FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

14/05/2017

Dueños de grandes compañías salen a bancar al gobierno de Cambiemos

Por Jairo Straccia | Popes de Techint, Arcor, PAE y Clarín convocan en persona a figuras para sumarse al gremialismo empresario. Interna en el establishment: Macri elige nuevos interlocutores.

El 23 de marzo, Paolo Rocca, accionista del gigante siderúrgico Techint, le anunció al presidente Mauricio Macri que volcará US$ 2.300 millones en tres años en el yacimiento neuquino de Vaca Muerta, y sólo en 2017 pasará de uno a seis pozos petroleros activos. El 21 de abril, Luis Pagani, dueño de la alimenticia Arcor (y potencial controlante de la principal láctea La Serenísima), le llevó los planes de la compañía, que incluyen una inversión de US$ 230 millones en la compra de una empresa de envases. Una semana después, Alejandro Bulgheroni, que controla PAE, la mayor petrolera privada, fue clave en el armado de la escala Houston que hizo el jefe de Estado al visitar Estados Unidos.

En sólo un mes y unos días, los dueños de las mayores fortunas del país, parecieron salir a bancar al Gobierno que les ofrece el discurso más proempresa visto hasta ahora.

Es cierto que para invertir algunos primero se aseguraron precios especiales, como en el caso de Rocca, pero a meses de las elecciones “hay clima de optimismo y compromiso” entre los principales popes empresarios, según cuenta Eduardo Costantini, accionista de Consultatio y uno de los mayores desarrolladores inmobiliarios de la Argentina, que a pedido de los propios fundadores, decidió sumarse esta semana a la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Se trata de un sello nacido tras la crisis de 2001, impulsado por accionistas y dueños de grandes empresas, inquietos por el impacto del fin del 1 a 1 en las deudas privadas. Allí tallan desde el comienzo Rocca y Pagani junto a Héctor Magnetto, accionista de Clarín, el mayor holding de medios del país. “Me vienen pidiendo sumarme desde que nació y ahora accedí a participar porque lo veo de una manera de acercarme al empresariado y al Gobierno en el sentido de crear un espacio de diálogo; me lo han pedido empresarios con los que comparto estas ideas”, cuenta Costantini.

Esta semana se sumaron apellidos pesados de la burguesía argentina, como el propio Bulgheroni, Carlos Blaquier, del ingenio Ledesma y Luis Perez Companc, de la familia controlante de Molinos Río de la Plata. Cerca de éste último recuerdan que impulsaron AEA desde sus orígenes y que ahora se suman ante un “proceso de reconversión del espacio” y que es un “momento de sumar”. En 2016 ya se habían incorporado dos fundadores de empresas tecnológicas modelo para la Casa Rosada, como Marcos Galperin (Mercado Libre) y Martín Migoya (Globant). “Las incorporaciones son muy importantes”, dice Jaime Campos, presidente de AEA.

Apoyo. Más allá de la cuota de $ 550 mil por año al sumarse a AEA, que podría también tratar de asociar a corto plazo a los 43 miembros actuales otros nombres como los de Marcelo Mindlin, Hugo Sigman o Alfredo Román, los referentes empresarios eligen mostrar “compromiso” con el modelo de Cambiemos. Algunas organizaciones como la propia Techint ya han tenido un rol central en el armado originario de la alianza, cuando terciaron en la UCR para que acordara con el PRO. “Lo que se valora es un cambio para mejor en la forma de gobernar”, dice Costantini. “Es un momento clave”, dicen cerca de Perez Companc. “El Gobierno está en el camino correcto”, dice Campos, que enfatiza: “La gran amenaza es el populismo”.

Campos podría, en algunos meses, volver a su rol de director ejecutivo si AEA termina de confirmar “el paso al frente” de los dueños y vuelve a tener un accionista presidente, como lo fue Pagani hasta que el clima hostil en el kirchnerismo los llevó a elegir otro representante menos expuesto.

Tierra de cócteles y pasillos, el gremialismo empresario refleja en esta versión el humor de los accionistas de empresas con ingresos de $ 20 a $ 30 mil millones por año. Su mayor activismo también podría leerse como una respuesta a un cambio del Gobierno: dueño al fin, Macri prefiere hablar con otros pares y no con gerentes, y privilegia sectores con chances de competir globalmente (petróleo, alimentos, campo, tecnología) y no las fábricas que piden protección o tipo de cambio alto para sobrevivir. Léase, el Presidente cambia de interlocutores en el establishment: deja de lado la Unión Industrial Argentina (UIA), y ensalza sellos como AEA o el Foro de Convergencia Empresaria. Y tal vez un espacio por venir: un consejo asesor de grandes ejecutivos, como existe en EE.UU., y que el CEO mundial de Dow, Andrew Liveris, ya le sugirió.

