se están dando, si para tener 2.000 dólares hay que estar registrado, hay que tener un ingreso mensual mayor de 80 mil pesos, me parece que la cantidad de personas que van a ir por ese lado no lo veo que sea significativo“. En cambio, sostuvo que “si suben las tasas de interés de los plazos fijos, puede serenar un poco la cosa”.

En declaraciones radiales, Abad explicó que “la batalla principal es el déficit fiscal” causada por una “aceleración fuerte” del gasto público, que se financió con mayor emisión monetaria, lo que derivó en inflación. “Cuando se produce esta alimentación de déficit fiscal e inflación estamos en este problema”, afirmó, para luego cuestionar al gobierno por no tener un plan.

En este sentido, planteó: “Lo que no estamos haciendo es realmente tomar una definición de largo plazo con un programa orgánico que incluya todas estas variables”. Consultado sobre si la actual situación impactará sobre el acuerdo de “Precios Cuidados”, sentenció: “Inexorablemente esto va a afectar a los precios“.

Abad criticó al gobierno porque “hay una decisión que no se quiere tomar, que no se la está poniendo en escena, y que es la decisión de que hay que reacomodar el sistema del gasto público“, para luego indicar que, si no se ataca, “el déficit fiscal y la inflación, es más de lo mismo”. Según su visión, “no es solamente el problema la cantidad del gasto, sino la calidad”.

“No terminamos con el Futbol para Todos, no terminamos con gastos improductivos de contratos que se siguen haciendo para el sector publico en áreas que están sobresaturadas de personal”, fustigó, e insistió en que hay que revisar “seriamente” el gasto.

Por otro lado, los dirigentes de la oposición coincidieron en su rechazo hacia las medidas económicas aplicadas, al asegurar que son “arbitrarias, discriminatorias y regresivas”.

Julio Cobos criticó que haya “un cepo a la confianza”, para luego exigir que se reconozcan los problemas y se tomen “medidas coherentes en torno a la inflación y la energía.

Por su parte, el bloque radical de la cámara de Diputados solicitó que se convoque al jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, y al ministro de Economía, Axel Kicillof, para que expliquen las “medidas anunciadas” en relación a la política cambiaria y sus efectos sobre el presupuesto.

En una carta enviada al titular de la cámara baja, Julián Domínguez, para solicitar que se cite a Capitanich y Kicillof, el presidente del bloque de la UCR, Mario Negri, argumentó que “estas medidas en si misma constituyen un cambio de suma importancia, que merecen una explicación vinculada al impacto que tendrán para el rumbo de la economía nacional”.

El legislador cordobés argumentó que en el proyecto aprobado por el Congreso se prevé un tipo de cambio de 6,33 por dólar, una tasa de crecimiento del 6,2 por ciento y una inflación de 10,4 por ciento para 2014.

 

La situación de las reservas.  Los activos del Banco Central cayeron hoy 174 millones de dólares y se ubicaron en 28.889 millones, de acuerdo con los resultados provisorios de la autoridad monetaria. De esta forma, por segunda vez en el mes las reservas perforaron un piso de dólares “redondo” y continuaron con su tendencia declinante.

Para encontrar un nivel de reservas similar, hay que remontarse al 27 de octubre de 2006, cuando se contaban 28.761 millones de dólares en las arcas del Central.

Las reservas muestran un retroceso de 1.710 millones de dólares (- 5,59 por ciento) en lo que va del mes y del año, una caída de 18.634 millones de dólares (- 39,21 por ciento) desde el inicio del cepo cambiario el 31 de octubre de 2011, y de 23.765 millones (- 45,13 por ciento), en relación con el récord de 52.654 millones de dólares, registrado hace tres años.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos