FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Mercados

27/09/2016

Argentina mejoró dos puestos en competitividad pero está lejos de su mejor momento

Argentina escaló al lugar 104 del ranking del World Economic Forum (WEF). El organismo sostuvo que “se espera que las medidas en pos de la competitividad tengan impacto positivo en el futuro cercano”.

Por Patricia Valli

 

Argentina mejoró dos puestos y escaló al lugar 104 del ranking de competitividad sobre 138 países del World Economic Forum (WEF), aunque está lejos del puesto 85 al que llegó en 2007, cuando se empezó a aplicar la metodología actual para medir la posición de cada país.

Tras el cambio de Gobierno, el WEF sostiene que “se espera que las medidas en pos de la competitividad tengan impacto positivo en el futuro cercano”. El país retomó este año su participación en el Foro de Davos que organiza la misma entidad que publica el informe.

Pese al optimismo, reconocen que la recesión en Brasil -principal socio comercial- no ayuda, así como los bajos precios de los commodities. Los ajustes en tarifas y la alta inflación también hacen “más difícil la transición a un modelo más orientado al mercado”. Las expectativas de los consumidores se mantienen débiles pero se espera un rebote, basado en reformas que mejoren la competitividad.

El ranking del WEF se incluye en informes económicos y, al estilo del Doing Business del Banco Mundial, puede orientar sobre el “clima de inversiones”. Este año, la Argentina además retomó su participación en el tradicional foro de Davos que organiza el WEF y la meta del Gobierno es “mejorar la competitividad” y que el país se ubique en el tren los 50 primeros.

Para eso el macrismo armó un “Plan Productivo Nacional” que ayer se presentó ante la Unión Industrial Argentina. El plan apunta a bajar el costo de capital, mejorar la infraestructura y logística, la productividad laboral, fortalecer la defensa de la competencia, mejorar la transparencia y reducir la presión tributaria, entre otros ejes. Con ese combo es que aspira, en el mediano plazo, a que la Argentina avance casillas en ‘competitividad’ más allá del tipo de cambio.

Pros y contras. La mejora general de la Argentina en el ranking se explica por una suba en algunas categorías como la ‘sofisticación de negocios’ (subió 13 lugares, al puesto 88) y la innovación (avanzó 12 lugares, al 81), según sostiene el informe, editado por Klaus Schwab. Esas categorías son un signo de una “mejor preparación para lidiar con un medioambiente cambiante”.

Si bien el país perdió más de 20 puestos en casi una década, en Educación se mantiene dentro de los primeros 50 lugares. La calidad de dirección de las escuelas (puesto 39) y la disponibilidad de entrenamiento especializado (43) son dos puntos donde el país todavía es fuerte a nivel global.

“Pese al momento positivo de los últimos doce meses”, marca el informe, el país se ubica en la posición 130 o inferior en cuatro pilares: instituciones, clima macroeconómico, eficiencia del mercado de bienes y del mercado laboral.

A escala global, el WEF apunta que el grado de apertura al comercio internacional en bienes y servicios fue declinando en los últimos diez años y que eso podría “herir la prosperidad en el futuro”.

El podio de la competitividad se mantuvo sin cambios: lo lidera Suiza, seguido por Singapur y los Estados Unidos. Detrás de ellos, Países Bajos subió un puesto y dejó a Alemania en el quinto lugar. Suecia y el Reino Unido mejoraron desde el 9 y 10 puesto al 6 y 7, respectivamente. Japón y Hong Kong descendieron dos puestos cada uno. Finlandia cierra el “top ten”, con una caída de dos lugares frente a 2015.

 

 

5 pensamientos en “Argentina mejoró dos puestos en competitividad pero está lejos de su mejor momento”

  1. Claro que la opinión sesgada de este Foro Económico Mundial, también conocido como el “Foro de Davos”, es como ir a pedirle una evaluación comparativa de gobiernos a Paul Singer.

    Es como ir a preguntarle a los zorros si es conveniente o no sacar los vallados y protecciones del gallinero.

  2. ¡¡El alto costo de la política!!

    El problema argentino es el alto costo de la legalidad cuyo fin supremo es mantener y hacer crecer la caja política Impuestos in-morales y expropiatorios, combustibles más caros de América, salvo Uruguay que hace 70 años curra con impuestos encubiertos y la caja política en los entes públicos. Energía con un altísimo componente impositivo, ídem tarifas eléctricas gas y otras. Sin plata no hay política y para conseguirla se recurre a disfraces naif, o aportes espurios sin importar el origen y que el país se “haga percha” Los bancos mandan y estos sin rentabilidad suprema, no le prestan plata a la política, lo demás son todas consecuencias Intrascendente analizar qué país queremos cuando la realidad es que país podemos, con el costo argentino que ya demando 29 mil millones de dólares de crédito en siete meses y costos estatales altísimos ( prestamos a bancos y otros vía lebac) perdiéndose en los vericuetos de la gobernabilidad, cuya “habilidad” es cada día mas cuestionada

Los comentarios están cerrados.