FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

15/12/2017

Las ventajas de las sinergias con otros países

Por Carlos Gastón Roma* / Cómo el aporte de empresas y gobiernos puede ayudar en que las economías de países complementarios se beneficien con el intercambio de tecnología.
El autor del artículo destaca que el intercambio tecnológico entre Argentina y la Federación Rusa puede ser positivo para nuestro país.

Actualmente, la República Argentina se encuentra en un proceso de reinserción al escenario mundial siendo su pilar más sólido el fortaleciendo de los lazos de cooperación bilateral. Uno de los aspectos más relevantes en esta temática es la posibilidad de profundizar las relaciones con la Federación de Rusia constituyendo una verdadera alianza estratégica. Esta situación, refuerza la idea que dada la complementariedad económica entre ambas naciones se puede observar a la transferencia de tecnología como un catalizador de las políticas de desarrollo para nuestro país.

La conjunción de una buena orientación en la política de Estado junto al fortalecimiento de las instituciones que permitan materializarla, es el binomio del éxito casi recurrente en la actualidad para sentar las bases de un desarrollo sostenido tendiente a generar capacidades militares y civiles, con un fuerte impacto social, económico, industrial y tecnológico. Para ello, es indispensable contar con una sinergia entre la dirigencia política y el sector empresarial que apuesten al futuro fortaleciendo los niveles de cooperación en términos de innovación y sobre todo, que promuevan mayores niveles de trasferencias de tecnología.

El establecimiento de lazos de cooperación bilateral se basa en estrategias tendientes a generar mejores niveles de calidad y cantidad en términos de transferencia tecnológica incorpora la idea que es prioritario el apoyo social y educativo en términos de aprendizaje que vincula las adquisiciones de bienes y servicios a un plan de desarrollo económico e industrial más importante. Así, las industrias 4.0 cumplen un rol significativo al vincular las necesidades y demandas a procesos productivos más eficientes. Estos conceptos no implican renunciar a intereses nacionales, como el tecnológico, sino buscar un equilibrio necesario entre dichas posturas. Al examinar la historia reciente en América Latina, países que han implementado este tipo de prácticas han mejorado sus capacidades industriales, tecnológicas, sociales, educativas y económicas.

Actores como Rostec (mayor corporación estatal rusa que promueve el diseño, fabricación y exportación de productos industriales de alta tecnología) son un ejemplo claro, siendo una de las más importantes corporaciones de fabricación de productos con alto valor agregado, implementando instrumentos que apuntan a la transferencia de conocimientos, capacitación de los recursos humanos y no solo se limita a la venta de productos.

Por medio de estos procesos, la República Argentina aumentaría su potencial y su disponibilidad de medios terrestres y aéreos para atender a las necesidades operacionales tanto civiles cuanto militares, con un amplio abanico de medios que van desde la producción de camiones, vehículos a orugas, helicópteros, aviones hidrantes, buques, entre otros, superando las limitaciones impuestas por la geografía.

Bajo estos lineamientos, nuestro país desarrollaría una ventaja competitiva no solo en materia industrial sino también un significativo correlato económico y social que le permitirá dar respuestas eficientes, adecuadas y flexibles ante catástrofes naturales, situaciones de emergencias y sobre todo, aumentar la capacidad de logística a lo largo de todo el territorio.

* Diputado Nacional Presidente Pro Tierra del Fuego

Archivado en: , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Las ventajas de las sinergias con otros países”

  1. Está todo perfectamente claro . Que nuestro presidente se quede en Rusia y el de Rusia ,venga a la Argentina: Así podríamos solucionar todos los problemas que tenemos , así de fácil .

  2. La solución no está en la tecnología ,está en el pueblo . Saben acatar lo que proponen y nada más. Cuando nosotros aprendamos a vivir en plena democracia será distinto.

Los comentarios están cerrados.