FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

23/02/2016

El sistema de paritarias apalanca la inflación

Por Manuel Solanet, Director de Políticas Públicas de Fundación Libertad y Progreso | "La descentralización es naturalmente resistida por los dirigentes sindicales ya que perderían gran parte de su poder".

La legislación laboral argentina establece que los acuerdos sobre salarios y condiciones de trabajo se negocian entre los representantes gremiales de cada sector de actividad y las correspondientes cámaras empresarias. En el caso de los empleados estatales son también los dirigentes gremiales los que negocian con los ministros del área que corresponda. Esto ha sido así desde mediados de la década del cuarenta cuando la Argentina optó por una única representación gremial sectorial, centralizando en ella las negociaciones por los trabajadores de todas las empresas abarcadas. Los intentos posteriores por descentralizar las negociaciones laborales fueron infructuosos. Los hubo durante las gestiones de Raúl Alfonsín y Carlos Menem.

Hay una diferencia sustancial entre las negociaciones laborales centralizadas y las descentralizadas a nivel de cada empresa. En las centralizadas priman los factores macroeconómicos y políticos. Los incrementos salariales toman como referencia la inflación ocurrida desde el aumento anterior. Juegan factores  y reclamos de carácter general que no necesariamente son aplicables a cada una de las empresas del sector. Los aumentos obtenidos por otro gremio son tomados como base comparativa de lo reclamado. La situación particular de cada una de las empresas no es tenida en cuenta. De esto resulta que algunas podrán afrontar lo acordado sin inconvenientes, mientras que a otras les resultará imposible y tendrán que presentarse en concurso o vender activos o reducir su personal.

En las negociaciones descentralizadas, o sea las que se realizan entre la conducción de cada empresa y los delegados por sus empleados y trabajadores, hay una confluencia de intereses. Los empleados conocen los límites al igual que los dirigentes de la compañía. La capacidad negociadora de los empleados queda preservada mediante el derecho de huelga. La situación particular de la empresa y el ámbito de su mercado y competencia son conocidos por ambas partes. Algunas empresas podrán dar aumentos mayores que otras. Las condiciones de trabajo que están ligadas al equipamiento y a la productividad serán determinantes de cada arreglo.

Una forma de descentralización que no implica forzar la desaparición de las representaciones sindicales sectoriales es la de dar preferencia o privilegio a los acuerdos a nivel de empresa sobre los de mayor nivel.  Así lo establece la legislación laboral de Chile y ha sido exitosa. En ese caso los factores macroeconómicos son sólo un elemento más, que queda supeditado a la protección del empleo por la supervivencia de la empresa y su éxito competitivo. La conflictividad laboral se reduce al haber convergencia de intereses en estos objetivos esenciales.

Otro mecanismo inteligente incorporado en el sistema laboral chileno fue el del arbitraje oficial pero acotado a optar por una postura o por la otra. El árbitro no puede proponer posiciones intermedias. La consecuencia es que muy rara vez se recurre al arbitraje ya que ninguna de las partes quiere arriesgar la totalidad de la diferencia que tiene con la otra. De esta forma los conflictos se arreglan con menor repercusión.

La descentralización es naturalmente resistida por los dirigentes sindicales ya que perderían gran parte de su poder. Muchas veces estos dirigentes han lanzado el argumento defensivo de que ellos son más confiables que los representantes de empresa que están más expuestos a infiltraciones extremistas. La experiencia no convalida esta hipótesis. Los trabajadores y empleados de una empresa tienen intereses concretos y están bien cerca de sus delegados como para permitirles poner en riesgo su trabajo por efluvios revolucionarios. Han existido copamientos de empresas (caso Kraft Argentina, hoy Mondelez) pero tuvieron duración limitada y fueron corregidos con apoyo y anuencia de la mayoría del personal.

Nuestro país está atravesando un proceso de corrección de la desastrosa situación económica, fiscal e institucional que dejó la gestión kirchnerista. La inflación es principalmente consecuencia de la diarrea de emisión monetaria de los últimos meses de esa gestión. El efecto inflacionario estaba reprimido por anclajes destructivos que ahora debieron ser removidos. La supresión del cepo cambiario y los descongelamientos tarifarios ahora han puesto en evidencia aquella inflación contenida. De ahora en más la tarea prioritaria debe ser el trabajo sobre el gasto público. En este delicado proceso las paritarias están reclamando cubrir la inflación pasada sin detenerse a estudiar la situación de las empresas que representan frente a un mercado sometido al ajuste. El resultado es hacer crecer el desempleo, apalancar la inflación y acelerar la carrera precios-salarios.

——

Manuel Solanet_chico(*) Manuel Solanet es Ingeniero Civil con estudios de postgrado en Economía. Actualmente es Presidente de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas. Fue Secretario de Hacienda de la Nación y Secretario para la Modernización del Estado. Es además Director de Políticas Públicas de la Fundación Libertad y Progreso.