Guerra de sellos empresarios

Se trata de peleas que ocurren a años luz de los destinos del país. Pero suceden. Y hoy es la pelea entre qué sello empresario representa gremialmente a las compañías. La Unión Industrial Argentina, con 130 años de historia y cientos de cámaras fabriles de todo el país, siempre se arrogó buena parte de esa representatividad. Durante algún tiempo ese rol lo disputó la Asociación Empresaria Argentina, que ahora recobra impulso, y también, de su mano y junto a la Amcham, de empresarios argentinos-estadounidenses, empezó a emerger el Foro de Convergencia Empresarial. Todos, salvo la UIA, vistos con mejor cara desde la Casa Rosada.

Publicado en la edición impresa de diario PERFIL

Archivado en: , ,

 

 

17 pensamientos en “Dueños de grandes compañías salen a bancar al gobierno de Cambiemos”

  1. Bienvenida las inversiones hacen falta,que se reflejen en equidad,necesitamos políticas públicas y responsabilidad social empresarial en Argentina para terminar con la violencia de género que significa que no accedan a los puestos de alto mando las mujeres a menos que sean acomodadas

  2. Totalmente de acuerdo especialmente en energía y finanzas no hay mujeres en Argentina,eso se refleja en una política sexista que les impide participar a pesar de ser talentosas
    Necesitan cupo de mujeres en cargos de gerentes para arriba en este país que son asesinadas es un reflejo más del maltrato

  3. Felicitaciones por las inversiones espero que parte de esta inversión pueda el Presidente reflejarlo en un aumento para las jubilaciones mínimas que son tan bajas

  4. Excelente las inversiones ahora falta una ley como la de Francia que prohíba parientes en el estado y otra como la que vendrá en UK que paguen las intermediación financiera
    Eso nos permitirá honrar a nuestros abuelos con una jubilación digna no con $6.000 es imposible vivir con una suma así

  5. Feliz de escuchar de las inversiones ahora debemos poner impuestos a las herencias mayores a U$300.000 con eso podemos devolver la gratuidad de los medicamentos a los pobres jubilados y/o aumentar las magras jubilaciones mínimas o ambas

  6. Todo bien, pero escribir que Bulheroni, Blaquier y Perez Companc son burgueses denota el grado de poco desarrollo intelectual y alto grado de antipatriotismo real, tanto de la linea editorial como también de los comentarios que aqui leo.
    Lamento profundamente que muchos no estén a la altura de las circunstancias (y por ende logren ver y leer la realidad con menos odio-muy superior al que antes criticaban- y mas objetividad) y sean serviles a la mediocridad, a la entrega irrestricta de soberanía y al nacionalismo barato.

  7. Si las inversiones vienen con un aumento de equidad para que deje de haber empleados que sean familiares y poner un 50% de mujeres en los puestos gerenciales.Estaria feliz.La manera de acabar con la violencia de genero tiene directa relacion con igualdad de oportunidades debe ser una politica de estado 50/50 de cupos de genero en los puestos de alta direccion

  8. Espero que tambien se use ese dinero que pagaran de impuestos para aumentar las jubilaciones minimas es un derecho humano que alcancen para las necesidades basicas de lis mas vulnerables Los abuelos pobrecitos cobran $6000 es inhumano

  9. Horacio.las inversiones son para seguir robando para los ceos, son unos mentirosos ,repartan la torta HP.chorros

  10. Me imagino, “este es nuestro pollo” exclamaron los muchachos, “y valió la pena la inversión mediática y en redes de campaña”.
    Todas empresas de esas “a las que le interesa el país”, por ejemplo Techint de “speedy” Rocca, líder top en privatización de deuda en los’80 con los seguros de cambio de Melconian/Cavallo, u$ 340 millones de esa época), y que mordió también su tajada en la pesificación de deuda empresarial uno a uno en el 2002.
    Una empresa tan argentina que su sede central hasta el 2012 estaba en Islas Caimán, paraíso fiscal, y ahora se mudó a otro paraíso en la UE, Luxemburgo.
    Haciendo cuentas uno puede deducir que de “Empresa Privada” tiene poco, Techint se hizo todo su “capital” transfiriendo su deuda privada al Estado en repetidas oportunidades.

