FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

26/01/2015

Niños 2.0: consejos tecnológicos de los hijos de los famosos

Tienen entre 5 y 13 años y se mueven en la red con naturalidad. No usan el teléfono ni miran tele; sí aplicaciones para chatear, mirar cine, bajar música, juegos y googlear.

Esta semana Lola Lanata, la hija de Jorge Lanata y Sara Stewart Brown, debutó como periodista en el blog Borderperiodismo con un artículo sobre tecnología. Como parte de la generación de los “nativos digitales” contó que navega en internet, mira fotos, YouTube y cosas graciosas, y dio consejos tecnológicos. Claro, ella no es la única. Acá los hijos de los famosos, expertos en la materia, cuentan cómo se divierten.

“No sabés lo desenvuelto que es”, dice Marcela Tauro acerca de Juan Cruz, su hijo de 8 años. Y agrega: “Se graba mucho hablando y contando chistes y hasta haciendo de su superhéroe. Se pone frente a la camarita como si nada. Eso sí, no lo dejo que lo suba a las redes sociales. Y obvio, nos dimos cuenta de que ¡ya sabe comprar por internet!”.

Uno de los hijos de Nancy Pazos, Teo, de 13 años, también demostró ser muy hábil. “Es súper tecno. Dice que Facebook está out y es para los que no entienden nada, adora Instagram y Twitter. Pero como es tímido los usa para ver qué hacen los demás. Le encanta el Minecraft y hace unas construcciones maravillosas; la usa para todo. En casa reina el Skype y el teléfono fijo no se usa. También baja mucha música. De hecho, el año pasado musicalizó mi programa de Radio, Ruleta rusa. Le dije que quería tener como cortinas de los bloques los temas más nuevos y él me bajó un listado que cuando lo escuchó el musicalizador de radio Rivadavia ¡se quedó helado!”, cuenta orgullosa la conductora.

En el caso del periodista Adrián Pallares, que tiene tres hijas, Mía de 11, Sol de 8 y Ema de 6, asegura: “Creo que van a ser bailarinas porque se la pasan bajándose aplicaciones que te enseñan a bailar, y lo hacen muy bien. También bajan muchos juegos, aplicaciones que les cuentan cuentos, música y clases de gimnasia. Obvio, las películas están a la orden del día. Y googlean los estrenos y el pronóstico del tiempo si es que quieren que haga asado los domingos”.

La hija de Verónica Lozano, Antonia, tiene apenas 5 años y ya es un “pequeño monstruo”, según la conductora. “Cuando tenía 3 miraba las revistas y con los dedos trataba de ampliar las fotos como en el iPad. Ella tiene el suyo, se baja juegos, y mira pelis por Netflix. Hace unos días cambió su clave para que yo no ingrese. Pero después se la olvido y tuve que resetear su aparato. También se graba y hace películas con sus muñecas”, relata Lozano.

En el caso de los hijos de la periodista María Freytes, los juegos gratuitos están a la vanguardia. “Muchos son muy divertidos e ingeniosos y promueven el uso de la cabeza. Y obvio, también para escuchar música y hasta hacen concursos de baile. El varón tiene los juegos de fútbol y la más grande, Instagram. Y claro, en casa no se mira tele. Los chicos se graban los programas y los ven cuando quieren. Y si no Netflix”.

Pallares abona la teoría de que la tecnología es positiva. “Mi hija de 6 años está por empezar primer grado y ya sabe todas las letras y los colores en inglés y sabe quién es Juana Azurduy. Todo por el iPad. La más grande ya tiene celular y nunca le habilité el crédito porque no habla por teléfono. Usa WhatsApp y las redes sociales. Eso sí, no sube casi nada, mira. En eso es muy cuidadosa, por suerte”. Teo, el hijo de Pazos, le pidió a los 4 años aprender a escribir y leer porque quería googlear solo. “Hasta hace poco crackeaba las aplicaciones para bajárselas sin pagar. Pero el padre (Diego Santilli) lo retó y no lo hace más”, explica. Y todos coinciden en que cada vez que se rompe algún dispositivo o se desconfigura algo, ellos son los que lo arreglan.

Archivado en: ,