FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Editor

26/03/2014

Las curiosas aplicaciones del Gobierno para tablets y smartphones

Desde los horarios del tren, hasta el control de precios. Cuáles son y cómo funcionan los programas para usuarios "premium". Galería de Imágenes

0326_app_precioscuidados_cedoc_g1

Florencio Randazzo es un “techie”, un auténtico fanático de la tecnología y lo aplica en su trabajo. Sin embargo, sorprendió al encargar el desarrollo de una aplicación para iPad, iPhone y sus competencias con Android, que permitió seguir paso a paso el escrutinio de las últimas elecciones legislativas en 2013.

Así y todo, existen otras aplicaciones oficiales del gobierno nacional de las cuales algunos pueden sospechar sobre su funcionalidad, como “Trenes en Vivo”, que se presenta como “la aplicación oficial y gratuita del Ministerio del Interior y Transporte de la República Argentina, que permite conocer en tiempo real los próximos arribos de trenes a una estación calculados dinámicamente gracias a la posición geográfica de las formaciones, entregada por los GPS que fueron instalados en las mismas”.

La aplicación fue lanzada en julio de 2013, como parte de un pack de medidas para renovar el sistema ferroviario que incluyó la colocación de televisores leds en las estaciones que anuncian la llegada de la próxima formación con una precisión que nadie se atrevería a calificar de eficiente. El sistema de televisores funciona con el mismo principio de la aplicación. La aplicación aclara que sólo funciona para los ferrocarriles de las líneas Mitre, Sarmiento y Roca eléctrico, “sumándose en un futuro las próximas”, o sea, San Martín, Urquiza, Belgrano Norte y Belgrano Sur.

Los usuarios de los productos Apple han tenido respuestas dispares. Uno de ellos refirió que le gusta la aplicación, aunque “habría que cambiarle el nombre al ferrocarril Roca”. Por otro lado, no faltaron quienes fustigaron la idea. “Nos toman el pelo con esta aplicación malísisma mientras los trenes no frenan”, afirmó un usuario, mientras que otro pidió que “arreglen los trenes, antes de poner juguetes”. Lo cierto es que la aplicación funciona sólo si el tren llega al horario previsto en el diagrama -el clásico afiche disponible en cualquier estación- pero no indica a qué hora llegará si es que se retrasó.

Pero la aplicación que está de moda es Precios Cuidados, que ya cuenta con numerosas versiones, tanto para usuarios de Apple, como para los de Android. Si bien ya existían algunas que sólo contemplaban el listado de precios acordados por los supermercados con el Gobierno, el 10 de enero picó en punta “Precios OK”, una aplicación desarrollada por Yamila Fraiman y Alejandro Torrado, dos estudiantes de Ingeniería Informática en la Universidad de Buenos Aires. Lo que diferenció a Precios OK del resto de los competidores, es que permite escanear el código de barras de un artículo y así saber si está en regla. Incluso, con un par de cliks más, se puede denunciar el incumplimiento, en caso de detectarlo.

Sin embargo, la aplicación cuenta con un competidor: el mismo gobierno que celebró la idea de los estudiantes. “Precios Cuidados Oficial” fue lanzada el 13 de marzo de este año, también para productos con sistema operativo iOS (iPad, iPhone) y como Android (Samsung, entre otros). A diferencia de las demás aplicaciones, los pasos a seguir pueden mostrar datos muy curiosos respecto de la lógica aplicada a la hora de “acordar precios”. Tal es el caso del aceite “Cada Día”, que en la cadena “Pájaro Azul” de la zona “NEA y NOA”, cuesta $7,60, pero en “La Anónima” el precio sube a $8,15.

Si bien la aplicación oficial no cuenta con uno de los puntos más polémicos de su competencia directa -el envío de denuncia vía GPS a la secretaría de Comercio- tampoco cuenta con buenas críticas de parte de sus usuarios que, en el mejor de los casos, lo tildan de inútil. En el caso de los usuarios de Android, las críticas son mayormente positivas, entre las que se pueden contar apreciaciones como “buena idea para que no sigan currando al pueblo” o “genial aplicacion, se sigue demostrando que hay gestion, laburo y avance en el Estado”.

Los dispositivos. Quizá lo más llamativo de las aplicaciones gubernamentales consiste en el oportunismo y en el precio del grueso de sus soportes. Si bien es cierto que productos que funcionen con Android abundan y los hay desde precios accesibles, los productos de Apple distan mucho del bolsillo del asalariado promedio. El modelo actual del iPhone no se comercializa en Argentina ni en los locales tradicionales de productos Apple. Se puede conseguir en el exterior desde los 650 dólares en su versión “S”, o desde los 550 dólares en su versión “C”.

En cuanto al iPad, la oferta es más dispar de acuerdo al modelo. El modelo “mini”, en Argentina se puede conseguir por 9 mil pesos, cuando en el exterior se vende por 400 dólares. En cuando al iPad Air, el último modelo de la compañía fundada por Steve Jobs, en Argentina puede llegar a conseguirse a 14.600 pesos. El mismo modelo, en Estados Unidos, cuesta 720 dólares. En cualquiera de los casos, son productos premium a los que no cualquier argentino puede acceder. Y todo para saber si el supermercado con el que acordó el Gobierno, cumple con el acuerdo.

 

 

Expertos