FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

12/06/2015

Un gato es director de comunicaciones en Rumania

Le ganó el puesto a más de 700 postulantes felinos. Se llama 'Boss', firma documentos, va a la oficina, viste un traje y recibe un sueldo mensual.

La compañía rumana Catbox, dedicada a tarjetas, cajas y regalos personalizados, casi todos con motivos alusivos a los gatos llamó a una convocatoria para el cargo de Director de comunicaciones.

Finalmente, de entre 700 postulantes, el nuevo jefe del departamento ese llama ‘Boss‘ (como jefe en inglés) y por su labor profesional cobrará un sueldo mensual de 200 euros.

Hasta acá todo parece normal, pero lo llamativo es que tanto “Boss” como los otros 700 postulantes eran gatos.

La razón, es que el jefe de relaciones públicas de Catbox quería que fuera un gato quien ocupe ese cargo en la empresa.

Por quedarse con el cargo, Boss va todos los días a la sede de la empresa, viste un traje formal y hasta ‘firma’ documentos con su pata.

Del sueldo del animal,  el 15 por ciento será en comida para gato y el resto en efectivo. La dueña del minino de pelaje gris y ojos pardos será la encargada de cobrarlo, según explica el portal Romania insider. Todo un gato trabajador.

 

 

7 pensamientos en “Un gato es director de comunicaciones en Rumania”

  1. Bueno los montones de gatos VIP que vemos en campañas presidenciales cobran por mes muchísimo más, no creo que sean tan capaces como el toga este y ni les hables de laburar.

  2. ” year of the cat ” :
    si a los pumas les parece bien que
    la Sociedad Protectora de Animales haya logrado la prohibición
    de que algunos desalmados pongan tigres en los tanques,
    comparto el parecer

  3. “Un traidor es un hombre que dejó su partido para inscribirse en otro. Un convertido es un traidor que abandonó su partido para inscribirse en el nuestro.”
    Georges Benjamin Clemenceau

    Roberto:

    Lamentablemente solo cambian de madriguera, por ejemplo algunas habían migrado del FPV hacia +a y ahora están volviendo.

    El sueño de los políticos es imitar a Mickey, es decir parecer tan encantadores que nadie se de cuenta que son simples ratas.

  4. Me encantó la noticia. Le deseo el mejor de los éxitos a la empresa. Seguro no va a ser un jefe cagador.

Los comentarios están cerrados.