Archivado en: , , , , , , , , ,

 

 

7 pensamientos en “El sistema de paritarias apalanca la inflación”

  1. Sin pecar de trasnochados , como lo hacen algunos idiotas utiles, La Republica sufre las consecuencias humanamente , economicamente e intrinsecamente desorientada, (ganancias del pescador ), algunos muchachos creen que seguir con la demagogia , es hacer politicas de cambios. El Pais no esta aun, en condiciones de proyectos futuros, porque llevara tiempo en armar el rompecabezas, que nos lego el ” Modelo ” de la Viuda. Sr. Presidente, por favor, mediten las acciones, antes de hacerlas publicas, porque retroceder con cada intento, no nos pueden garantizar la firmeza de los objetivos del Gobierno, que jamas deberan pasar por el trabajo, los salarios y los haberes jubilatorios.
    Asi construiremos un destino de grandeza.
    Le dejo un gran abrazo..

  2. Desde el 17 de octubre de 1945, la columna vertebral del peronismo fue , el movimiento obrero organizado. Despues del 14 de mayo de 1989, con Menen a la cabeza, la columna vertebral del Justicialismo fueron, el FMI, Bunge y Born y Alvaro Alsogaray, por ejemplo. Lo que se rejunta ahora, es toda la Escoria y resaca , que dejo el llamado ” Modelo “, que se propuso TUMBAR al Pais y que no desperdiciara ocasion para eregirse en sediciosos y como ratas miserables, tambien traen ocultas intenciones, casi en paralelo a los dirigentes gremiales , quienes ya aportaron lo suyo en el primer enfrentamiento contra el gobierno del Ing. Macri.
    Muchachos …lo dijo el Gral.
    Necesitarnos una, paz constructiva sin la cual podemos sucumbir como Nación. Que cáda argentino, sepa defender esa paz solvadora por todos los medios, y si alguno pretendiera alterarla con cualquier pretexto, que se le opongan millones de pechos y se alcen millones de brazos para sustentarla con los medios que sean. Sólo asi podremos cumplir nuestro destino.
    Les dejo ,un gran abrazo.

  3. Con mis compañeritos de la Escuela primaria, quienes nos reunimos periodicamente, despues de casi 70 años, estuvimos recordando y analizando , estos tiempos en que a los Docentes, se les esta escapando la brujula, Lamentablemente, lo digo con todo respeto y veneracion, se dejaron engañar, pusieron la basura debajo de la alfombra,
    porque, porque no es de ahora, que el salario docente quedo pisado desde hace mucho tiempo, quiero suponer que 2+2 = 4, que paso no se animaron a salir a las calles, reclamando lo que siempre le correspondio, o fueron complices y guardaron silencio, haciendole un gran ” favor ” al regimen, con los indices falsos del Indec.

    Maestro, tu que haz de plasmar mi alma y modelar mi corazón, compadécete de mi fragilidad.
    No me mires con ceño adusto si no te comprendo, ten paciencia.
    No te moleste mi bulliciosa alegría; ¡compártela!
    No atiborres mi débil inteligencia con nociones superfluas.
    Enséñame lo útil, lo verdadero, lo bello.
    Trátame con dulzura, Maestro, ahora que soy pequeño.
    Cuántos dolores me esperan en la vida: en medio de ellos, el recuerdo de tu benevolencia será estímulo bienhechor.
    No me riñas injustamente…Ámame, Maestro, que yo también, aunque no sepa demostrártelo, te amaré mucho, mañana más que hoy.
    Cúltivame, Maestro, como un jardinero sus flores.
    Y yo perfumaré tu existencia con el incienso perenne del recuerdo y la gratitud.
    Maestro, buen Maestro, que haz de dar luz a mis ojos, aliento a mi cerebro, bondad a mi corazón, belleza a mi alma, verdad a mis palabras, rectitud a mis actos;
    ¿Maestro no desoigas mi oración!

    Sacerdote .. .Walter de Jesús Zapata Velásquez.

    Les dejo un gran abrazo.

  4. Solanet! funcionario de la dictadura entre 1977 y 1981…cipayo vendepatria con los buitres…consultor de las privatizaciones de mendez…

  5. Quienes son estos mercenarios de la Fundacion Libertad y Progreso? Estuve leyendo algunos de sus articulos y son todos increiblemente fascistas.

  6. L& p una fundación ligada al macrismo. Que sigan blandiendo el parche de que las paritarias generan inflación.. Este gobierno llegó con apoyo popular , si le siguen pegando al pueblo en algún momento se lo van a sacar y van a salir a protestar.

  7. Ay, Solanet… tendrías que jubilarte. Tus recetas son las mismas que Martinez de Hoz y lo el resto de GARCAS que hundieron al país tanto como la demagogia barata.
    Alguna vez pensaron para adentro o siempre trabajaron para los de afuera?
    Desde Roca tus antepasados roban para la corona (que en ese momento era Inglaterra) ahora, como buen cipayo que sos, cambiaste de jefe.
    Que tipo desagradable…

Los comentarios están cerrados.