FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

04/01/2018

En Fortuna de enero: 2018, la economía que viene

Diez especialistas analizan distintas variables económicas para armar un posible escenario para este año que comienza. Crecimiento, inflación, dólar, déficit, inversión y comercio exterior. ¿Qué puede hacer Macri?

Diez expertos analizan el escenario que puede presentarse en 2018. El PBI, la inflación, el dólar, el consumo, la inversión, entre los temas analizados. ¿Podrá Macri romper el maleficio que indica que el país solo crece en años electorales? Los especialistas no prevén malos presagios, salvo algún cisne negro que pueda aparecer por el lado del frente externo.

 

 

8 pensamientos en “En Fortuna de enero: 2018, la economía que viene”

  1. Juancho
    Por supuesto que se esta invirtiendo!
    Un informe estadístico del diario La Nación de marzo del año pasado revela que sólo uno de cada seis dólares, que no tributarán renta financiera, de divisas ingresadas por “inversores extranjeros” se destina a inversiones productivas, el resto, digamos casi la totalidad, termina en bicicleta pura de LEBACs, seguros de caución y operaciones similares.
    Especulación neta sobre la que pagamos casi un 30% anual si el inversor tiene una data más o menos precisa de cuando entrar y salir, proceso que hoy le resulta además facilísimo y breve.
    A ello tengamos en cuenta que el “cierre final” con los Holdouts, del que todavía no hay información completa de los términos pactados pasados casi dos añitos, sigue abierto en otros frentes con otros grupos y por cifras similares como allá por septiembre del 2016 avisé.
    Con un agravante, estos nuevos juicios serán prácticamente un trámite abreviado ante los precedentes legales que sentamos en la rendición incondicional de abril del 2016.
    La única ventaja de aquella claudicación es que hoy, como nuestro preclaro presidente por aquel entonces vaticinó para justificar el acuerdo con la zanahoria para los jubilados en la mano, es que gracias a ese acuerdo no se requirió hacer dolorosos ajustes y cruentas reformas y hoy podemos decir que nos estamos casi ahogando en la lluvia de inversiones.
    Y ojo, toda esta catarata de nuevos Bonos emitidos a tasas superiores al 7% siguen también bajo la misma jurisdicción legal de NY y serán una jugosa fuente de ingresos para los fondos especulativos que pagarán las generaciones venideras.
    Y hay otras “tanditas” de juicios en ciernes con el CIADI, organismo de “arbitraje” al servicio de las corporaciones, de cual debíamos habernos retirado hace décadas.
    Y ahora ya con un elevado y peligroso nivel de deuda externa, que ha despertado mucho nerviosismo externo, los muchachos volverán a la fórmula anterior de la década perdida con cuasideuda zampandosé los fondos del ANSES, INSSJP, BCRA, … para cubrir el enorme agujero deficitario, dejando en prenda nuestras reservas de oro en Londres y rematando las baratijas inmobiliarias entre amigotes que quedaron de las joyas de la abuela.

    Ya empezaron a pedirle a los jubilados vía ANSES prestamos forzados de los recursos de sus cajas, bueno más bien se trata de “pagadios”, no les basta con ajustarle más el cinturón a los viejitos.

    “invirtieramos lo que entra ,tan fácil y tan difícil” (sic). Lo ideal es que la inversión en nuestro país salga de nuestro propio ahorro interno. De y para argentinos que desean vivir con lo suyo.

  2. DEL CRONISTA COMERCIAL…..Miércoles 10 de Enero de 2018

    Pese a la baja de retenciones, el complejo sojero aportará u$s 7100 M en dos años

    Serán u$s 4000 millones este año y u$s 3100 millones el año que viene, a medida que el tributo se vaya reduciendo 0,5% mensual. Prevén que crezca la recaudación.En el mes en que comenzó a instrumentarse el nuevo esquema de rebajas progresivas para las retenciones al complejo sojero, consistente en una baja del 0,5% mensual tanto para el poroto, el aceite y la harina, la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) estimó cuál será el impacto, tanto de recaudación como de resignación de aportes fiscales por parte del Estado para los próximos dos años.

    Con el esquema mencionado, calculó que el complejo sojero aportará al Estado un total de u$s 7100 millones en los próximos dos años, sólo en concepto de retenciones. Serán u$s 4000 millones en 2018 y otros u$s 3100 millones durante 2019, mientras que el impacto de la baja de las alícuotas se estableció en unos u$s 1630 millones que dejarían de entrar a las arcas estatales.

    Ese cálculo se explica por lo que dejará de entrar por la exportación del poroto de soja en ambos años (u$s 76 millones en 2018 y u$s 244 millones en 2019), por la harina de soja (u$s 267 millones y u$s 838 millones, respectivamente) y por el aceite de soja (u$s 107 millones y u$s 322 millones). Junto con este productos, se consideran los ingresos que se sumarán por la mayor retención que el Gobierno estableció al biodiésel (una alícuota del 8% para las ventas al exterior), que oscilarán entre los u$s 112 millones en ambos años.

