FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

06/12/2017

Nueva caída de la industria alimenticia

El sector de alimentos tuvo una baja en su nivel actividad del 4,7% en septiembre. También cayó la oferta de productos un 0,8% en los primeros 9 meses del año.
Hace varios meses que la producción y oferta de alimentos viene a la baja. Los precios, en cambio, siguen una tendencia alcista.

En septiembre, la industria alimenticia, según los datos oficiales, presentó una caída en su nivel de actividad del 4,7% con relación a igual mes del año anterior. Así, en los nueve primeros meses del año, la oferta de alimentos exhibió un descenso del 0,8%.

En términos interanuales, se verificó una suba de los precios de los alimentos del 20,2% en octubre. Sin embargo, ya desde el mes de abril se comenzó a observar una disminución con respecto a los registros previos que alcanzaban el 30,1% interanual.

En los primeros nueve meses de 2017, las exportaciones de alimentos alcanzaron los u$s 11.985 millones, un 3,2% por debajo de igual período de 2016. En cantidades, por su parte, exhibieron un descenso del 0,8% al totalizar ventas por 30,6 millones de toneladas frente a las 30,8 millones de toneladas del acumulado a septiembre de 2016.

La participación del sector alimenticio en el total de las exportaciones de nuestro país llegó al 27,3% en el acumulado a septiembre de 2017, un 3,8% menor al 28,4% de igual período de 2016. Incorporando las ventas externas del sector de bebidas, la participación llegaría al 29% en el acumulado de nueve meses de 2017, cifras que marcan la importancia del sector de alimentos y bebidas en el comercio exterior argentino.

El principal destino de los productos alimenticios argentinos en valores, en el acumulado a septiembre de 2017, fue la India con el 13,8%. En segundo término, se ubicaron las exportaciones a Vietnam, con el 8,2%. En tercer y cuarto lugar, se ubicaron Indonesia y España, con participaciones del 5,9% y de 4,5% respectivamente, seguidos por las ventas hacia Brasil e Italia, ambos con el 3,8% y finalmente Egipto (3,6%).

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores “el cambio de Gobierno y las primeras medidas instrumentadas permitieron vislumbrar un escenario más favorable para las industrias alimenticias, a pesar de la presencia de un panorama internacional ya no tan propicio”.

Archivado en: , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Nueva caída de la industria alimenticia”

  1. Juancho:
    No es cuestión de simple marketing, se debe tener en cuenta que estamos frente a una sustitución muy importante en segundas marcas y con una medible reducción del consumo de bienes básicos.
    Eso claramente indica una caída brutal de capacidad financiera de grandes sectores poblacionales. Sectores que además de ver evaporada totalmente su capacidad de ahorro y tener que volcarse masivamente a un peligroso endeudamiento en plástico, (ver informes del BCRA), son conscientes de la reasignación de recursos forzada a las que la obligan los tarifazos, costo de vida e inflación en combinación con una caída de pérdida adquisitiva de los salarios persistente y continua.
    Ni siquiera la promesa propagandística, sin sustento fáctico alguno, de transformarnos en “el supermercado del mundo” (sic) se cumple. Las exportaciones están estancadas con una acentuada primarización y se exportan incluso menos alimentos elaborados, sin palabras para describir semejante hecatombe.
    Además grandes sectores, que incluyen a jubilados, se verán inmersos en caídas importantes de ingresos que marcarán tendencias decrecientes en el consumo.
    Hay que tener en cuenta además que las cuentas de este artículo están encuadradas en un marco totalmente ficticio de medición del Indek II de Jorguito Todesca.
    Bastante diferentes por cierto a los esquemas de medición de costos que maneja el mismo Ministerio de Salud, (casi como una realidad aparte del BCRA, Finanzas y Hacienda), que casi como un ente autárquico fija curiosamente valores de costos muy por encima, pero muy por encima, de los que publica el Indec, (40% vs. 57% en el 2016, 21 % vs. 31% en este año).
    Resumiendo en este populismo para ricos estamos frente a una transferencia enorme de recursos de amplios sectores en favor de pocos privilegiados, lo que publica el articulo es una confirmación empírica más.

Deja un comentario