FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

Economía

18/03/2017

Mindlin compró Iecsa, cambió al CEO investigado y suma empresas

El mayor empresario energético se quedó con la firma y su hermano Damián reemplaza a Javier Sánchez Caballero. Habría pagado entre US$ 40 y 60 millones.
SONRISAS. Marcelo y Damián Mindlin, en enero en Nueva York, tras “tocar la campanita” en Wall Street. | Foto: Cedoc

Marcelo Mindlin es hasta ahora el hombre de negocios de la era Macri. Con 53 años, tiene su sello de Pampa Energía, el holding con el que pisa fuerte en el sector energético, hasta como patrocinador principal del espectáculo Séptimo Día del Cirque du Soleil en el Luna Park. Hace meses compró los activos de Petrobras Argentina. Y ahora, en una sociedad por fuera de Pampa con su hermano Damián y los ejecutivos de confianza Gustavo Mariani y Ricardo Torres acaba de comprarle la constructora Iecsa a Angelo Calcaterra, el primo del presidente (ver aparte).

En rigor, adquirtió el Grupo Obras, Desarrollos y Servicios, que además de Iecsa incluye la inmobiliaria Creaurban, Fidus SGR servicios financieros, concesiones viales y la minera Geometales. No trascendió el monto, pero el mercado asegura que rondó entre los US$ 40 y los US$ 60 millones. Fue una operación relámpago. Hace tiempo que Calcaterra negociaba con oferentes chinos de la mano del banco Lazard, encargado de la venta, que recién en octubre le propuso el negocio al también dueño de Edenor, Transener, varias generadoras de energía eléctrica y Transportadora de Gas del Sur, entre otras firmas. Y en menos de cinco meses cerraron trato, en un contexto muy favorable al comprador: arreciaban denuncias sobre presuntas coimas en torno al vendedor.

—¿Cómo contemplaron en el acuerdo las causas en las que se investiga a Iecsa, como el soterramiento del Sarmiento o las vinculaciones con Odebrecht?
—Es parte del riesgo de toda la transacción. Estudiamos todos los contratos, y creemos que si llega a haber algún contrato cuestionado defenderemos los derechos contractuales de la empresa y nos atendremos a lo que diga la Justicia. Es importante resaltar que esta empresa tiene cuarenta contratos, y ése es uno importante, pero es uno de cuarenta.

—El hasta ahora CEO Javier Sánchez Caballero está bajo investigación. ¿Sigue en la empresa?
—Sanchez Caballero sale de la compañía. Asume Damián como presidente y CEO, y también asume Rubén Warat como gerente financiero.

—¿Cómo fue negociar con el primo del Presidente?
—El banco Lazard nos invitó, lo analizamos, negociamos duro, competimos con empresas enormes y ganamos. Vimos una oportunidad, un actor muy decidido a vender, y nos movimos rápido.

—¿Las denuncias en torno a Iecsa le bajaron el precio?
—No tengo la menor idea. Nosotros negociamos duro. Algunos dicen que compramos muy barato Petrobras Brasil. Nuestro rol como empresario es comprar barato.

—¿Meterse en obra pública es meterse en una zona de riesgo político, viendo lo que pasa en Brasil con Odebrecht?
—Para nosotros es un potencial enorme. Queremos una empresa de excelencia. Estamos controlados y auditados.

—¿Compran por fuera del holding Pampa justamente por el roce político de la obra pública?
—La razón es sencilla: Pampa se iba a concentrar y focalizar en el tema energético, ése era el compromiso con los accionistas.

—¿Cuál fue el monto de la operación y cómo lo financiaron?
—El monto es confidencial. Fue capital propio nuestro, de los socios y de inversores relacionados.

—¿Hubo participación de John Lewis, amigo de Macri y accionista de Edenor?
—Cero, en absoluto. Somos cuatro socios argentinos que vivimos y trabajamos acá.

—Uno podría decir que pudieron comprar por la liquidez que les dio la condonación de la deuda con Cammesa, coordinadora del mercado eléctrico.
—Todo lo que pasa en la esfera de Pampa no tiene que ver con lo que hacemos como individuos. Además, no hubo ninguna condonación. Hay una ley que dice que podría llegar a condonar, pero no la hubo. Y si la hubiera sería un tema de Edenor, de la contabilidad de Edenor.

—Compraron Petrobras, que había sido una firma antes de Perez Companc. Ocupan su edificio en el Microcentro. Y ahora le ponen Sacde a la flamante compra, que rememora SADE, la constructora de esa familia. ¿Se sienten los nuevos Perez Companc?
—Nos da orgullo como empresarios argentinos poder crecer. Comprar Petrobras y que antes haya sido de Perez Companc nos da orgullo. Es una empresa argentina y que no debería haber dejado de serlo.

El hermano, presidente y CEO

“La envergadura del grupo amerita que tenga una constructora propia y creemos que es un sector extratégico”, dice Damián Mindlin, de 51 años, presidente y CEO de la Sociedad Argentina de Construcción y Desarrollo Estratégico (Sacde), flamante nombre de lo que hasta ahora era Iecsa, la firma que en 2007 Franco Macri le vendía al primo presidencial Angelo Calcaterra.

Me siento acompañado de un equipo de primera línea y buscamos consolidarnos como grupo y seguir invirtiendo”, añade el hermano y también socio de Marcelo Mindlin, que adquiere Iecsa junto a Gustavo Mariani y Ricardo Torres, todos ejecutivos de largo recorrido.

Por Jairo Straccia | Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

Archivado en: , , ,

 

 

Un pensamiento en “Mindlin compró Iecsa, cambió al CEO investigado y suma empresas”

  1. Hay un anillo muy famoso que tenía en su dedo un ” GEO ” del fútbol argentino , que decía ” Todo pasa ” Y la historia argentina empresarial sigue el mismo camino . Se agrandan se achican ,desaparecen pero no dejan nada plantado para seguir creciendo. Ejemplos hay a montones : Memoria nula !!!

Los comentarios están cerrados.