    El impacto directo de la disminución de retenciones ascenderá en 2018 a u$s 451 millones, nivel que crecerá en 2019 hasta los u$s 1403 millones. “Sin embargo teniendo en cuenta los impactos indirectos y la recaudación por otros impuestos, el costo fiscal real de la medida sería de u$s 795 millones”, estimó la entidad cordobesa. Vale recordar que al comienzo del año los derechos de exportación sobre la soja se encontraban con una alícuota del 30%, y del 27% para los subproductos (en enero comenzó la rebaja del 0,5% mensual). La quita gradual despertó en las últimas semanas cuestionamiento de distintos sectores de la economía con el argumento de que el Gobierno beneficia al agro. Ante esto, la postura de la entidad fue recordar que en el período 2002-2017 el complejo agroalimenticio aportó en concepto de retenciones u$s 86.450 millones, mientras que el resto los sectores económicos u$s 33.070 millones. “Si se considera solamente al complejo sojero, el aporte fiscal desde 2002 fue de u$s 64.000 millones, equivalentes al 54% del total recaudado por derechos de exportación. A modo de comparación puede mencionarse que las reservas del Banco Central totalizaron en 2017 u$s 55.055 millones”, En el mes en que comenzó a instrumentarse el nuevo esquema de rebajas progresivas para las retenciones al complejo sojero, consistente en una baja del 0,5% mensual tanto para el poroto, el aceite y la harina, la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCCBA) estimó cuál será el impacto, tanto de recaudación como de resignación de aportes fiscales por parte del Estado para los próximos dos años.

    Con el esquema mencionado, calculó que el complejo sojero aportará al Estado un total de u$s 7100 millones en los próximos dos años, sólo en concepto de retenciones. Serán u$s 4000 millones en 2018 y otros u$s 3100 millones durante 2019, mientras que el impacto de la baja de las alícuotas se estableció en unos u$s 1630 millones que dejarían de entrar a las arcas estatales.

    Ese cálculo se explica por lo que dejará de entrar por la exportación del poroto de soja en ambos años (u$s 76 millones en 2018 y u$s 244 millones en 2019), por la harina de soja (u$s 267 millones y u$s 838 millones, respectivamente) y por el aceite de soja (u$s 107 millones y u$s 322 millones). Junto con este productos, se consideran los ingresos que se sumarán por la mayor retención que el Gobierno estableció al biodiésel (una alícuota del 8% para las ventas al exterior), que oscilarán entre los u$s 112 millones en ambos años.

    El impacto directo de la disminución de retenciones ascenderá en 2018 a u$s 451 millones, nivel que crecerá en 2019 hasta los u$s 1403 millones. “Sin embargo teniendo en cuenta los impactos indirectos y la recaudación por otros impuestos, el costo fiscal real de la medida sería de u$s 795 millones”, estimó la entidad cordobesa. Vale recordar que al comienzo del año los derechos de exportación sobre la soja se encontraban con una alícuota del 30%, y del 27% para los subproductos (en enero comenzó la rebaja del 0,5% mensual). La quita gradual despertó en las últimas semanas cuestionamiento de distintos sectores de la economía con el argumento de que el Gobierno beneficia al agro. Ante esto, la postura de la entidad fue recordar que en el período 2002-2017 el complejo agroalimenticio aportó en concepto de retenciones u$s 86.450 millones, mientras que el resto los sectores económicos u$s 33.070 millones. “Si se considera solamente al complejo sojero, el aporte fiscal desde 2002 fue de u$s 64.000 millones, equivalentes al 54% del total recaudado por derechos de exportación. A modo de comparación puede mencionarse que las reservas del Banco Central totalizaron en 2017 u$s 55.055 millones”,

    Como cantaba Atahulpa Yupanqui …Las penas son de nosotros las vaquitas son ajenas

    Y las penas son de nosotros LOS POROTOS DE LOS OTROS ..
    No fue para El gobierno ni para el Estado la lluvia de agrodolares !!

  3. No fue para El gobierno DE LA PAREJA QUE VINO DEL SUR la ¡¡¡LLUVIA DE AGRODOLARES !!!DESDE 2002 a 2017 apenas u$s 86.000 MM
    LA SOJA COTIZABA EL DOBLE DE HOY …¿Dónde se fue esa fortuna de USD …. ? ADIVINEN ….
    Y Cristina les Subvencionaba el combustible……
    Hoy Macri les HACE QUITA GRADUAL al Campo…
    Y PIDEN DEPRECIACION Y COMBUSTIBLE DE GRATIS..
    LAS PENAS SON DE NOSOTROS LAS VAQUITAS Y POROTOS DE LOS OTROS!!!!

  4. Y borrar a PERON a NESTOR a Cristina y la gente dice 70 años de PERONISMO
    SI PERON asumió años 1946 y al 1955 lo saco la revolución libertadora para salvarnos .
    Y nos ingresaron al FMI AL!BANCO MUNDIA Y LLEVARON el ORO A GUARDAR ALLÍ
    Contrajeron la. Deuda con el CLUB de París
    Y Cristina la,termino de pagar
    COn 75 años después de PERON fueron generalmente DICTADURAS MILITARES
    PERONISMO estaba proscrito .
    Y al peronismo echaran la culpa de los crímenes de la semana que viene ?

Los comentarios están cerrados.