FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

31/01/2014

Con la inflación, el impuesto a la alta gama ya alcanza a casi todos los vehículos

El titular de la Cámara de Comercio Automotor aseguró que la mayoría de las unidades superaron ya el piso de los $100.000.
El 40% de los vehículos se vendió a través de internet.
El 40% de los vehículos se vendió a través de internet.

La devaluación y los aumentos de precios elevaron el valor de los autos y con el incremento, muchos modelos de media gama ya están siendo alcanzados por el impuesto, lo que agudiza la preocupación en el sector, que exhibe un notorio parate en las ventas.

En ese sentido, el secretario de la Asociación de Concesionarios de Autos de la República Argentina (Acara), Rubén Beato, indicó que las terminales los incrementaron entre 5 y 8%, aunque dijo que no hay reposición.

“Precios hay, las fabricas los pusieron, hay 8% de aumento, 5% en la parte nacional y 8% en la parte importada, pero lo que no hay es reposición. Las fábricas mandaron la lista de precios, pero no pudimos recomponer el stock del mes de enero”, indicó en declaraciones a radio El Mundo.

En tanto, Alberto Príncipe, titular de la Cámara de Comercio Automotor (CCA), aseguró que las listas de precios de los vehículos OKM que ingresaron en los últimos días muestran que casi ninguno cuesta menos de $100.000.

“Un Volkswagen Gol quedaría en unos 107.000 pesos, aproximadamente”, dijo Príncipe a Clarín. Un valor alto si se lo compara con principios de enero, cuando la versión más cara de este vehículo (el VW Gol Power, de cinco puertas) costaba $88.660.

En tanto, desde Acara estimaron una fuerte caída en las ventas de autos en 2014, con un total previsto de 600 mil unidades como máximo, un 40% menos que las patentadas en 2013 (942 mil).

Por otra parte, sobre la universalización del impuesto a los autos de alta gama, Beato señaló que los concesionarios van a “esperar” para pedir que se estudie la conveniencia de eliminarlo.

La venta de autos de alta gama, “fulminada”

El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, precisó que el impuesto a los autos que estableció el Gobierno “fulminó” la venta de los vehículos de alta gama y expresó su confianza en que ese tributo se elimine “cuando se converja a un dólar único”.

El impuesto aplicado en el sector “fulminó la venta de (autos) de altísima gama”, aseguró el directivo, tras calificar ese tributo de “distorsivo”.

“El problema es que cuando se converja a un dólar único, que espero que llegue en un tiempo no demasiado largo, vaya a quedar ese impuesto”, enfatizó Rattazzi, y remarcó que esa carga es de “emergencia y no aporta nada al Fisco”.

En declaraciones a radio Mitre, el titular de Fiat recordó que el origen de ese impuesto fue la denominada “venta brecha”, es decir, la adquisición, hasta hace poco, de autos costosos aprovechando la diferencia que había entre el dólar oficial “a 6,20” pesos y el paralelo a “10”.

“Pero si se cierra esa brecha, éste es un impuesto distorsivo que no aporta nada al Fisco porque esos autos no se venden y es una distorsión del mercado un poco arbitraria”, completó Rattazzi.

También el titular de Acara, Abel Bomrad, coincidió con el presidente de Fiat al considerar que el incremento de impuestos “fulminó” al mercado de alta gama.

“Evidentemente tiene razón”, afirmó Bomrad en declaraciones a la agencia DyN, en las cuales recordó: “Eso lo veníamos diciendo desde noviembre”.

Bomrad indicó que “es probable que en enero todavía se vea un incremento de patentamientos de autos en ese segmento, pero son operaciones que quedaron de meses anteriores”. En tal sentido, consideró que la suba de la alícuota de Impuestos Internos a 35% para autos de entre $170 mil y $210 mil, y a 50% para los que superan esa franja “tuvo un impacto muy grande” en el mercado.

Duro cruce con Capitanich

Cristiano Rattazzi también le respondió ayer al jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien había acusado a los empresarios por las remarcaciones de precios y de ser los responsables de “inconductas nocivas para el funcionamiento económico”.

Al respecto, Rattazzi sostuvo: “Controlar una cadena de insumos de la cual vivimos todos, trabajando desde hace años con una competencia feroz, me parece perder un poco de tiempo en cosas que no aportan a la calidad de vida ni al mejoramiento del producto o de la competitividad“.

“No sé por que en momentos (los empresarios) son nocivos y en momentos, somos necesarios. Es raro”, reflexionó el industrial, y subrayó: “La inflación en gran parte es un problema monetario (que) en todos los libros de texto de economía se sabe”.

Para el titular de FIAT, “es inútil decir otra cosa. ¿Por qué a veces somos buenísimos y no aumentamos precios y a veces somos malos y aumentamos precios? Obviamente no es así; en el mundo hay una competencia enorme y la competencia es la que regula precios justamente en un mundo donde la palabra ‘libertad’ en la economía tiene mucho valor”.

31-01-2014

Archivado en: , , , , , , , ,

 

 

Expertos