FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

07/03/2014

Concesionarias de motos declaran la “emergencia” y reclaman un acuerdo de precios

El presidente de la Asociación Argentina de Motovehículos sostuvo que, de seguir la caída en los patentamientos, "se abortará el proceso de industrialización de la moto nacional".
motos-usadas-concesionario1
Concesionaria nacional
Concesionaria nacional

La Asociación Argentina de Motovehículos (Mottos) se declaró ayer en estado de “emergencia nacional”, ante una caída del 20% del mercado en febrero, y le solicitó al Gobierno la implementación de un acuerdo de precios.

Según señaló el presidente de la entidad, Marcel Dinitz, “el sector está en condiciones de soportar nada más que 60 días estas condiciones”, y acusó a los bancos de elevar la tasa de interés para la venta financiada al 100% anual.

El empresario planteó un pedido ante la ministra de Industria, Débora Giorgi, para poner en marcha “un acuerdo de precios y financiación y demás costos sobre determinados modelos de motos”. 

El sector está integrado por unas 600 concesionarias, que emplean cerca de 8.500 trabajadores en forma directa, con un parque de 5 millones de unidades y ventas anuales por 750 mil vehículos.

En febrero pasado se registró una abrupta caída de 27% de los patentamientos, con un promedio diario de -38% respecto de igual mes del año pasado.

Según explicó Dinitz, la baja se debe a que desapareció del mercado la parte de la venta que se hace al contado, y porque al mismo tiempo cayó el financiamiento bancario, que elevó las tasas a un año al 100 por ciento.

“El comprador de una moto no se fija en el precio final sino en si puede paga la cuota. Ahora las cuotas son imposibles de pagar. Una moto que vale $12 mil pesos termina costando $24 mil más gastos en un año”, advirtió el concesionario.

Al pedir un acuerdo de precios, Ninitz reclamó que “se vea cilindrada por cilindrada” y que se trabaje “en forma conjunta, de manera inteligente” de forma de “proteger a los concesionarios y la fuente de trabajo”.

Al dimensionar la gravedad de la situación, el empresario consideró que puede “abortar el proceso de industrialización de la moto nacional” si no se toman medidas urgentes.

Datos de Mottos indican que 8,2 de cada 10 vehículos vendidos en el mercado local son importados, mientras que el resto tiene un nivel de integración nacional de apenas el 20 por ciento.

Por otro lado, los concesionarios oficiales reclaman una “regularización” del mercado, ya que según sus cálculos, el 25% de las motos que se venden en el país se hacen por otros canales, como los supermercados. Consideran que las grandes cadenas de ventas minoristas tienen una capacidad para otorgar financiamiento prolongado con tarjetas de crédito con la que no les es viable competir. Pero además de ello, sostienen que cuando las personas que adquieren motos fuera del canal oficial tienen problemas, hacen valer las garantías en los agentes oficiales de las terminales.

Frente a esta situación, Dinitz indicó que por reducción de costos las firmas se van a ver obligadas a “cerrar los talleres, con lo cual 5 millones de motos se van a quedar sin repuestos y servicios de post venta”. 

FUENTE: DyN

07-03-2014

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

Expertos