FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/02/2014

WSJ destacó “estabilidad política y social” de Uruguay frente a la Argentina

Para el prestigioso periódico, las virtudes económicas y de inversión del país vecino son mucho mayores.
Archivo. Cristina recibiendo a Mujica y Astori en la Rosada. Eran otros tiempos.
Archivo. Cristina recibiendo a Mujica y Astori en la Rosada. Eran otros tiempos.
CFK-MUJICA, en el marco de la inauguración de una planta en Uruguay.
CFK-MUJICA, en el marco de la inauguración de una planta en Uruguay.

The Wall Street Journal (WSJ) publicó hoy un artículo en su sitio web en el que destaca las virtudes económicas y de inversión de Uruguay por sobre las de sus socios del Mercosur, en especial de la Argentina. Nuevamente, el prestigioso periódico estadounidense golpeó con dureza al país a través de sus artículos.

“Mientras todas las miradas parecen puestas en los problemas económicos de Argentina, Venezuela y en menor medida Brasil, Uruguay está tratando de venderse como un contrapeso y refugio en medio de la agitación de sus socios del Mercosur. Su principal argumento de atracción: estabilidad política y social”, comienza la nota, firmada por Claudia Sandoval Gómez.

La periodista, que califica a Uruguay como “pequeño país”, destaca que tras actos legislativos audaces y progresistas como la legalización de la marihuana y el matrimonio homosexual y la despenalización del aborto, ahora la administración de Mujica está “en plena campaña para exhibir sus positivos indicadores económicos y a la vez demostrar cuán desacoplado está de Argentina”.

Según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), Uruguay creció un 3,9% en 2012. Las estimaciones aseguran que el crecimiento en 2013 fue aún mayor, de un 4%, cifra elevada si se la compara con el promedio de crecimiento de América Latina en su conjunto el año pasado, que rondó un 2,6 por ciento.

La tasa de desempleo charrúa es cercana al 6% de su fuerza laboral; la inflación, en tanto, es el único tema de real preocupación para los gobernantes, indica WSJ.

Mario Bergara, ministro de Economía y Finanzas de Uruguay, se encuentra en Nueva York a la cabeza de una delegación que busca convencer a posibles inversionistas acerca de los potenciales de Uruguay, en especial en el sector de servicios.

Si bien la economía uruguaya es “pequeña” en relación a sus vecinos, Brasil y la Argentina, la calificación de grado de inversión de su deuda soberana y su desempeño hicieron que, como proporción del PBI, la inversión extranjera directa en 2012 casi duplicara los flujos hacia esos dos países. Ese año se alcanzó la cifra récord en Uruguay de u$s2.710 millones en inversiones, de acuerdo a estadísticas de la División de Desarrollo Productivo y Empresarial de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

En cuanto a su sistema bancario, desde el gobierno charrúa se encargan en aclarar que dejó de ser el tradicional refugio de los ahorros argentinos. “En 2001, 40% de los depósitos en nuestro sistema bancario pertenecía a argentinos; hoy eso es 9%”, dijo Bergara.

Otra diferencia que marca el WSJ entre la Argentina y Uruguay, como signo de “desacoplamiento”, se da en el frente comercial. Mientras que hace diez años nuestro país compraba un 25% de las exportaciones uruguayas, hoy este número es menor al 5%, según cifras oficiales charrúas. “La exposición como socio comercial de bienes se ha reducido sustancialmente”, explica Bergara a ese medio.

Con respecto a la posición de Uruguay en el continente, los expertos confirman su solidez. “A menos que la crisis en la Argentina se deteriore mucho más de lo que está ahora, no hay un riesgo. Tampoco vemos un peligro de contagio de problemas financieros”, opina Fiona Mackie, analista especializada en el Mercosur de Economist Intelligence Unit, en Londres.

WSJ señala que, actualmente, el talón de Aquiles de Uruguay es la inflación, cercana al 9,10% anual y lejos del 6% aspirado por el gobierno, y la dependencia que aún mantiene con la Argentina en el rubro turismo. En este último aspecto, la caída producto de la crisis argentina influyó negativamente, a punto tal que las perspectivas de crecimiento oficiales para 2014 bajaron de un 4 a un 3%. Sin embargo, los funcionarios son optimistas. “En el mundo de hoy crecer más de 3% es envidiable para muchas economías, no lo vemos como una mala noticia”, destacó Bergara.

FUENTE: http://online.wsj.com/article/SB10001424052702303801304579407614090325096.html?dsk=y

27-02-2014

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Expertos