FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

13/12/2017

Reunión de la OMC: qué va a pasar con el comercio mundial

En la reunión ministerial de la OMC, la ex canciller Susana Malcorra dejó una puerta abierta para que las discusiones continuaran más adelante. El primer mundo parece resistirse a dar ciertas concesiones.
Susana Malcorra habla ante el auditorio. Entre los otros disertantes estaban Susanne Hyldelund y Arancha González, entre otros.

En la Sesión Plenaria de la segunda jornada del TSDS -Simposio de Comercio y Desarrollo Sustentable-, organizado por el ICTSD (Centro Internacional de Comercio y Desarrollo Sustentable) en Buenos Aires, se habló sobre “El Futuro del Sistema de Comercio Mundial y la OMC”. Si bien las exposiciones se referían al trading global, quedaron plasmadas expresiones que demuestran cierto condicionamiento al acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

La embajadora Susana Malcorra, actual presidente de la 11ª Conferencia Ministerial de la OMC, en lenguaje diplomático se refirió a estas diferencias Una síntesis de sus palabras es la siguiente:

“Me sorprendió ver el nivel de disidencia de lo que se discute a nivel multilateral en Ginebra y en otras plataformas”.
“Es fundamental para el comercio que tengamos niveles de equilibrio e igualdad”.
“El desafío es cómo podemos elevar a esta institución (la OMC) al nivel necesario y cómo discutiremos los temas”.
“Tenemos una brecha interna en la casa y creo que una de las cosas que debemos lograr establecer es un vehículo -no un nuevo acuerdo institucional- con un diálogo de alto nivel con otras instituciones. No tener un paso previo que asegure que estamos a la altura es un eslabón faltante”.
“Estamos buscando chivos expiatorios pero tenemos problemas alrededor de la agenda y en la negociación de la agenda”.
“La conferencia marcha bien, abordamos todos los temas de preocupación. Me aseguré de que haya transparencia y de que sea inclusiva e incluyente. Queríamos abrirla a todos los grupos”.
“No espero terminar todo en Buenos Aires y “hay vida después de Buenos Aires”. Vamos a avanzar en la agenda en ciertos temas, porque estamos en el pico de tensión y todos están tratando de defender su posición”.
“Hay una brecha pero la discusión sigue en curso. Tenemos una agenda que avanza y hay una institución. Esta es una oportunidad para medir dónde estamos, donde el comercio es una parte. Pero el comercio es el pilar del desarrollo, y la conectividad es importante”.
“Hay que encontrar el equilibrio entre el interés público y, las perspectivas nacional y global. Y no necesitamos suerte, sino voluntad”.

Parte de la exposición de Arancha González, directora ejecutiva del Centro de Comercio Internacional (ITC), se puede sintetizar en los siguientes párrafos:

“Hay mucha gente no beneficiada que genera ira contra el sistema. Estoy de acuerdo con Donald Trump acerca del problema pero no con las soluciones. El arreglo implica, por ejemplo, educación y conectividad”.
“No se necesitan reuniones de ministros cada tres años, sino reuniones todos los meses para analizar la economía del mundo real”.
“Hay desconexiones entre Ginebra y los gobiernos”.

En resumen, Susanne Hyldelund, secretaria de Estado de Comercio de Dinamarca, expresó:

“Hay que crear y preservar puestos de trabajo y fomentar sistemas de educación e igualdad de condiciones, e incluso abordar estos temas a través de la OMC”.
“Hay una narrativa de que en la OMC alguien gana y alguien pierde: hay que cambiar esa narrativa”.

Isabelle Durant, secretaria general adjunta de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), manifestó, entre otros tópicos:

“Hay que instar a un diálogo al más alto nivel. En la UNCTAD no hay presiones”.
“Se ha dicho que “hay vida después de Buenos Aires”, pero tenemos que aceptar que hay cuestiones, como la alimentación, en las que hay soberanía”.
“A veces hay ganadores y perdedores. Los pobres son los mayores perdedores y el populismo aprovecha. Pero hay que ver a la sociedad civil, porque en definitiva todos los perdedores somos nosotros, las personas”.
“Hay que escuchar a la sociedad civil, hay que hacer un abordaje social y comenzar a trabajar regionalmente”.

Archivado en: , , , , , ,

 

 

Un pensamiento en “Reunión de la OMC: qué va a pasar con el comercio mundial”

  1. Siempre a trasmano y siguiendo los dictados de organizaciones amañadas promotoras del subdesarrollo.
    Mientras todo el mundo desarrollado adopta más medidas proteccionistas y renegocian o dan de baja los tratados de “Libre Comercio”, que en realidad siempre fueron selectivos y asimétricos, previos.
    Estos tratados sólo abarcan áreas específicas de interés externo, por ejemplo patentes, tecnología, manufacturas de alto valor agregado, etc. pero no materias primas. Las vacas europeas seguirán cobrando subsidios del orden de los € 300 anuales por cabeza y seguirán las barreras encubiertas como las cuotas Hilton y similares.
    Por otro lado negociamos la apertura de las vías navegables interiores, como si ello fuera una ventaja beneficiosa para ambas partes y los argentinos dispusieramos de una marina mercante que pueda utilizar las vías fluviales europeas. Puro cinismo de un acuerdo que nos retrotrae a los términos de la cuestión previa a la vuelta de Obligado del siglo XIX.
    Servilismo puro a intereses foráneos de una UE que negocia en las comisiones de Bruselas a espaldas de sus ciudadanos e incluso de los eurodipu.tados acuerdos secretos como el TTIP que sólo benefician a las grandes corporaciones.

Los comentarios están cerrados.