FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

23/03/2017

El Gobierno anunció nuevos créditos hipótecarios a 30 años y ajustables a la inflación

Así lo anunció el ministro de Finanzas Luis Caputo. Cuánto se pagará mensualmente por cada millón de pesos.
El ministro de Finanzas, Luis Caputo.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, anunció hoy que a partir de la próxima semana los bancos Provincia, Ciudad y Nación saldrán a ofrecer nuevas líneas de créditos hipotecarios a 30 años de plazo, ajustables por inflación, y con una tasa que, por cada millón de pesos otorgado, pagará una cuota mensual que oscilará entre un mínimo de 4.600 pesos y un máximo que girará en torno a los 6.000 pesos.

Estos no son créditos subsidiados sino que son el producto de haber salido del cepo cambiario y el default, y de haber conseguido las tasas más bajas de la historia“, dijo Caputo en una conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda, en la que estuvo acompañado por los titulares del Banco Nación, Javier González Fraga; del Bapro, Juan Curutchet; y del Ciudad, Javier Ortiz Batalla.

En diálogo con la prensa, González Fraga dijo que “estas líneas de crédito estarán disponibles en un par de días más. Hay que preparar todos los datos para salir al mercado”.

El presidente del Provincia, por su parte, señaló que “estamos ante un escenario en el que la gente está recuperando la confianza, lo que se puede ver en el aumento del número de personas que toman créditos”.

Enfatizó además, que “como muestra de esa mayor confianza existente, sólo en automóviles hemos otorgado préstamos por 1.000 millones de pesos, ajustables por UVA (Unidad de Valor Adquisitivo)“, esto es, por inflación, de acuerdo con este instrumento creado por el Banco Central (BCRA) para depósitos y créditos.

A su turno, Ortiz Batalla dijo que “llevar los créditos a 30 años de plazo nos permite bajar la tasa de interés para que sea interesante para quienes alquilan“, tras lo cual agregó que se tomará en cuenta el “ingreso del grupo familiar para financiar créditos de hasta 2 millones de pesos”.

Archivado en:

 

 

5 pensamientos en “El Gobierno anunció nuevos créditos hipótecarios a 30 años y ajustables a la inflación”

  1. Con la inflación que tenemos, con la plata que estamos pidiendo prestada, que obligara a recaudar más para el servicio de la deuda (ni hablar de la devolución del capital), con el hambre que tiene el gobierno vía tarifas e impuestos ex-propiatorios, y con un país parado como pocas veces se vio, tomar crédito a este costo, sin que tenga asegurado mínima-mente la continuidad laborar, el ajuste de su salario en las mismas condiciones (costo de vida) es poco menos que de kamikaze o de desesperado

  2. estimado pepe.. en parte es cierto su comentario, pero en mi caso, y estimo que en el de mucho otros tambien, capitalizaria el alquiler por lo cual para mi es una buena opcion. Ademas alquilando se paga entre un 25 y 30% de aumento anual, lo que equivaldria a “intereses”, mas renovacion y sellados de contrato que equivale a un 6% del monto mensual de alquiler. Quiero pensar que ud, o tiene su casa propia, o es muy k. Un saludo

  3. sr. Nacho Miotti
    Debo suponer que ud. es muy joven, no conoce nuestra historia, loc ciclos económicos locales y nunca oyó hablar de circulares del BCRA estilo 1050.
    Pensar a 5 años en Argentina es una utopía, sobre todo con el ritmo actual de ciertas variables macroeconómicas, no quiero pensar que ud. es muy PRO.

  4. Por eso al respecto Javier González Fraga dió el bocadillo con sus cavernícolas frases:

    “Pero siempre dependerá del estómago de cada uno, los que confíen en que la inflación bajará, que accedan a los créditos con UVA”

    Es una cuestión de fe, que acá en un 90% siempre falla y en ese caso cancelaran los créditos con AJO Y AGUA.

  5. sr. Nacho Miotti
    Podría recordar un caso familiar acá y otro en la madre patria de amigos con préstamos hipotecarios de tasa variable, donde en ningún caso se tomó en cuenta el valor real del bien.

    En el caso de la RF 1050 mencionada, que se ajustaba por una extraña ponderación de tasas pasivas, hay que tener en cuenta además que las hipotecas se hicieron en un momento en que el valor por m2 estaba por las nubes, (repase antes entonces los valores de los inmuebles en la ciudad y los valores históricos por m2).
    Esto se sumó a que el permanente ajuste de la cuota, resultó en muchos casos que pasó a representar proporciones mayores de los ingresos de las familias con el agregado la caída de precios.
    Así uno al llegar a la mitad de los pagos, por ejemplo, se daba cuenta que no sólo le consumía todos los ingresos sino que además el capital que se debía era superior al valor real del bien.
    Con el agravante que en algunas variantes de la 1050 había garantías propietarias de terceros de por medio. En este punto incluso salir de la hipoteca vendiendo el bien era inviable, porque el valor del momento no cancelaba el capital adeudado, que se suponía ya era una fracción del valor original.

    En la madre patria sucedió algo similar, el crack y la caída del famoso ladrillo que supuestamente nunca bajaba, significó una trampa parecida, Ni vendiendo el bien se cancelaba el saldo de la hipoteca porque el valor de mercado estaba por el piso.
    Con un añadido, dejar a remate la propiedad no era una opción porque los préstamos no son realmente ‘hipotecarios’, y como el banco opera con cero riesgo y nunca pierde, el saldo pasa a ser un préstamo personal.
    Y hay allá una cláusula añadida más, si la propiedad va a remate, el banco poseedor de la hipoteca tiene la opción de adquirir el bien al 50% del valor de base, que ya de por sí es muy bajo, (conclusión el banco lo compra por monedas y el saldo total se transforma para el deudor en un bloque de cemento en el cuello en la forma de un préstamo personal impagable y a tasas mayores.

    Espero haberle acercado dos ejemplos reales en el tiempo que espero le cambien el panorama dulcificado con que esta mirando actualmente esto.

Los comentarios están cerrados.