FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

27/04/2017

Macri se reunió con el empresario argentino Alejandro Bulgheroni

El Presidente, quien se encuentra en una visita oficial en Estados Unidos, mantuvo un encuentro con el empresario petrolero.
El presidente Mauricio Macri se reunió con el empresario Alejandro Bulgheroni. | Cedoc

El presidente Mauricio Macri, quien se encuentra de visita en Estados Unidos, se reunió con más de 250 empresarios del sector petrolero, entre los que se encontraba el argentino Alejandro Bulgueroni.

El mandatario argentino compartió un almuerzo con 250 empresarios petroleros, organizado por el Instituto Argentino de Petróleo y Gas de Houston, en el Hotel Houstonian, y allí anunció que el Gobierno tiene en carpeta bajar al 7 por ciento los aranceles de importación de equipos usados para la exploración y extracción de gas y petróleo, con el propósito de “acelerar este proceso productivo, generando una mayor competitividad y eficiencia”.

Macri ratificó en ese contexto el compromiso de consolidar un ambiente de confianza en busca de inversiones que puedan garantizarle a la Argentina “la seguridad energética y sustentable” .

“Esto se logra con un fuerte proceso de inversión, y la inversión se logra de la mano de la confianza de que somos un país y una sociedad que va a mantener las reglas de juego claras, predecibles y sustentables en cada una de sus decisiones”, acotó.

El presidente señaló que la Argentina “tiene una larga tradición en petróleo y gas”, pero dijo que las “políticas erróneas, muy destructivas” de la última década llevaron a que pasara de ser exportador a convertirse en un “importante importador de energía”.

Y remarcó que en esta “oportunidad que se abre y que ya comenzó a recibir muchas inversiones” la empresa YPF “tiene un rol muy importante, muchísimos espacios para desarrollar y con toda la capacidad suficiente está buscando buenos socios”.

“Acá trabajarán de la misma manera empresas extranjeras que argentinas, todas pensando en lo mismo: producir energía de forma sustentable, segura, y a precio más barato posible”, manifestó.

A partir de diciembre de 2015 el equipo de Gobierno se ha propuesto “trabajar para normalizar el mercado energético” sobre dos pilares: la seguridad energética y la sustentabilidad, argumentó el líder de Cambiemos.

“Como ya decía el general (Domingo) Perón, la estrella polar de una país tiene que ser la productividad y con esos valores logramos llegar a este acuerdo”, señaló.

El primer objetivo que se propuso nuestro Gobierno es reducir la pobreza en la Argentina” y recalcó que para avanzar en esa meta “hay que mejorar la educación y, fundamentalmente, generar empleo de calidad”, precisó.

“Claramente para lograr empleos de calidad se necesita generar un marco de inversión y desarrollo a lo largo y lo ancho del país, y eso significa generar condiciones para que esto suceda”, completó.

Macri recordó también que el Gobierno acordó con las empresas concesionarias de gas y electricidad recibir “un flujo de ingresos” que permitan “financiar un plan de inversiones muy agresivo” para mejorar la calidad de las prestaciones y expandir la red de servicio.

Acompañaron a la disertación del Jefe de Estado, los ministros de Producción, Francisco Cabrera, y de Energía y Minería, Juan José Aranguren; el senador nacional Guillermo Pereyra, y el presidente de YPF, Miguel Ángel Gutiérrez.

 

Archivado en: , , ,

 

 

7 pensamientos en “Macri se reunió con el empresario argentino Alejandro Bulgheroni”

  1. Macri buscó esta reunión con Trump con una obstinación que hacía pensar en grandes resultados. No hubieron acuerdos comerciales ni inversiones concretas: solo ese encuentro de palmaditas y frases elogiosas del presidente yanqui al “argentino”, que se mezcló con una cuota de humillación para maucri: me va a hablar de limones y yo le voy a hablar de Corea del Norte. La sonrisa sumisa de un mauri embelesado por Trump y el otro que miraba al frente y hablaba a los periodistas: ni lo miró cuando le palmeó la rodilla con ese gesto fatalmente soberbio de paternalismo; y muchas fotos de palmaditas en la espalda como quien acaricia una mascota. Ese patético montaje escenográfico según “cambiemos” fue positivo: para una gestión neocon fasciliberal, que provocó una crisis económica evitable, la única herramienta que le queda es un discurso de imágenes, gestos y golpes de efecto mediáticos. Mauricio no fue a buscar acuerdos, sabía que no los iba a conseguir, porque si no los hubiera arreglado antes de viajar, aunque necesitaba esa fotografía con Donald y sus fingidas alabanzas. En el universo “pro”, los elogios del magnate inmobiliario estadounidense resultan muecas simbólicas dirigidas al mundo de los negocios, por otro lado en general enfrentado al trumpismo. Le palmean la espalda pero no le sueltan un peso; la “política” esencial de un gerenciamiento de derecha, como el argentino, no es lo que hace, sino lo que muestra: en ese sentido reemplazó la escasa repercusión de la visita en los diarios norteamericanos, con un suplemento pagado en The Washington Post; el suplemento de costo millonario se tituló “Argentina creciendo”, cuando en realidad la economía está en un plena recesión.

Los comentarios están cerrados.