FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

11/01/2017

Rompamos el cepo a la creación de trabajo

Por Agustín Etchebarne | "En estos últimos años la legislación laboral argentina se ha convertido en un verdadero peso para la economía, afectando el crecimiento, deteriorando la competitividad y destruyendo empleo. "

Supongamos que hay un profesional sin empleo que se llama Juan. Pedro tiene un taller metalúrgico y necesita un empleado como Juan. Si lo incorpora en relación de dependencia de acuerdo a la ley, teme afrontar altos costos de despido si no le resulta como empleado. Además, si Juan quiere ganar en el bolsillo 15.000 pesos Pedro deberá pagarle 18.000 y además pagar 5000 más en concepto de aportes patronales. Cabe acotar que el gremio ha conseguido que se impidan los contratos flexibles llamándolos “contratos basura”. Conclusión: Pedro desiste de contratar a Juan y rechaza pedidos de sus clientes. Pierden Juan, que no consigue trabajo; Pedro, que no puede crecer, y la economía del país. La sobreprotección laboral desalienta el empleo en blanco y la inversión, y alienta la informalidad.

Además, Pedro como empleador está sujeto a las negociaciones que hace la Unión Obrera Metalúrgica, que acordó con la cámara del sector metalúrgico aumentos salariales que dejan fuera de juego a los negocios chicos como el de Pedro, no así a las empresas grandes. Pedro no puede negociar directamente con sus trabajadores sus mejoras, sino que deben acatar lo que dice la paritaria general, impidiéndoles encontrar conveniencias mutuas propias del taller. Pedro no puede cumplir con lo dispuesto en la paritaria y queda al borde de la quiebra.

Este cuentito que relatas las historias de Juan, el empleado que no consigue trabajo, y Pedro, el empresario pyme al que le cuesta contratar, representan en forma sencilla la realidad compleja de miles de emprendedores y desempleados argentinos. En la negociación colectiva y sectorial se consideran elementos macroeconómicos y políticos, y se juega el poder de los dirigentes gremiales. Esto termina en costos más altos. Además, los dirigentes gremiales se oponen a la modernización de las leyes del trabajo y particularmente a la flexibilización y a la descentralización de las negociaciones laborales. Las resisten para conservar su poder. Los políticos populistas los apoyan.

En estos últimos años la legislación laboral argentina se ha convertido en un verdadero peso para la economía, afectando el crecimiento, deteriorando la competitividad y destruyendo empleo. Si hubiera negociaciones laborales por empresa y al taller de Pedro le fuera bien, podrían acordarse mejoras salariales aunque a otras empresas del sector les fuera mal. Todos en el taller colaborarían en imaginar mejoras en la productividad.

La descentralización de las negociaciones laborales no implica la inexistencia de agremiación, pero ésta debe ser libre y de ninguna manera restringida a un solo gremio por actividad.  Lo que interesa es el progreso y el bienestar, tanto de Juan, que quiere trabajar, como de Pedro, que quiere crecer y dar trabajo. Y detrás de ellos ganará también el País.

AgustinEtchebarne_2Agustín Etchebarne es economista especializado en Desarrollo Económico, Comercialización Estratégica y Mercados Internacionales, además de profesor de ESEADE y de la Universidad de Belgrano. Es Director General de la Fundación Libertad y Progreso. Twitter: @aetchebarne

Archivado en: , , , ,

 

 

3 pensamientos en “Rompamos el cepo a la creación de trabajo”

  1. En España se realizó una reforma laboral que incluía flexibilización, contratos temporarios, bajas de las indemnizaciones y demás chiches.
    La propaganda del establishment y los medios asociados era que se generarían un montón de nuevos puestos de trabajo y muchas maravillas más.

    Los resultados a la vista fue una clara baja para el empresariado del coste laboral, y el aumento de la rentabilidad consecuente, un desempleo cercano al 50% para los menores de 30 años, un aumento de la precarización alarmante y una disminución de calidad de empleo claramente visible.
    El desempleo no bajó, al contrario subió y se mantiene estancado con un amplio porcentaje de contratos temporarios y una disminución notoria del empleo permanente.
    En las marchas de los indignados se ven carteles “Si sos joven profesional en España hay tres salidas, por mar, por tierra y por aire” y “En España hay una salida Barajas”.

  2. es correctisimo lo que dice Echebarne, pero sigue sobreponiendose a todo y todos el populismo.Recuerdo lo que decia un escritor contemporaneo sobre el populismo, definiendolo como que: el populismo es a la democracia, lo que es la prostitucion al amor.-

Deja un comentario

Expertos