FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

08/11/2017

Una medida que puede ser letal para las PyMEs

Por Salvador Di Stéfano* / La lucha contra la inflación hizo que el BCRA subiera las tasas. Esta decisión encarece el financiamiento, lo que afecta directamente a las PyMEs.
El Banco Central decidió aumentar la tasa de interés casi un 29% para tener bajo control las expectativas inflacionarias.

Suben la tasa de Lebac al 29% anual, ¿Qué hago con los dólares? ¿Nos quedamos sin crédito subsidiado?  ¿Vendo los bonos en dólares? ¿Me paso a pesos?

El Banco Central subió la tasa de interés de corto plazo.

Correcto, subió la tasa al 28,75% anual, los bancos que tengan un excedente podrán colocarlo al 27,75% anual, y cuando requieran una asistencia la recibirán al 29,75% anual, por ello la tasa de corto plazo queda en la mitad del corredor.

¿Por qué sube la tasa de interés?

Los resultados de expectativas de mercado indicaban que hace 12 meses la media de analistas de mercado pronostican una inflación creciente. El desvío que tiene el Banco Central frente al mercado es enorme. La meta de inflación del Banco Central 2017 es 17% anual, y no será menor al 23% anual. Para el año 2018 la meta es del 10% anual con un posible desvío de más o menos 2%, mientras que la media de mercado ve la inflación en 16% anual. Es claro que bajo el actual escenario monetario la inflación no baja y se convierte en crónica. Para ello se procedió a subir fuertemente la tasa de interés para que discipline a la inflación a niveles más bajos.

¿Los bancos como toman esta suba de tasas y el impuesto a la renta financiera?

Tuvieron una moneda de cambio muy importante, los bancos absorberán el impuesto a la renta financiera, pero el gobierno no le cobrara dicho impuesto a los Fondos Comunes de Inversión, por ende, este es un gran beneficio para las entidades. Por otro lado, el Banco Central durante el año 2018 los desobligará de otorgar créditos a tasas subsidiadas en forma gradual, para enero deberán prestar el 16,5% de los depósitos en créditos subsidiados, y desde allí en adelante bajara 1,5% la obligación todos los meses, para llegar a diciembre de 2018 con estos créditos eliminados de mercado.

No habrá más dinero barato en el mercado.

Probablemente haya que pasar a créditos en dólares, hoy sería bueno ir tomando financiamiento en dólares a plazos más largos y asegurarse un crédito a tasas razonables. Si no hay más crédito a tasas subsidiadas, no habrá más remedio que recurrir al mercado de capitales. Sin embargo, necesitamos que las tasas bajen, con este nivel de tasas de interés en el verano nos cocinan vivos.

¿Por qué?

En noviembre y diciembre subirán muchos insumos básicos, en especial la energía eléctrica y el gas, el Banco Central pretende que esta suba de costo la absorba quien produce y no se traslade a precio, para ello sube la tasa y retira financiamiento a tasa baja de mercado. Esto para las PyMEs es un golpe letal, le suben los costos de insumos básicos, se encarece el financiamiento y vamos a une escenario recesivo. Todo esto por el capricho de no reformular la meta de inflación, y pretender lograr objetivos que están muy lejos de lo posible.

*Titular de la Consultora Salvador Di Stéfano y Asociados, de Rosario

Archivado en: , , , , ,

 

 

6 pensamientos en “Una medida que puede ser letal para las PyMEs”

  1. Hay que recordar que este experto a mediados de año en las PASO aseguró que “el gobierno se sentía cómodo” con un dólar a no más de $ 16, y antes de las legislativas la perlita de pronosticar una devaluación monetaria importante cuando comenté que se olfateaba una suba de tasas a la vista para precisamente seguir teniendo artificialmente anclado al verde.
    Es hasta temerario afirmar en este país que “Probablemente haya que pasar a créditos en dólares, hoy sería bueno ir tomando financiamiento en dólares a plazos más largos y asegurarse un crédito a tasas razonables.”, si no sos una multi o del grupo de las selectas 40 empresas dominantes, (con varios alfiles/CEOs en el gobierno). Que primero poseen la data de cuando salir de una posición en pesos a tasas internas astronómicas y empezar a girar ganancias hacia las Caimán, sabiendo que el “pagadios” de su deuda local en moneda extranjera será transferida al Estado por algún mecanismo de los que MendiCurren, Cavallo o el funcionario de turno ya nos tiene acostumbrado, (Pesificación asimétrica, Seguros de Cambio, como será y se llamará la proxima variante ?).
    Y ojo que esa peli no es sólo local, es un éxito planetario donde hemos observado masivos fraudes con megarescates de banca privada con dinero, (y futuras deudas), de los contribuyentes.
    Las medidas del BCRA de reducir encajes, de elevar las tasas activas, y medidas similares encarecerán el financiamiento de crédito para consumo masivo y el resto. Es difícil, diría muy cínico, creer en una estimación de inflación del 17% conviviendo con tasas de LEBACs con un piso del 30%.
    A eso hay que añadir nuevos reajustes de tarifas reguladas y de servicios que pisarán fuertemente el acelerador, encima con la complicación estacional de fin de año, de una inflación indomable.
    Esta es enormemente funcional a un modelo de transferencia de recursos desde abajo hacia arriba y permite licuar salarios y costos cuando se posee todos los naipes en un sistema productivo cada vez más concentrado y con una flexibilización, que avisé en el verano del 2016, con resultados tan predecibles sobre el consumo interno en ciernes. Ni Joe lo habría pensado mejor para tratar de generar excedentes exportables.

