FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

27/03/2014

Críticas y elogios al recorte de los subsidios

Economistas y opositores, entre aplaudir la medida y cuestionar el "mamarracho".
0205_boletas_cedoc_g.jpg_1853027552

0205_boletas_cedoc_g.jpg_1853027552

El recorte a los subsidios a los servicios públicos que anunció el gobierno de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner esta mañana fue recibido con elogios y críticas de economistas y dirigentes opositores.

Hermes Binner avaló el recorte y resaltó que “la mayoría de lo que hoy los reciben no lo necesitan”. “Los subsidios indiscriminados nunca los compartimos”, enfatizó el titular del Partido Socialista en diálogo con la agencia DyN. “No decimos ‘no a los subsidios’, pero lo que se ha logrado con estos subsidios en forma discriminada es dilapidar el enorme esfuerzo y se nota en la brecha del déficit fiscal”.

“Mucha gente que recibe estos subsidios es tan ridículo lo que pagan; se tiene ver que sea compatible los costos con las tarifas y donde no es posible por razones sociales, es necesario que el Estado provea esos servicios”, argumentó el exgobernador de Santa Fe. “Pensemos en un derecho que tiene la gente, derecho al agua, a la electricidad, el gas, algunos necesitan los subsidios y la mayoría de los que hoy los reciben no lo necesitan”, agregó.

Ernesto Sanz alertó sobre el “alto impacto social” que puede tener el “ajuste fruto del desfasaje de las cuentas públicas”. “Le llame como le llame es un ajuste fruto del desfasaje de las cuentas públicas y el gobierno lo que no está haciendo es un esfuerzo en muchas otras áreas en las que podría reestructurar el gasto sin necesidad de meter la mano en el bolsillo de la gente”, expresó el titular de la UCR.

“Es un ajuste importante depende de cuáles sean los sectores involucrados es el impacto social que tiene. La quita de subsidios tiene un costo sobretodo porque el gobierno nunca fue claro respecto a cuáles eran los sectores subsidiados y los que no, va a tener un alto impacto social”, completó el senador.

“No paran de inventar mamarrachos a lo largo de la década y ahora inventaron algo para intentar zafar y se armaron otra vez una grilla y la empezaran a implementar en el agua y el gas y el subsidio al agua es relativamente poco”, señaló Fernando Navajas, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

“No es la primera vez que el gobierno trata de tomar el toro por las astas, la primera vez fue en el 2008 y ahí empezó a meter aumentos escalonados dependiendo los niveles de consumo que aun está vigente y que a la vez es una cosa compleja”, añadió, y consideró que “el esquema no es transparente en el sentido de que no puede ser auditado por nadie y no son claras las formulas para saber cómo han hecho el esquema”.

El ex secretario de Energía, Carlos Bastos, respaldó el recorte como una medida “bien encaminada” aunque pidió reemplazar la política “generalizada” por “subsidios especiales”. “Hay que corregir las tarifas, hay que llevar los precios más cercanos a los costos y en ese sentido me parece que la medida del gobierno está bien encaminada”, sostuvo en diálogo con Radio El Mundo, y opinó que “lo ideal sería cambiar la política de subsidios generalizados por subsidios a las personas, es decir ser más específicos”.

“Si las tarifas se aumentan para quitar subsidios, habría que reducir impuestos también, porque si uno no reduce impuestos, lo que está haciendo en definitiva es poner una mayor carga a la persona. Tarifas más altas tendrían que tener una correlación con quita de impuestos, claro que también es un poco difícil de determinar que impuestos se quitan”, manifestó Bastos, que argumentó que “en general la medida es correcta, apunta hacia una mejor organización económica”.

 Jorge Colina, titular del Instituto para el Desarrollo Social de la Argentina (IDESA), aseguró que “la reducción de subsidios le fue impuesta al gobierno por la realidad” por el nivel de déficit fiscal que “es difícil de controlar”. “Evidentemente esto va a impactar en los bolsillos de las personas”, razonó en diálogo con DyN y anticipó que “va a haber que pagar mas de agua y de gas”.

“Es el comienzo de un proceso, si es que quieren arreglar el problema. El ajuste es importante, desde el punto del Estado es muy modesto, ya que además el grueso de los subsidios está en la electricidad de la cual todavía no hubo anuncios”, concluyó.

Archivado en: , ,

 

 

Expertos