FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

24/01/2017

Según el INDEC, la balanza comercial de 2016 cerró con superavit

A diferencia del déficit de 2.969 millones de dólares que cerró en el 2015, el último año finalizó, según números oficiales, con un superávit de 2.128 millones de dólares.

La balanza comercial cerró 2016 con un superávit de 2.128 millones de dólares, contra un déficit de 2.969 millones que se había registrado en 2015, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Las exportaciones crecieron 1,7 por ciento a 57.737 millones de dólares, mientras que las importaciones se redujeron 6,9 por ciento a 59.757 millones de dólares.

Este resultado se produjo luego de que en diciembre el saldo comercial fue positivo en 65 millones, contra un rojo de 1.091 millones de dólares observado en el mismo mes de 2015.

En diciembre las exportaciones crecieron 34 por ciento a 4.591 millones de dólares y las importaciones subieron 0,2 por ciento a 4.516 millones.

El crecimiento de las exportaciones en valor durante 2016 se explica por aumentos de 17,7 por ciento en productos primarios y de 0,2 por ciento en manufacturas de origen industrial. En tanto, hubo caídas de 11,5 por ciento en combustible y energía y 6,6 por ciento en manufacturas de origen industrial.

Entre los productos primarios se destacaron las ventas de cereales que pasaron a 6.978 millones de dólares, con un alza interanual de 44,1 por ciento.

En la misma línea, se observa que en manufacturas de origen industrial (MOA) hubo un avance de 1,3 por ciento a 10.791 millones de dólares en la venta de residuos de la industria alimenticia, que representa el 40 por ciento de los despachos totales.

El otro rubro fuerte del segmento resulta grasas y aceites, que creció 5,7 por ciento a 4.970 millones. Más atrás aparece la venta de carnes con alza de 6,7 por ciento a 1.541 millones.

Estas subas se compensaron por las bajas de 26,2 por ciento en lácteos a 636 millones de dólares, de 13,2 por ciento en pieles y cueros a 747 millones de dólares.

Dentro de las manufacturas de origen industrial sobresalió la baja de 16,4 por ciento en automotores a 5.010 millones de dólares, de 10,7 por ciento a 2.246 millones de piedras y metales precioso, entre otras.

Estas caídas tuvieron una parcial compensación con el incremento de 8,1 por ciento en los despachos al exterior de productos químicos.

Respecto a las importaciones, el INDEC informó una suba de 2,2 por ciento a 12.014 millones de dólares en bienes de capital y de 33,5 por ciento en vehículos. Luego apuntó bajas de 30,7 por ciento en combustibles, 14,4 por ciento en bienes intermedios y de 10,8 por ciento en bienes y accesorios para bienes de capital.

Debido a la composición del comercio exterior, el Mercosur fue en 2016 el principal socio comercial del país, pero el intercambio arrojó un déficit de 372 millones de dólares. La peor situación se dio con Brasil ya que el desequilibrio anual ascendió a los 4.640 millones de dólares.

Archivado en: ,

 

 

2 pensamientos en “Según el INDEC, la balanza comercial de 2016 cerró con superavit”

  1. Si duda a veces Fortuna se pasa de rosca con las inocentadas o la información ex profeso sin analizar.

    Que empresa o productor decidió exportar en Diciembre con cambio de gobierno y una devaluación importante de la moneda en ciernes?

    El alza interanual de 44,1 por ciento de productos agrarios explica la trágica primarización de la matriz exportadora que se llevó puesto un magro “crecimiento” en exportaciones inferior al 2%.
    El 33,5% de crecimiento en vehículos se traduce especialmente en unidades de cierta gama para los “ganadores del modelo económico” vigente de Cambiemos, mientras a producción interna automotriz, que apuntaba mayoritariamente a unidades para la clase media, experimentó una caída de producción del orden del 20% y una sombría caída en las exportaciones automotrices del 16,4%.

    Sin duda otro éxito más para ir saboreando la llegada del cada vez más cercano “próximo semestre”.

  2. Los números barajados a mediados de año marcaban una tendencia altamente preocupante con las exportaciones que ilustraban por entonces una caída brutal en productos industriales y un crecimiento desde una participación un poco por arriba del 30% a representar más de la mitad del total de exportaciones de productos primarios o del campo de muy bajo valor agregado y que requieren muy escasa mano de obra. La tendencia de mantuvo en el segundo semestre.

    Falta aclarar que el crecimiento de importaciones de vehículos marca un dato interesante al cruzarlo con datos de las cámaras automotrices. Se trata de vehículos de alto valor por unidad, es decir gama alta.

    La tremenda caída de producción interna presenta dos componentes, una el enorme bajón de exportaciones automotrices y segundo una menor participación en las ventas del mercado interno de la producción nacional, donde obviamente primaron las ventas de la icónica Hilux y otros automotores de gama alta cuyas ventas en número cubrieron la caída de vehículos económicos.
    Una muestra más de la enorme pérdida en capacidad de consumo de la clase media), de manera que las ventas del 2016 con el blanqueo, (en el que se incluyó sólo un selecto 1% de la población activa), y la venta de los gama alta quedó equiparada con el 2015, un año donde todavía primaba el consumo de vehículos de gama baja y media.

    Resumiendo un análisis de los datos mismos del Indec de las exportaciones e importaciones muestran una primarización general elevadísima de la economía a tono con una gravísima desindustrialización que varia del 15 al 40% según rubros.

Los comentarios están cerrados.