  11. Es hora que los empresarios argentinos colaboren un poco con el gobierno nacional. Este es el único gobierno que habla de libertades económicas y civiles y tiene que lidiar con la lacra del sindicalismo argentino. Pero no es menos lacra los formadores de precios que han remarcado precios en forma brutal desde que Macri ganó las elecciones en 2015. Tal vez los empresarios quieran que gane el FPV y así ver como sus empresas son confiscadas por el chavismo rioplatense. Tengan un poco de dignidad y sensibilidad con la gente, que no quiere que vuelva el populismo, y quiere vivir dignamente, llegando a fin de mes y solventar su economía doméstica; ustedes también son argentinos e hicieron su fortuna en el país. Pónganse un poco la camiseta. Si el peronismo pervivió durante tantos años, parte de la culpa la tiene el empresariado argentino, prebendeario, anticapitalista y falto de competitividad.

  12. Marcelo Ortiz
    Estamos ahora en el otro extremo de los populismos, el que en EE.UU. denominan “Populismo para ricos”.
    Nosotros estábamos acostumbrados al clásico populismo latinoamericano que acá siempre impusieron los peronchos.
    Pero esto no deja de ser también en el sentido estricto de ciencias políticas un populismo, más afín con populismos como las Reganomics o el Tacherismo, pero populismo al fin con todas las letras.

  13. No estoy seguro que sea así. Macri no es populista, sin embargo se ve obligado a tener ciertas caracteristicas del populismo para sumar a sectores que no le son afines, ej. inaugurar el metrobus de la matanza. La Argentina tuvo el 1° subterraneo de latinoamerica y hoy tienen mas estaciones de subte los chilenos. Tenemos menos km de ffcc que en 1909. Fuimos la 7° economia mundial en 1914, con la mejor educación, superando a paises como Canadá y Australia. Algo mal hicimos. Creo que fue el populismo. La salida fácil. El atajo. El argentino medio perdió el afán de trabajar y estudiar para superarse. Eso tiene que volver a ser parte de la identidad argentina. No se puede vivir constantemente engañandose. Como decía una pensadora rusa, se puede vivir eludiendo la realidad, lo que no se puede es eludir las consecuencias de eludir la realidad.

  14. Populismo es la demagogia llevada a la práctica y ejecutada. Sólo eso.
    Es decir que “si me apoyas y me instalás con tu enorme maquinaria de propaganda y multimedios en el sillón de Rivadavia” cuando llegue al poder te doy de baja la Ley de Medios, te regalo Nextel, te bloqueo el acceso a las telefónicas, instalo en el poder una CEOcracia, saco retenciones al Campo y Mineras, hago un blanqueo para un 1%, un reforma tributaria regresiva, una fiesta del “deme 2” para ciertos sectores, etc. …
    Eso también es Populismo, por supuesto que orientado a un selecto 1%, de allí que en EE.UU. lo denominan populismo para Ricos y por eso destacados politicólogos del norte identifican con ese término a los gobiernos de las élites de las plutocracias del Norte.

    El otro Populismo, con el que nos han lavado la cabeza desde los mass media haciéndonos creer que es el único, es el “para pobres”, onda “votame que te tiro un choripan y par de planes trabajar” y que es el que más conocemos.

    Pero ambos son populismos al fin de cuentas y es una aclaratoria que ya hice en Noviembre de 2015, (incluso citando lo de la quita de retenciones a las mineras como ejemplo).

  15. Muchas grandes empresas formadoras de precios están fogoneando la inflación desde antes de la asunción de MM y no tuvieron la visión de pensar en que podían ganar mas colaborando que haciendo lo que hicieron. Lideran el eje de la maldad los laboratorios medicinales, las empresas alimenticias de marcas líderes y las de artículos de limpieza y cosmética lideres.

  16. Mundos diferentes el tipo común o doña Rosa no le importa la opiñión de estos grandes empresarios le interesa el precio alimentos, de los remedios, de los servicios, del desempleo , de la inseguridad etc. las elecciones se ganan con el voto de la gente esta bién las inversiones, pero los funcionarios que aterricen cada tanto no solo tocando timbre en las casas para ver solo que dice la gente si no tomando medida para mejorarle la vida a las personas.

Los comentarios están cerrados.