FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

20/03/2014

Para el Gobierno, el pago al Club de París no afectará las reservas

Tanto Timerman como Capitanich destacaron las bondades de llegar a un acuerdo con el ente conformado, precisamente, por una deuda Argentina. Galería de fotos

01_Timerman_Fabius_19032014_PC_ddc_54494

El ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Timerman aseguró que un acuerdo con el Club de París tendrá “un efecto positivo para el desarrollo de la Argentina” y que el pago de los compromisos no afectará el nivel de reservas del Banco Central, ubicado en torno de los 27 mil millones de dólares.

En ese sentido, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, calificó a la propuesta argentina como “muy interesante”, al tiempo que valoró el apoyo del presidente francés François Hollande, tanto respecto a las negociaciones a realizar con el Club de París a partir de mayo, como en el litigio judicial ante la Corte estadounidense con un conjunto de acreedores que no ingresaron al canje de deuda.

En declaraciones a Radio del Plata, Timerman consideró que un acuerdo con los estados acreedores “es muy importante tanto para nosotros como para los países miembros del Club de París, las potencias económicas más grandes del mundo”.

Ese acuerdo, añadió, “va a beneficiar a la Argentina, porque va a recibir financiamiento para obras a tasas muy convenientes, y por otro lado, a los países del Club de París, para que sus empresas accedan a este financiamiento para invertir en la Argentina. Ganamos todos”, reafirmó.

Timerman fue consultado sobre si un acuerdo con el Club de París afectaría el nivel de reservas del Banco Central, a lo que contestó: “No, porque se trata de negociar de tal manera que tenga un efecto positivo para el desarrollo de la Argentina, si no estaríamos en la época de la Alianza“, aseguró, en alusión a los problemas financieros que derivaron en el default de fines de 2001.

Desde 2010, el Gobierno dispuso la constitución de un fondo especial con reservas del Banco Central para el pago de la deuda pública, que en un primer momento no afectó negativamente porque se lo compensaba con los ingresos provenientes del comercio exterior.

Sin embargo, desde 2011, tanto por la reducción del superávit comercial como por la creciente fuga de divisas y la financiación del gasto corriente con recursos de la autoridad monetaria, las reservas comenzaron una tendencia declinante, que en tres años acumula una pérdida de más de 25.000 millones de dólares.

“Durante muchos años la Argentina, como dijo una vez un ministro de (el ex presidente Carlos) Menem, negoció de rodillas. Esa Argentina se terminó, todo el mundo entiende que el mejor interés para todos es llegar a un acuerdo. No vamos a negociar de rodillas ni a negociar como negociaba la Alianza, que era endeudarse y endeudarse”, sostuvo el canciller.

Por su parte, Capitanich abordó la cuestión en su habitual contacto matinal con el periodismo en Casa de Gobierno y, si bien no dio detalles de la oferta, aseguró que “la propuesta argentina es muy interesante”, que permitirá “promover la inversión extranjera directa” y pagar mientras se “mantienen las perspectivas de crecimiento”.

El miércoles, Francia hizo saber que respalda a la Argentina para que avance en sus negociaciones ante el Club de París. Hollande aseguró que “está haciendo todo lo posible para que en el Club de París, el sitio donde se negocian los aspectos financieros, podamos apoyar los trámites argentinos” en torno a la deuda con el organismo.

El denominado Club de Paris es, en rigor, la representación unificada de 19 estados acreedores que fue constituido hace más de medio siglo precisamente para atender la situación de la Argentina y que toma todas sus decisiones por consenso y acuerda eventuales refinanciaciones a partir de una auditoría que efectúa el Fondo Monetario Internacional.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos