FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

26/12/2017

Creció la producción de biodiesel

A pesar de los aranceles que puso EE:UU. a la importación de Argentina, la producción de biodiesel se incrementó levemente en un 0,4%.
Los aranceles de EE.UU. hicieron caer la exportación de biodiesel argentino. Pero esto se compensara con la apertura de la UE.

En los primeros diez meses de 2017, la producción de biodiésel exhibió un suave aumento del 0,4% respecto de 2016, al totalizar 2,2 millones de toneladas, ya que la interrupción de las exportaciones a los Estados Unidos atenuaron el fuerte incremento productivo registrado hasta julio, según un informe de IES.

El consumo interno de biodiésel en el acumulado a octubre de 2017 exhibió un elevado volumen que llegó a más de 956 mil toneladas, con un aumento del 13,2% respecto a igual período de 2016, y será récord en 2017, dada la mayor demanda de las petroleras y la baja base de comparación de 2016.

Las exportaciones de biodiésel en volúmenes fueron afectadas desde agosto por el cierre del mercado de los Estados Unidos (concentró el 91,2% de las ventas en 2016), que confirmó la imposición de aranceles (del 71,45% al 72,28%) a nuestro país por cinco años. Sin embargo, la reapertura de la Unión Europea desde septiembre, compensa hacia delante el cierre del mercado americano.

En los diez primeros meses de 2017, las exportaciones de biodiésel mostraron una caída del 4,9% en valores (u$s 964,9 millones) y del 4,1% en cantidades (1,29 millones de toneladas). Las exportaciones de biodiésel habían crecido fuertemente hasta julio, pero la merma anual entre agosto y octubre revirtió el crecimiento de la primera mitad del año, fruto del impacto del cierre del mercado americano.

Entre enero y octubre de 2017, las exportaciones a los Estados Unidos representaron el 75,2% del total en valores y el 74,8% en cantidades, aunque esto responde a las ventas realizadas hasta julio, ya que luego cayeron un 21,2% en valores y un 20,5% en el acumulado a octubre de 2017. Por otro lado, ya se nota la demanda europea en los diez primeros meses de 2017, ya que detrás de los Estados Unidos, aparecieron los Países Bajos con el 11,3% de los valores, seguido por Malta (6,2%) y España (4,6%).

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores, “la industria de los biocombustibles continuará afianzándose en 2018, pero necesitará de políticas del Gobierno para aumentar el consumo interno, las exportaciones, y fundamentalmente inversiones que permitan ampliar la capacidad instalada del sector”.

Archivado en: , , ,

 

 

Un pensamiento en “Creció la producción de biodiesel”

  1. En este mundo del revés, asignamos tierras y recursos, más allá de residuos o sobrantes de biomasa, para la directa producción y exportación de biocombustibles.
    Por otro con la expansión de producción de transgénicos nos cargamos el monte, bosque y selva nativa con una tasa alucinante de deforestación que reporta googlemaps y leemos esta semana que el bello felino que posa en el billete de mayor denominación prácticamente esta extinto principalmente por desaparición de su hábitat natural ante al topadora de desmonte.
    Mientras los propios reportes de ONG y el Indec indican una gran cantidad de población con necesidades básicas insatisfechas, (y una minoría que se apropia de un porcentaje cada vez mayor de la renta nacional).
    Pero es algo razonable en un planeta que produce alimentos más que suficientes pero con millones de habitantes muriéndose de hambre por evidentes fallos de base del sistema económico global al no adjudicar los recursos en forma eficiente.

    El problema de los biocombustibles es que no son solución alguna, además de no ser sostenibles, extensas evaluaciones en la UE reportan que liberan una mayor cantidad de contaminantes cancerígenos que los combustibles 100% de origen fósil.
    Y reitero que es hasta perverso incentivar una producción de biocombustibles cuando veo recientes imágenes que recorren el mundo mostrando a chiquitos desnutridos y semidesnudos en el norte argentino bebiendo agua de charcos en la calle o niños de edad escolar trabajando de sol a sol de banderilleros bajo letales nubes de desfoliantes e insecticidas en el campo cuando deberían estar estudiando.
    Como decía el poeta hispano Miguel Hernández: “¿Quién salvará a ese chiquillo menor que un grano de avena?, ¿De dónde saldrá el martillo verdugo de esta cadena?”, sin duda de estas empresas vinculadas directamente a la industria agroquímica seguro que no.

Los comentarios están cerrados.