  2. Habrá que ver las úlceras de los que se metieron en planes hipotecarios como el UVA creyendo en las sabias y sesudas palabras de Javier Gonzalez Fraga de que aquel que creyera que el gobierno sería eficiente y bajaría la inflación tendría estomago suficiente para meterse en esos planes.
    Claro que estas frase, lo mismo que varios artículos de este autor de semanas atrás, en este país del no me acuerdo, ya están realmente en la prehistoria.

  3. Titular de una consultora este señor, será especializada de astrología?

    Varios economistas filo PRO están ya en estado de pánico y han deslizado en público sus pronósticos abriendo el paraguas ante la dura evidencia de los preocupantes números.

    Desde un ‘Estoy preocupado por el endeudamiento’ de De Pablo, pasando por un Espert con los pelos de punta, el petardista de Lopez Murphy y el filocavallo de Millei el coro de alertas es casi monotónico.

    Vamos rumbo al 2001 y sin que De Pablo pueda de nuevo aseverar, como lo hizo en plena convertibilidad, ‘El plan, (que no es mío), cierra porque siempre nos van a seguir prestando’.

    Caída de exportaciones, encima con alta incidencia de bienes primarios, importaciones por las nubes, déficit comercial imparable, industrias de alta demanda y mucho valor agregado con un parate de mas del 50% y en ascenso.

    Y como broche de oro flexibilización que demolerá el consumo interno e inflación imparable, mientras lo unico que crece acá son las cuentas off shore de los CEOs.

  4. “Todo esto no es más que un inmenso disparate jurídico del cual no pienso formar parte. No me pienso prestar a esta ficción de jueces que te leen tus derechos pero que luego no los aplican, lo mismo para los fiscales”

    C hup en m e b i en un hu ev o te faltó decir Porotaaaaa.!!!

    Si queres reformamos la constitucion para vos Poro..!!!

  5. Sr. Alex:
    Alguien insospechado de ser opositor o de ideas politicoeconómicas opuestas al gobierno actual ya dijo cosas alarmantes. Que ya dijeron otros economistas, pero como no son afines al PRO no tienen la repercusión mediática de la prensa adicta.
    Lo que dijo, en un programa de TN hasta pareció de otra realidad a la que muestra a diario ese medio.

    – “Definitivamente estoy preocupado por el endeudamiento y por cómo se habla del endeudamiento”.

    Y advirtió que el Gobierno no debería confiarse en el bajo peso que la deuda tiene hoy en día en el PBI de la Argentina. “Cuando en el sistema financiero te dicen ‘no te preocupés, que la relación deuda-PBI es baja’, yo digo que es baja hasta que deja de serla. Yo de estas viví tres o cuatro”.
    “Cuando eso pasa, no sólo no te compran el nuevo bono sino que te exigen el pago de los bonos que vos pensabas pagar con nuevas emisiones. Y cuando les decís ‘no tengo plata’ te dicen ‘haga el ajuste’.

    Cuando lo del párrafo final ocurre tenemos el ‘preaviso’ de la asistencia condicionada del FMI y BM y sus “planes de rescate” que es semejante a tirarle a uno un chaleco de plomo para que salga a flote en medio de la inundación.
    Y esta gente ya desembarcó de nuevo en el país a realizar sus famosas ‘auditorías y monitoreos’. Los mismos que teníamos antes del 2001, cuando nos dirigíamos directo al precipicio y esta gente seguía de joda y de puteríos en el Sheraton junto al adicto a las “carnes argentinas” del Indú Anoop Singh como jocosamente comentaba entre líneas el diario La Nación.

Deja un comentario