FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

02/01/2018

Menos impuesto al lujo cuando deja de ser lujo

Por Francisco Schweizer* / El gobierno bajó los impuestos internos a los bienes suntuarios cuando se convierten en masivos. Las ventajas de esta reducción.
En el sector insisten en la necesidad de atender el aspecto impositivo .

Hoy en día nos encontramos frente a un proceso de innumerables cambios a nivel fiscal y tributario. Uno de ellos refiere a los denominados Impuestos Internos. Este impuesto no forma parte de los más conocidos, como lo son el Impuesto a las Ganancias o el Impuesto al Valor Agregado, pero igualmente provoca un impacto directo sobre el precio de ciertos productos de consumo habitual.

Recordemos que el Impuesto Interno es un gravamen selectivo que recae sobre algunos bienes, como pueden ser objetos suntuarios, productos eléctricos y electrónicos, bebidas alcohólicas y sin alcohol y automóviles, entre otros. Se trata de un tributo complementario al Impuesto al Valor Agregado, que tiende a receptar una recaudación adicional, ya que se consideran productos que ameritan tener un tratamiento diferencial por sus características propias.

Recientemente fue publicado el Decreto 979/2017, que produce modificaciones a dicho impuesto, tomando como referencia las costumbres de la sociedad y el consumo de ciertos productos que han perdido su calidad de bienes de lujo. Por ello, se ha procedido a disminuir, y en determinados casos a eliminar, la tasa que resulta de aplicación para ciertos productos como teléfonos celulares, monitores, equipos de aire acondicionado y otros aparatos eléctricos y electrónicos.

Las disposiciones del aludido decreto se encuentran en concordancia con lo propuesto en el proyecto de reforma fiscal recientemente presentado por el Poder Ejecutivo. El proyecto de reforma propone eliminar gradualmente el impuesto interno que recae sobre determinados bienes que poseen las características antes mencionadas. Asimismo, tal proyecto ataca la problemática del impacto que conlleva la aplicación de dicho impuesto sobre los automóviles, adecuando la tasa y disminuyéndolo en ciertos casos.

Retomando lo dispuesto por el Decreto 979/2017, el mismo también refiere a los productos fabricados por empresas de Tierra del Fuego, beneficiarias del régimen establecido por la ley 19.640. En ese sentido, se instaura en 0% la alícuota aplicable a tales productos, siempre que acrediten su origen en el Área Aduanera Especial creada por dicha norma.

Téngase en cuenta que los cambios mencionados ya se encuentran vigentes, con efecto para los hechos ocurridos a partir del 15 de noviembre de 2017.

Como puede observarse, se han producido importantes modificaciones en lo que respecta a Impuestos Internos, tendientes a adecuar la normativa actual y otorgar cierto respiro hasta tanto sea ratificada y legislada la reforma fiscal que hoy se encuentra en discusión. Entendemos que estas medidas deberían tener un impacto importante en el precio de los productos, con un claro componente reactivador en el consumo de los mismos.

*Gerente del área de Asesoramiento Fiscal, en SMS – San Martín, Suárez & Asociados.

Archivado en: , , , ,

 

 

6 pensamientos en “Menos impuesto al lujo cuando deja de ser lujo”

  1. Bajar impuestos es una muy buena medida. Qué comentan en rebajar las jubilaciones de los viejos jubilados ?ANSES también coopera para comprar autos de medio lujo ?

  2. Si, cel. de gama alta de más de mil u$ para un año de uso, TV Smart 4K de 100 pulgadas, lanchas deportivas, …
    Ya habían sacado impuestos al champagne, reducido los impuestos a los vehículo de gama alta ….
    Todos artículos básicos para una familia tipo o la canasta de un asalariado.

  3. Alex, no te preocupes por ahora, no te afecta. Ojo si ponen impuesto al dolobu, ahí hacé las valijas y tomate el palo, que se te va a complicar. Abrazo.

  4. Que noche Tete!
    Extrañaba esas ganzadas.
    Guarda cierta coherencia de un pais al que desde donde estoy lo muestran con fotos de una
    chiquilla en Misiones tomando agua en un charco en la calle y por otro aplican rebajas de impuestos a estos objetos imprescindibles, para un 1%.

  5. Por un lado estoy totalmente en desacuerdo con el esquema regresivo del PRO de más tenés menos pagás.
    Por otro, forma de tributarlo a través de impuestos internos es inadecuada.

    Por ejemplo, si necesitas monitores especiales de alta definición como insumo profesional como sucede en desarrollo de soft o áreas médicas que requieren de imágenes de alta calidad hay que pagar impuestos internos que son indescontables impositivamente.
    Todo una burrada.

    Además los “armados” precariamente en Tierra del Fuego tributan una alícuota de IVA reducida y encima están exentos de Impuestos Internos.
    Cuando en realidad son simplemente ensamblados, sin integración alguna con producción local, donde hasta las cajas, telgopor y manuales son importados.
    Seguimos con leyes de “promoción industrial” que fracasaron desde los tiempos nefastos de Delconte y sus fábricas con rueditas porque desde el lado empresarial nunca se cumplía con lo exigido por el régimen de promoción industrial.

    Bueno, parece ser que este Teté es un troll de tono paternalista pero alto nabo y bastante conocido …

Los comentarios están cerrados.