FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Tecnología

01/04/2014

Consejos para fotografiar sin el modo “automático”

Los expertos nos dan algunos tips para animarse a sacar mejores fotos.
0401_dpa1
Foto: Klaus-Dietmar Gabbert/dpa-tmn

 

Por Berti Kolbow-Lehradt (dpa)

Las cámaras automáticas modernas funcionan muy bien en la mayoría de las situaciones. Generalmente, las imágenes que captan no son totalmente fallidas. Sin embargo, puede valer la pena prescindir de vez en cuando del mecanismo de seguridad. “Cada vez más fotógrafos intervienen manualmente en el manejo de la cámara”, ha observado Constanze Clauß, directora de la Asociación de la Industria Fotográfica de Alemania.

Muchas veces se pueden hacer muy buenas fotos recurriendo simplemente a la técnica: “El control totalmente automático del obturador garantiza una foto correctamente expuesta a la luz. Sin embargo, la cámara elige a tal efecto valores medios, por lo que muchos fotógrafos principiantes se quejan de que a sus imágenes les falta algo especial“, dice la fotógrafa Jacqueline Esen, autora de un libro sobre fotografía digital.

Aunque no es necesario ser todo un experto, “los que incursionan en el mundo de la fotografía deberían dominar las funciones básicas de la cámara, tal como un artesano domina sus herramientas”, afirma Wadim Herdt, redactor de la revista alemana “Colorfoto”. Esos conocimientos incluyen la regulación de los tiempos de exposición, de la sensibilidad ISO y de los números f.

Para tantear el funcionamiento de estas técnicas, Jacqueline Esen recomienda seguir los tres siguientes pasos: para empezar, los usuarios fijan el tiempo de exposición, que indica el tiempo que el obturador permanece abierto dejando pasar la luz al sensor. El ajuste correcto del tiempo de exposición impide que las imágenes salgan borrosas. Para elegir el valor adecuado, los usuarios deben activar primero el modo “obturación automática”, que generalmente se encuentra escondido detrás de la “S” o “Tv” en la ruedilla en la parte superior de la cámara. Después, el usuario puede elegir con los botones correspondientes la velocidad de obturación deseada. “Como regla general, se elige una velocidad de al menos 1/125 segundos”, dice Esen.

Si las fotos se hacen con tiempo nublado, a la sombra o en interiores, la luz que entra sólo basta para un tiempo de exposición breve cuando en un segundo paso se aumenta la sensibilidad fotográfica del sensor, la llamada escala ISO. “La escala ISO 100 o ISO 200 es la apropiada para un tiempo soleado; cuando hay poca luz, hay que subir la escala a 800 ISO o más”, explica Jaqueline Esen. Sin embargo, ninguna cámara puede hacer milagros: cuando está demasiado oscuro, ni siquiera una escala ISO alta puede asegurar tiempos de exposición cortos.

Cuanto mayor la escala ISO, tanto mayor el “ruido” de imagen. Las fotos que se hacen con cámaras con pequeños sensores ya tienen un aspecto de grano grueso y desteñido a partir de ISO 800. “Para reducir al mínimo la sensibilidad, los usuarios pueden ajustar como último paso el valor de apertura“, explica Esen. El número f calcula el tamaño de la apertura en el objetivo que deja pasar luz al sensor por unidad de tiempo. Cuanto más pequeño el número, tanto mayor la apertura, es decir, tanto más luz penetra al objetivo y viceversa.

Para poder controlar completamente el tiempo de exposición y el valor de apertura, los fotógrafos tienen que cambiar con “M” al modo totalmente manual. La interacción entre tiempo, ISO y diafragma permite muchas combinaciones. Sin embargo, la condición es que se tenga tiempo suficiente para preparar la foto. “Incluso los profesionales hacen fotos con mecanismos parcialmente automáticos y no por eso son malos fotógrafos”, dice Wadim Herdt.

Nadie debería esperar al primer intento un resultado brillante. “La fotografía requiere tantear el resultado y aceptar algunos errores que te permiten aprender”, dice Contanze Clauß. “Incluso los mejores fotógrafos necesitan hacer muchos intentos para quedar satisfechos”. Si vale la pena mostrar sólo una de 30 imágenes captadas, ya es una ganancia, opina la experta.

Archivado en: ,

 

 

Expertos